Enlaces accesibilidad

Euroliga | Jornada 1

El Madrid se gusta en su debut y el Barça se congela en Moscú

  • Los blancos inician la Euroliga en modo campeón ante el Darussafaka (109-93)
  • El CSKA aprovecha la irregularidad culé para arrollar por 95-75

Por
Real Madrid - Darussafaka Estambul
El base del Real Madrid, Sergio Llull (d) con el balón ante el alero del Darussafaka Estambul, Stanton Kidd. EFE

El Real Madrid inicia la defensa de su título en la Euroliga con las mejores sensaciones después de ganar con contundencia por 109-93 al Darussafaka turco, campeón de la Eurocup, ante su público.

Los de Pablo Laso dieron un recital ofensivo para superar la barrera de los 100 puntos y deleitar a los aficionados presentes en el Wizink Center de la capital de España.

El partido perdió todo atisbo de suspense desde el salto inicial. El parcial de 11-2 de los blancos puso las cartas boca arriba desde el comienzo y el Darussafaka solo pudo hacer la goma con la ventaja de ahí al descanso.

En ese primer parcial y en todo el partido sobresalió el acierto anotador de Tony Randolph con 16 puntos, tres de ellos desde la línea de tiros triples. Aunque en esa faceta brilló todo el equipo con un total de 15 en 32 intentos.

Dos de esos triples se marcaron sobre la bocina, uno de Rudy Fernández al final del segundo cuarto y otro de Sergio Llull al final del tercero y desde el centro del campomandarina para poner una ventaja de 91-69 con diez minutos aún por disputarse.

El de Mahón acabó como el más valorado del Madrid con 13 puntos y ocho asistencias. En el último cuarto continúo el festival anotador, sobre todo desde la línea de 6,75, al que se habían unido Taylor, Causeur, Carroll y Campazzo, y hasta seis jugadores con más de diez puntos.

En el Darussafaka brilló sin éxito Ray Mccallum, con 18 puntos y una valoración de 20, el MVP del partido, que no sirvió más que para maquillar el resultado al final.

El Barça cae arrollado en Moscú

Víctor Claver, del Barça, intenta avanzar entre Nikita Kurbanov (izda) y Othello Hunter (dcha).

Víctor Claver, del Barça, intenta avanzar entre Nikita Kurbanov (izda) y Othello Hunter (dcha). EFE

El FC Barcelona inicia la participación de los equipos españoles en la Euroliga con una derrota en la cancha del CSKA de Moscú por 95-75. El conjunto que dirige Svetislav Pesic mostró una imagen irregular frente a uno de los pesos pesados de la competición.

Los azulgrana fueron a remolque durante la mayor parte del encuentro, salvo en los primeros minutos y con escaso margen. En el bando moscovita, el canario Sergio Rodríguez celebraba su partido 200 en la Euroliga, con dos triples de dos intentos nada más salir.

El 'Chacho' (12 puntos) fue uno de los artífices bajo su batuta del despegue local, que tuvo lugar en un segundo cuarto de claro dominio del conjunto de Dimitris Itoudis (30-12).

El Barça trató de rehacerse con un gran tercer cuarto (18-29) en el que los triples de Kyle Kuric (15 puntos) permitieron reducir una diferencia que llegó a ponerse en 26 puntos y acabó en once.

En el último parcial Pangos puso la diferencia por debajo de la barrera psicológica de los diez puntos (69-60), pero los de Pesic volvieron a desperdiciar el esfuerzo. Entre Higgins (18 puntos), el Chacho y Nando de Colo (17 puntos) anularon todo intento de reacción culé.

Deportes

anterior siguiente