Enlaces accesibilidad

Tenis | Wimbledon 2018

Anderson vence a Isner en la semifinal más larga de la historia de un Grand Slam

  • El sudafricano gana tras seis horas y media por 7-6 (6), 6-7 (5), 6-7 (9), 6-4 y 26-24
  • La duración del partido retrasa la disputa de la otra 'semi' de Wimbledon entre Djokovic y Nadal

Por
Lance del partido Anderson - Isner, este viernes en Wimbledon REUTERS REUTERS/Andrew Boyers

El surafricano Kevin Anderson derrotó en un agónico partido al estadounidense John Isner, por 7-6 (6), 6-7 (5), 6-7 (9), 6-4 y 26-24 en seis horas y 36 minutos para alcanzar la final de Wimbledon por primera vez, la segunda del Grand Slam en su carrera.

Fue el segundo partido más largo en la historia de Wimbledon, y la semifinal más larga de la historia del Grand Slam.

La larga duración de este partido ha retrasado varias horas la disputa de la otra semifinal entre Djokovic y Nadal, programada a continuación y puede alterar la programación del resto del torneo. La final, donde el de Johannesburgo ya ha reservado una plaza, está prevista el domingo.

Anderson, de 32 años, octavo del mundo, finalista del Abierto de EE.UU. el año pasado y verdugo del suizo Roger Federer en cuartos esta semana, ha sido el más fuerte este viernes.

Chispeando, con el cielo negro barruntando tormenta, y con ambos jugadores agotados, devorando plátanos y chocolatinas para mantenerse, ingiriendo líquidos sin cesar, disparando sus tiros como podían acabó un partido histórico, que el público de la central presenció sin moverse.

El perdedor, Isner, precisamente jugó con el francés Nicolas Mahut en Wimbledon 2010 el partido más largo de la historia (1ª ronda 6-4, 3-6, 6-7 (7), 7-6 (3) y 70-68): 11 horas y 5 minutos.

Isner acabó con 53 saques directos, (214 en el total del torneo), batiendo el récord del croata Goran Ivanisevic, de 212, instaurado en 2001 cuando ganó el título convirtiéndose en el primer y único campeón que lo lograba como invitado especial, pero no le valió para tumbar a Anderson.

La semifinal más larga de la historia del Grand Slam era hasta ahora la del sueco Stefan Edberg y el estadounidense Michael Chang, del Abierto de EE.UU. en 1992, de cinco horas y 26 minutos.

- El encuentro entre Kevin Anderson y el estadounidense John Isner, primera semifinal de Wimbledon, con victoria del surafricano por 7-6 (6), 6-7 (5), 6-7 (9), 6-4 y 26-24 en seis horas y 36 minutos, se convirtió en la semifinal más larga de la historia del Grand Slam.

Este duelo es el segundo partido más largo en la historia de Wimbledon, después del que protagonizaron el propio Isner y el francés Nicolás Mahut en 2010, el más largo de la historia (1ª ronda 6-4, 3-6, 6-7 (7), 7-6 (3) y 70-68) en número de juegos y tiempo, 11 horas, 5 minutos y 183 juegos.

Deportes

anterior siguiente