Enlaces accesibilidad

Mundial 2018 | Rusia 3 - 1 Egipto

Rusia acaricia los octavos y deja casi sentenciada a Egipto

  • La anfitriona vence 3-1 a Egipto con goles de Fathy(p.p) Cheryshev y Dzyuba
  • Salah, tras una nueva intervención del VAR, anotó de penalti 
  • Así te hemos contado el Rusia 3 - 1 Egipto, por Diego Olivencia

Por
Rusia celebra su segundo gol ante Egipto
El delantero ruso Denis Cheryshev celebra con sus compañeros el gol anotado ante Egipto. REUTERS REUTERS

Ficha técnica:
3 - Rusia:
 Akinféev; Mario Fernandes, Ignashévich, Kutepov, Zhirkov (Kudriasov, min. 86); Zobnin, Gazinski; Samédov, Golovin, Cheryshev (Kuziaev, min. 74); y Dyuba (Smólov, min. 79).
1 - Egipto: El Shenawy; Fathy, Gabr, Hegazy, Abdelshafy; Elneny, Hamed; Salah, Elsaid (Amr Warda, min. 63), Trezeguet (Ramadan Sobhy, min. 67); y Marwan (Kahraba, min. 81).
Goles: 1-0, M.47: Ahmed Fathy, en propia meta. 2-0, M.59: Cheryshev. 3-0, M. 62: Dzyuba. 3-1, M. 73: Salah, de penalti.
Árbitro: Enrique Cáceres (PAR). Amonestó a Trezeguet (min. 56) y Smolov (min. 84).
 

Rusia ha puesto pie y medio en los octavos de final de Mundial 2018 tras imponerse 3-1 a Egipto que queda así casi eliminada de esta Copa del Mundo.

La anfitriona, que venció 5-0 a Arabia Saudí en el partido inaugural, está virtualmente clasificada. Un pase a octavos que será matemático si Uruguay consigue puntuar ante Arabia Saudí, mientras que el combinado egipcio necesita que los sauditas ganen a los charrúas para tener una opción remota de seguir con vida en este Mundial.

El conjunto ruso, consciente de que una victoria le metía prácticamente en octavos, salió lanzado desde el inicio y los goles de Fathy, en propia puerta, Cheryshev y Dzyuba, acercaron su sueño de destacar en su Mundial.

El combinado egipcio reaccionó tarde cuando ya perdía 3-0 y solo pudo recortar las distancias tras un gol de penalti de Salah, que fue señalado tras una nueva intervención del VAR.

Rusia puso más ganas

La anfitriona llevó el peso del juego desde el minuto inicial pero no estuvo muy acertada en los metros finales. Egipto, por su parte, no quería arriesgar y lo fiaba todo a Salah, que reaparecía tras su lesión de hombro.

Así, a los hombres de Cúper les costó generar peligro. Solo en los minutos finales y gracias a la intervención de su estrella consiguieron meter algo de miedo al meta Akinfeev. Sobre todo con un disparo a la media vuelta que se marchó desviado por poco.

Festival goleador en la segunda mitad

Pero los goles no llegaron hasta la segunda mitad. Nada más reanudarse el encuentro Rusia se puso por delante gracias a un tanto de Fathy en propia puerta. El defensa egipcio mandó el balón al fondo de su portería cuando intentó desviar un disparo de Zobnim.

El partido se le ponía cuesta arriba al combinado africano y Rusia aprovechó ese desconcierto para anotar el segundo tanto, obra de Cheryshev, el más destacado de su equipo al igual que en el primer partido. El delantero del Villarreal culminó una gran jugada colectiva en la que, tras recibir el pase de la muerte de Mario Fernandes, remató desde la línea de fondo y dejó el partido casi sentenciado, a falta de 30 minutos.

Y sin tiempo para reaccionar, Rusia mató el choque con el gol de Dzyuba que suponía el 3-0, en el munto 61. Un golazo en el que el delantero del Arsenal controló el balón con el pecho, lo bajó para colocárselo a su pierna izquierda y soltó un lanzamiento ajustado al palo que se coló en la meta de El Shenawy.

A Egipto no le quedaba otra que intentar una gesta y recortó distancias con un tanto de penalti después de una nueva intervención del VAR. Sobni agarró descaradamente a Salah y aunque el colegiado señaló la falta fuera del área finalmente, tras la revisión arbitral, terminó concediendo la pena máxima.

Salah se encargó de transformar el penalti con un lanzamiento potente que Akinfeev no pudo detener. Y pese a que quedaba aún un cuarto de hora, el marcador no se movió y los de Cúper se quedan a expensas de un milagro que les mantenga en esta Copa del Mundo.

Deportes

anterior siguiente