Anterior Javier Fernández y la lucha por las plazas para los Juegos Olímpicos, en directo en +tdp Siguiente Froome: "Mi legado no va a quedar manchado por esto" Arriba Ir arriba
Shengelia, del Baskonia, pugna por un balón con Hines, del CSKA
Shengelia, del Baskonia, pugna por un balón con Hines, del CSKA AFP
Baloncesto | Euroliga

El Baskonia roza la remontada ante el CSKA

  • El conjunto moscovita se pone 2-0 en la eliminatoria tras ganar 84-82

  • Los vitorianos afrontarán el tercer partido en el Fernando Buesa Arena

|

Ficha técnica:

84 - CSKA Moscú (21+19+29+15): Jackson (7), De Colo (10), Kurbanov (8), Vorontsevich (2), Hines (10) -cinco inicial-, Khryapa (6), Teodosic (16), Augustine (9), Fridzon (8) y Higgins (8).

82 - Baskonia (20+15+23+24): Larkin (8), Hanga (6), Budinger (12), Shengelia (3), Voigtmann (10) -cinco inicial-, Tillie (10), Diop (7), Beaubois (21), Laprovittola (3), Blazic (2) y Luz (-).

Árbitros: Radovic, Sreten (Croacia), Jovcic, Milivoje (Serbia), Majkic, Mario (Eslovenia). Eliminaron por faltas personales a Hanga (min. 36), Tillie (min. 38) y De Colo (min. 38).

Incidencias: Segundo partido correspondiente a la eliminatoria de la Euroliga disputado en el Megasport Arena de Moscú ante 8.504 espectadores.

El Baskonia volvió a meter presión sin éxito al CSKA en el segundo partido de la eliminatoria de cuartos de la Euroliga. Estuvo más cerca la remontada, pero se quedaron a las puertas a escasos segundos para terminar cayendo 84-82 en Moscú.

Ahora la eliminatoria viaja a Vitoria con 2-0 a favor de los moscovitas y la obligación para el Baskonia de ganar dos partidos para al menos forzar el desempate, que sería en Moscú de nuevo.

El conjunto vitoriano saltó al 'maldito' pabellón ruso decidido a no regalarle de ningún modo la eliminatoria al vigente campeón pese a su merecida vitola de favorito. Con el principal propósito de "tener ambición durante los 40 minutos" como indicó Sito Alonso tras el primer choque (98-90), el cuarto inicial comenzó con un apasionante intercambio de canastas que no bajó siquiera con las rotaciones. Aguantó bien el tipo el cuadro vasco (14-15) hasta la entrada al parqué de Milos Teodosic, que si bien apenas aportó puntos en la primera mitad, estimuló a los suyos para establecer la primera fractura significativa (20-15) del duelo.

Las numerosas pérdidas de Baskonia (6) en el arranque lastraron en gran parte sus aspiraciones, las cuales no obstante volvieron a reavivarse tras un triple sobre la bocina de Tillie a la conclusión del primer cuarto (21-20). El potencial desde el perímetro de los rusos se hizo manifiesto también en un segundo periodo en el que la anotación descendió notablemente del lado visitante, coincidiendo con un tiempo muerto solicitado por Dimitrios Itoudis y la posterior salida fulgurante a cargo de Nando De Colo.

Cuatro minutos de despiste sin contemplar el aro que mermaron sobremanera a Baskonia y permitieron un parcial moscovita de 9-0, del que para sorpresa de propios y extraños poco tuvieron que ver sus dos bases estrella. Tan solo el acierto de tres de Budinger (2/3) y Beaubois (5/9) fueron el sustento vitoriano para mantener al menos un halo de esperanza al descanso (40-35). Bastó, por tanto, un fino y no menos importante desliz antes del paso por los vestuarios para que el panorama cambiase de forma radical en contra de los intereses de los de Sito Alonso. 

Una tesitura que se agudizó aún más tras la reanudación cuando apareció un imperial Milos Teodosic. El base serbio, que se guardó los puntos para la segunda mitad tras estar apagado durante veinte minutos, acaparó todo el protagonismo ofensivo de CSKA decidido a finiquitar el encuentro. Sus descomunales 13 unidades en 6 minutos del tercer periodo a través de una salida en tromba digna de mención establecieron la mayor renta del choque con un margen de 17 puntos (64-47), una distancia prácticamente insalvable que recordó al tramo final del envite del precedente de hace dos días.

Sin embargo, Baskonia se agarró al partido sin dar indicio alguno de rendición (77-68) hasta el final. Con De Colo eliminado por faltas personales, Beaubois volvió a echarse al equipo a la espalda respaldado por la batuta de Larkin para reducir la distancia ante el desconcierto ruso. Dos rebotes de Voigtmann y un reverso sensacional, previo fallo de Hines, pusieron a Baskonia a tan solo un punto (80-79) a falta de menos de un minuto. Jackson encontró sin oposición el resquicio de la defensa vasca con una bandeja que parecía definitiva, pero que no lo fue por un resbalón inoportuno que permitió de inmediato el triple de Beaubois para poner las tablas.

La ilusión perduraba en las filas vitorianas a falta de una última posesión. Pero la suerte no estaba de su lado y esta vez tampoco fue suficiente para dar por fin la sorpresa en territorio ruso doce años después. Teodosic tomó la última posesión local y falló, pero Hines se hacía dueño del rebote y la defensa de Baskonia ejercía falta sobre él, no fallando sus correspondientes dos tiros libres y ejecutando por segundo partido consecutivo (84-82) a un conjunto vasco que buscará lo imposible el próximo martes en Vitoria.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente