Enlaces accesibilidad

Atletismo | Mundiales de Moscú 2013

Fraser-Pryce, reina de la velocidad en los Mundiales de Moscú

  • La atleta jamaicana se impone con autoridad con una marca de 10.71
  • Maurielle Ahoure y Carmelita Jeter, plata y bronce respectivamente
  • Oliver arrasa en los 110 metros vallas y Ohuruogu gana el 400 sobre la meta
  • Adams, campeona de peso, primera mujer que logra cuatro oros seguidos
  • Mundiales de Atletismo en directo, 10-18 agosto en TdP, TVE HD, RNE y RTVE.es

Por
Fraser-Pryce, reina de la velocidad

La jamaicana Shelly-Ann Fraser-Pryce se ha proclamado campeona del mundo de 100 metros lisos al imponerse con autoridad con un tiempo de 10.71 segundos en la final a la costamarfileña Ahoure, plata con un tiempo de 10.93, y a la estadounidense Jeter, 10.94, que se colgó la medalla de bronce de los Mundiales de Moscú 2013.

Con la mejor marca mundial del año, Fraser-Pryce no dio opción a sus rivales y ha consolidado la hegemonía mundial en la velocidad de Jamaica, que este domingo hizo lo propio en categoría masculina con Usain Bolt.

No importó que saliera algo lenta (174 milésimas). Su espectacular puesta en acción, con pasitos cortos y potentes, la puso en cabeza rápidamente y fue alejándose cada vez más hasta cruzar la raya 22 centésimas antes que la marfileña Murielle Ahoure, la ventaja más amplia sobre la segunda en las 14 ediciones de los Mundiales.

La estadounidense Carmelita Jeter, defensora del título, llegó tercera con 10.94, por delante de su compatriota y campeona nacional English Gardner.

La nigeriana Blessing Okagbare, llamada a disputar el oro a Fraser-Pryce, comenzó a notar los efectos nocivos de una ambición tal vez excesiva porque se propone correr aquí tres pruebas individuales. Ya fue subcampeona en longitud; hoy sólo puso llegar sexta con 11.04, y todavía le queda el 200.

Fraser, el 'cohete de bolsillo' ('pocket rocket'), ya era antes de este lunes la más rápida del año con la marca de 10.77 que obtuvo en las series de la reunión de Londres, el 27 de julio. Curiosamente, luego en la final fue batida por tres rivales, incluida Okagbare, que fue la ganadora con 10.79.

David Oliver arrasa en 110 metros vallas, Merrit fuera del podio

El estadounidense David Oliver encabezó el doblete estadounidense en la final de 110 metros vallas de los mundiales con la mejor marca mundial del año (13.00), en una carrera que dejó fuera del podio al defensor del título y al plusmarquista mundial.

Estados Unidos, que aspiraba a copar el podio con tres de sus cuatro representantes en la final, sólo dejó escapar el bronce, que fue para el ruso Sergey Shubenkov con 13.25. Entre los dos se intercaló Ryan Wilson con 13.13. Fracasaron sin paliativos los otros dos norteamericanos. Jason Richardson, que defendía título, llegó cuarto, a tres centésimas de Shubenkov, y Aries Merritt, plusmarquista mundial y campeón olímpico, sexto con 13.31.

En semifinales había caído, literalmente, el jamaicano Hansle Parchment, medallista de bronce en los Juegos de Londres, que tropezó con un obstáculo y terminó tendido sobre la calle uno. En la misma serie, ganada por Richardson con 13.34, Merritt había pasado por los pelos, tercero con 13.44.

Ohuruogu roba el título de 400 a Montsho en el último suspiro

La botsuanesa Amantle Montsho creía haberse convertido en la segunda mujer que revalidaba el título mundial de 400 pero en el último instante surgió a su izquierda la británica Christine Ohuruogu que le arrebató la victoria por milésimas. Las dos recibieron la misma marca -49.41, récord nacional en el caso de la británica- pero la foto de llegada coronó campeona a Ohuruogu, que ya lo había sido seis años antes en Osaka.

Campeona olímpica en Pekín y subcampeona el año pasado en Londres, Ohuruogu tomó la recta dos metros por detrás de Montsho pero no se resignó. Su rabiosa reacción le dio la medalla de oro, arrojándose sobre la línea cuando la botsuanesa ya frenaba echando el torso para atrás. El público ruso, escaso como en las dos jornadas anteriores, disfrutó con la medalla de bronce de Antonina Krivoshapka, actual campeona de Europa, que llegó tercera con 49.78.

Valerie Adams, primera mujer que logra cuatro títulos seguidos

La neozelandesa Valerie Adams, doble campeona olímpica (Pekín y Londres) y tres veces campeona mundial de peso, se ha convertido en la primera mujer que obtiene cuatro medallas de oro consecutivas en Mundiales al imponerse en la final con una marca de 20,88 metros.

Se trata de su victoria consecutiva número 39, más cantada que nunca después de sus 20,90 en Londres a finales de julio. Si hace dos años ganó el título en Daegu con nuevo récord de Oceanía (21,24), hoy le bastó con 36 centímetros menos. El concurso careció de emoción. Adams lanzó la bola a 20,41 metros en su primer tiro y dejó sentenciada la contienda porque ninguna de sus rivales se le acercó. Luego mejoró hasta los 20,88 en el tercero.

La alemana Christina Schwanitz, campeona de Europa bajo techo en marzo pasado, demostró que los nervios que la atenazaban en las grandes competiciones son cosa del pasado. Hoy batió su récord personal con un tiro de 20,41 que le dio la medalla de plata. El tercer puesto, con 19,95, fue para la china Lijiao Gong -bronce olímpico en Londres y mundial en Daegu-, que arrebató por un centímetro la presea a la estadounidense Michelle Carter, que llegaba segunda del ránking mundial con sus 20,24 de junio pasado -récord nacional-.

Deportes

anterior siguiente