Enlaces accesibilidad

Atletismo | Mundiales de Moscú 2013

Bolt y Fraser-Pryce, emperadores de todas las Rusias

  • Usain Bolt logra tres oros y se convierte en el más laureado de la historia
  • Su compatriota Fraser-Pryce iguala el triplete y completa la fiesta jamaicana
  • Rusia arrebata el primer puesto del medallero a Estados Unidos
  • Repasa lo mejor de los Mundiales de Moscú 2013 en RTVE.es

|

Por
Bolt y Fraser-Pryce, protagonistas absolutos de Moscú

Los jamaicanos Usain Bolt y Shelly-Ann Fraser-Pryce liquidaron las últimas esperanzas de sus adversarios en la última posta de los relevos 4x100 y completaron sus tripletes de oro en los Mundiales, que por primera vez en los últimos doce años terminó con Rusia al frente del medallero.

Siete medallas de oro, frente a las siete de Estados Unidos, concedieron el primer puesto a Rusia pese a que el equipo norteamericano recolectó más en total: 25 frente a 17. En la clasificación por puntos, sin embargo, volvió a dominar la selección estadounidense.

Usain Bolt ejecutó los pasos de una danza tradicional rusa y lanzó a la grada las zapatillas con las que había conseguido su décima medalla de oro, la que le convertía en el atleta más laureado de la historia de los Mundiales, superando al estadounidense Carl Lewis, que logró los mismos oros y también diez en total, pero con una plata menos.

Tres medallas de oro tenía que ganar en Moscú Usain Bolt para superar al 'Hijo del Viento'. Ganó la primera en 100 metros, el domingo pasado, y la segunda en 200, el sábado. Este domingo, jornada de clausura, remató la faena conduciendo, en la última posta, a su equipo a la victoria con un tiempo de 37.36.

Estados Unidos, con Charles Silmon, Michael Rodgers, Rakieem Salaam y Justin Gatlin, fue por delante hasta mediada la tercera posta, pero cuando Nickel Ashmeade entregó a Bolt las dos grandes potencias estaban emparejadas, y a partir de ahí el "Relámpago" hizo el resto hasta cruzar la meta dos metros por delante de Gatlin.

Fraser-Pryce completa la fiesta jamaicana

En el relevo femenino, Shelly-Ann Fraser-Pryce igualó la cosecha de Bolt en Moscú -tres oros- como líder del cuarteto ganador con nuevo récord de los campeonatos (41.29) y una increíble ventaja de 1.54 segundos, la más amplia de siempre, sobre el segundo, Francia (42.73), que repitió la plata de Daegu 2011.

La mejor marca de la jornada, y de los campeonatos en conjunto, la puso el francés Teddy Thamgho, que sacó provecho de la dirección de un cubano, Iván Pedroso, cuatro veces campeón mundial de longitud, para batir en la final de triple a otro cubano, Pedro Pablo Pichardo, en un formidable combate que el francés resolvió por KO con un soberbio salto final de 18,04, el mejor del mundo en 15 años.

Thamgo se convierte en el tercer hombre que rompe el muro de los 18 metros, siguiendo los pasos del plusmarquista mundial, el británico Jonathan Edwards (18,29) y del estadounidense Kenny Harrison (18,09). Se trata sólo del quinto salto de la historia superior a los 18. El anterior databa del 9 de julio de 1998, cuando Edwards saltó 18,01 en el estadio Bislett de Oslo. Tres de esas marcas superiores a los 18 metros pertenecen al británico.

Thamgo, que tiene el récord mundial de la prueba en pista cubierta con 17,92, resolvió de forma contundente el empate a 17,68 que hasta su último salto mantenía con Pichardo y dio a Francia su primera medalla en esta disciplina. Pichardo, que con 20 años llegaba a Moscú al frente del ránking mundial con sus 17,69 conseguidos el 4 de junio en La Habana, buscaba su consagración en un concurso sin un favorito claro, tras proclamarse campeón mundial júnior el año pasado en Barcelona, y, aunque sin el oro, ha conseguido ser el medallista más joven en esta prueba. El bronce, con 17,52, fue para el estadounidense Will Claye, que dejó fuera del podio al anterior campeón, su compatriota Christian Taylor (17,20), actual titular olímpico.

Kiprop revalida su título en el 1.500

En 1.500, el keniano Asbel Kiprop, actual campeón olímpico, revalidó su título mundial con una recta majestuosa que le condujo victorioso a la meta con una marca de 3:36.28, tres metros por delante del estadounidense Matthew Centrowitz. Kenia sacrificó a Nixon Chepseba, que abrió carrera justo hasta el toque de campana anunciador de la última vuelta. Entre Chepseba, que pasó los 400 en 59.68 y los 800 en 1:59.24, y el resto se abrió un pequeño hueco que no causó la menor preocupación al campeón.

Kiprop redujo la diferencia, se puso al frente en el último giro y a partir de la última curva batió a todos con su zancada imperial. Centrowitz fue el más rápido entre los demás, superando por cinco centésimas (3:36.78) al sudafricano Johan Cronje (3:36.83). En 800, Eunice Jepkoech Sum, que hace dos años había sido eliminada en semifinales, dio hoy a kenia su segundo título mundial en la distancia.

Hasta hoy sin historial de relevancia, Sum batió en un cerrado esprint, con su mejor marca de siempre (1:57.38), a la defensora del título, la rusa Mariya Savinova (1:57.80) y a la estadounidense Brenda Martínez (1:57.91). En jabalina, la alemana Christina Obergfoll consiguió con 31 años la medalla de oro que había perseguido durante toda su carrera al batir en la final a la australiana Kimberley Mickle y a la rusa, Maria Abakumova, defensora del título.

Después de las tres primeras rondas dominaba Christina Obergfoll con los 69.05 de su tercer tiro, por delante de la australiana Kimberley Mickle, que en su segundo había hecho marca personal (66,25), y de Abakumova, que se había estrenado con 65,09. Los 69,05 bastaron para dar la victoria a Obergfoll, pese a que Mickle mejoró en su último tiro hasta los 66,60, marca personal. Abakumova se quedó con su mejor marca del primer tiro, en posición de bronce.

Deportes

anterior siguiente