Enlaces accesibilidad

Copa del Rey 2013 | Caja Laboral 80-69 Barcelona Regal

El Barça se impone al anfitrión en su casa y jugará la final de Copa (80-69)

  • El partido estuvo igualado hasta el último cuarto en el que apareció Navarro
  • El escolta (20 puntos, 2 asistencias y 2 rebotes) optará a ganar su sexta Copa
  • Todos los datos y estadísticas del Caja Laboral 80-69 FC Barcelona Regal

Por
Caja Laboral 69-80 FC Barcelona Regal

Ficha técnica:

69 - Caja Laboral (19+20+18+12): Heurtel (11), Causeur (4), Nocioni (11), Mirko Bjeliça (2) y Lampe (15) -cinco inicial-; Cook, Jelinek, San Emeterio (5), Nemanja Bjeliça (10) y Pleiss (11).

80 - FC Barcelona Regal (18+17+20+25): Sada (4), Navarro (20), Mickeal (5), Lorbek (12) y Tomic (9) -quinteto inicial-; Huertas (4), Jasikevicius, Oleson (9), Wallace (3), Jawai (7) y Rabaseda (7).

El FC Barcelona Regal ha sabido resistir el empuje del Caja Laboral y jugará la final de la Copa del Rey 2013 contra el Valencia Basket, gracias a un último cuarto decisivo en el que emergió, como casi siempre, la figura de su jugador franquicia: Juan Carlos Navarro. [Estadísticas del Caja Laboral 80-69 FC Barcelona Regal]

El escolta no dio muestras de dolor y con sus 20 puntos, 2 rebotes y 2 asistencias optará a ganar su sexta Copa del Rey y a levantar el trofeo de mejor jugador del torneo, algo que aunque parezca increíble no ha ganado nunca.

Ambos equipos afrontaban el decisivo encuentro con sus dos capitanes y estandartes tocados físicamente: Fernando San Emeterio y Juan Carlos Navarro. A pesar de las molestias, ninguno de los dos quiso perderse el choque y participaron en el calentamiento como el resto de sus compañeros, ilusionando así a sus respectivas aficiones. Navarro incluso integró el quinteto titular de Xavi Pascual.

En las gradas del Buesa Arena había minoría culé, unos 500 seguidores de los 14.000 totales. Sin embargo, el conjunto blaugrana que hoy vestía de verde arrancó el partido muy enchufado, como si se tratase de la tercera prórroga contra el Real Madrid.

El porcentaje de tiro de ambos equipos en el comienzo no fue bueno y gracias a eso la igualdad en el marcador fue la tónica en los primeros cinco minutos.

Un gran Nocioni se echó el equipo a sus espaldas para romper esa igualdad y obligar a Pascual a pedir el primer tiempo muerto para frenar un parcial de 9-0 a favor de Baskonia. La pausa surtió efecto y el Regal Barça consiguió devolver el golpe y dejar el marcador en el ajustado 19-18 al final del primer cuarto.

Para el arranque del segundo round saltó San Emeterio a la pista para que su equipo volviera a tomar la iniciativa del juego. El Barça por su parte no estaba por la labor de bajar el pistón y tenía a Oleson como artillero ante el que fuera su equipo hasta hace dos semanas (3/3 en triples).

El empuje del pabellón ayudó a los chicos de Tabak que volvieron a apuntarse el parcial por tres puntos con lo que los dos equipos se fueron a los vestuarios con 39-35 en el marcador.

Navarro apareció cuando su equipo lo necesitó

Tras el descanso, el Barça apretó los dientes y consiguió un parcial de 0-7 que le colocó por delante en el choque, algo que no hacía desde la primera jugada del partido. Pero enfrente estaba el equipo anfitrión del torneo y por carácter no iba a ser. A falta de 2:43 para el final del cuarto, un triple de San Emeterio puso a Caja Laboral cuatro puntos arriba (53-49) que hizo estallar al pabellón vitoriano mientras Xavi Pascual pedía el tiempo muerto.

El Barça tuvo que encomendarse a su santo particular, es decir a Juan Carlos Navarro, para mantenerse en la Copa y el escolta no defraudó colocando a su equipo a dos puntos del rival (57-55) al término del tercer cuarto. Todo se decidiría en la última manga.

En los minutos definitivos pesó la sangre fría del equipo culé y su acierto desde la línea de triple. Dos lanzamientos consecutivos de Navarro y de Rabaseda obligaron a Tabak a pedir tiempo muerto pero la hemorragia ya estaba abierta (parcial de 0-14). El Barça consiguió su máxima diferencia del partido (+12) a falta de poco más de cinco minutos.

Ya no hubo marcha atrás. Los tiros locales no entraron y además Navarro no tuvo piedad. El escolta llevó a su equipo a la final (20 puntos, 2 asistencias y 2 rebotes) y optará a conseguir su sexta Copa del Rey.

Deportes

anterior siguiente