Enlaces accesibilidad

Miles de firmas y una denuncia contra una urbanización en Candeleda, en la sierra de Gredos

  • Una asociación naturalista de Candeleda denuncia que hay un permiso caducado
  • Los vecinos critican que el terreno fue comprado como rústico
  • Dicen que las obras están en una zona de protección de aves en época de cría
  • Han recogido miles de firmas contra una urbanización que linda con el parque natural

Por
Rebelión contra unas obras en Gredos

El pueblo de Candeleda, en las estribaciones de la Sierra de Gredos, y lindando con el parque natural del mismo nombre, vive estos días una batalla por una nueva urbanización que apenas ha empezado a ser construida.

Un grupo de vecinos no ha dudado en salir a la calle, subir a la montaña, e incluso parar unas máquinas, que consideran intrusas en un paraje natural de esas características. "Toda la vida he visto la naturaleza, y quiero que la sigan viendo mis nietos" , dice Otilia con unas agujas de punto entre las manos.

El detonante de la polémica es la futura urbanización "Candelas de Gredos", que contará con 430 chalets y un hotel con 200 habitaciones en el límite del parque regional, según informa Clara Hostalet.

Denuncia ante la Guardia Civil

"La declaración de impacto ambiental tiene en cuenta esa cercanía y es favorable", dice Luis Ortega Arnaiz, jefe del servicio territorial de Fomento en Ávila.

No lo cree así la Asociación para la Protección del Medio Natural de Candeleda (CINCLUS), que ha cursado una denuncia contra los promotores de la urbanización en la que hace hincapié en la supuesta "falta de Declaración de Impacto Ambiental".

Además, denuncian la "variación de dominio público hidráulico en zona protegida, según hacen constar los artículos 55 del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Parque Regional de la Sierra de Gredos y 36 de la Ley de Espacios Naturales de Castilla y León".

Porque, según Manuel Marcuende, portavoz de la Plataforma contra la Especulación Urbanística y Ambiental en Candeleda, de la que también forma parte CINCLUS, el complejo ahora urbanizable fue comprado por la promotora como rústico.

Los detractores de la urbanización aseguran haber recogido más de ocho mil firmas en su intento de parar las obras.

Permiso caducado

La denuncia que CINCLUS ha presentado en el cuartel de la Guardia Civil afirma que según consta en la memoria de proyecto sellada por la Confederación Hidrográfica del Tajo, el permiso de captación de agua para la urbanización proyectada caducaba el 3 de junio.

Este permiso incluía la captación de agua del arroyo Castañarejo, en Candeleda, la instalación de una tubería y la construcción de un depósito de 750 metros cúbicos.

La denuncia asegura que "falta el permiso del Parque Regional de la Sierra de Gredos para la realización de estas obras de abastecimiento, tal y como recogen el artículo 58 del citado PORN, así como el acuerdo de la sesión de 27 de diciembre de 2.002 de la Comisión Territorial de Urbanismo de la Provincia de Ávila".

También recuerdan desde CINCLUS que "se están ejecutando las obras en un monte público propiedad del Ayuntamiento de Candeleda y en época de cría, cuando se trata de una Zona Especial de protección de Aves".

Noticias

anterior siguiente