Enlaces accesibilidad

Las madres que renuncien a sus hijos en Madrid permanecerán en el anonimato

  • El protocolo madrileño garantiza el bienestar del bebé y el anonimato de la madre
  • Con 18 años, el niño tendrá derecho a saber quién es su madre biológica
  • En la Comunidad se abandonan entre tres y cuatro niños cada año de forma ilegal
  • Casi 70 bebés son dados en adopción en renuncia hospitalaria cada año

Por
La consejera de Familia y Asuntos Sociales de Madrid, Engracia Hidalgo, en una de las residencias infantiles de acogida Comunidad de Madrid Comunidad de Madrid

Desde este lunes, la Comunidad de Madrid ha puesto en funcionamiento un protocolo para evitar el abandono de bebés y velar por su seguridad. También garantiza la confidencialidad de la madre, algo muy importante porque casi la totalidad de los casos de abandono se producen  por el miedo de éstas a ser identificadas.

Cada año se abandonan en la región madrileña entre tres y cuatro niños de forma irregular, según fuentes de la Consejería de Familia y Asuntos Sociales. La mayoría son casos de madres extranjeras sin papeles, que dejan a sus pequeños en la calle por miedo a ser deportadas, un error según la Consejería, porque "no pasa nada por renunciar a un bebé pero sí por abandonarlo" al tratarse de un delito. Además, han declarado, en el momento de la entrega de un recién nacido "no se hace hincapié en si la madre tiene papeles o no".

En la Comunidad cada año entre 60 y 70 niños son dados en adopción en renuncia hospitalaria, forma regular de renunciar a un bebé en caso de no poder hacerse cargo de él.

Funcionamiento del protocolo

El protocolo, pionero en España,  permite dar a los recién nacidos en adopción despues de que la madre haya abandonado el hospital de una forma  rápida y legal. Basta con llamar al 112 o al 012, y una unidad del Servicio Regional de Emergencia Especial se desplazará hasta el domicilio de la mujer. Los responsables le explicarán las alternativas de su decisión y le ayudarán a tramitar la entrega.

Posteriormente, trasladarán al pequeño a una de las residencias de acogida infantil, donde se garantiza su cuidado y guarda hasta que la Comisión de Tutela decida su entrega a una familia.

Garantía de confidencialidad

El nombre de la madre está encriptado en todos los documentos a través de un código numérico, lo que impide que aparezca su nombre. Fuentes de la Consejería han explicado a RTVE.es que la identidad de la madre sólo podrá verla el juez que lleve el caso, además de figurar, como dicta la ley, en el Registro Civil.

Otra persona que puede acceder a estos datos es el propio hijo. Una vez el menor haya cumplido la mayoría de edad, tendrá derecho a conocer el nombre de su madre biológica.

Bolsa de Adopción

Más de 650 familias 
madrileñas se han apuntado a la Bolsa de Adopción Nacional desde que se abrió el pasado 17 de octubre. Quieren conseguir el certificado de idoneidad, que les permitirá adoptar niños entre 0 y 3 años. La Bolsa se cerrará en diciembre. Ahorá habrá que evaluar a estos posibles padres para ver si cumplen todos los requisitos.

Cada año se adoptan en la Comunidad de Madrid entre 60 y 70 niños nacionales. En este región existen 125 centros de menores y residencias infantiles donde los niños tutelados son atendidos y cuidados. Tienen habitaciones preparadas con cunas, ropa, juguetes..., aunque el objetivo es que los pequeños pasen el menor tiempo posible en esta situación y pueda pasar cuanto antes a vivir con una familia.

El Ejecutivo autonómico tiene un total de 4.400 niños tutelados.

Noticias

anterior siguiente