Enlaces accesibilidad

Copa del Rey 2013 | Real Madrid - Barcelona Regal

El Barça remata al Madrid en un largo y emocionante clásico

  • El equipo azulgrana se mete en semifinales en la segunda prórroga
  • La pintura del Barça superó al juego exterior blanco en un final de infarto
  • Datos y estadísticas del Real Madrid 108-111 Barcelona Regal

Por
Real Madrid 108-111 Barcelona Regal

Ficha técnica:

108 - Real Madrid (18+28+14+17+16+15): Draper (2), Llull (23), Rudy Fernández (15), Mirotic (17) y Begic (-) -quinteto inicial-; Sergio Rodríguez (18), Carroll (17), Suárez (2), Reyes (2), Slaughter (8) y Hettsheimer (4).

111 - FC Barcelona Regal (25+24+15+13+16+18): Sada (2), Navarro (11), Mickeal (26), Wallace (11) y Tomic (20) -quinteto inicial-; Huertas (13), Jasikevicius (-), Oleson (5), Rabaseda (-), Lorbek (17) y Jawai (6).

Parciales: 18-25, 46-49 (descanso); 60-64, 77-77 (40'), 93-93 (primera prórroga) y 108-111 (segunda prórroga).

Árbitros: Hierrezuelo, Bultó y Jiménez. Eliminaron por cinco faltas personales a Reyes (min.45) y Mirotic (min.45).

Incidencias: Primer partido la primera jornada de cuartos de final de la Copa del Rey Vitoria 2013, presenciado en Buesa Arena por 14.500 espectadores.

El Barcelona Regal se ha clasificado para semifinales de la Copa del Rey 2013 al eliminar al vigente campeón, el Real Madrid, en un larguísimo y emocionante clásico que se decidió en la segunda prórroga por 108-111 gracias a la superioridad en la pintura de los azulgranas, que anuló el efectivo juego exterior madridista. [Datos y estadísticas del Real Madrid 108-111 Barcelona Regal]

Nadie había pensado en un inicio tan espectacular de Copa pero todos lo hubieran firmado. El choque más esperado, la reedición de las últimas tres finales, explotó en el primer partido de toda la competición de manera espectacular. La igualdad entre los dos grandes del baloncesto español reinó durante los cuatro cuartos y las dos prórrogas de un partido que no quería terminar.

Finalmente fue el Barça el que se llevó el gato al agua, tras 50 minutos de juego, gracias al dominio que exhibió durante todo el partido en la pintura ante un Real Madrid desfigurado, que aguantó el ritmo con triples y fe, y que incluso tuvo el partido en sus manos en el final de la primera prórroga. Sin embargo, el Barça consiguió rehacerse y rematar a su rival en el segundo y definitivo tiempo añadido, gracias a Mickeal y Tomic, los grandes artífices del triunfo culé.

El estadounidense abrió el camino hacia la victoria con sus 26 puntos y 31 de valoración. Fue el referente azulgrana durante buena parte del partido. Metido de lleno, inspirado como nunca, el exbaskonista brilló en el Buesa Arena para hacer descarrilar al Madrid, que llegó a la cita como máximo favorito. Y precisamente un exmadridista, Ante Tomic, hasta ahora muy discutido en la Ciudad Condal, reventó en los momentos decisivos y acabó siendo el jugador más valorado del encuentro, con 20 puntos y 33 de valoración.

El pívot estuvo perfecto en la segunda prórroga, en la que el Barça consiguió despegarse a pesar de los tres triples de Sergio Llull, que mantuvieron intactas las opciones merengues hasta prácticamente el último segundo de partido. Los 23 puntos del escolta madridista maquillaron su alicaído partido, en el que fue superado una y otra vez por un magnífico Marcelinho Huertas.

Mirotic no fue suficiente

Por el lado madridista fue Mirotic el que destacó por encima de todos. Sobre él giró el juego blanco y fue el jugador que salvó los muebles en los momentos críticos del choque. Ante un Barcelona cerrado y con la autovía hacia el aro cortada, el Real Madrid sufrió en ataque, donde solo Mirotic y, en ocasiones, un feroz Slaughter, mantuvieron el tipo.

El partido era del Barça, que arrancó mucho más metido que su rival, con un parcial de 0-5 para empezar, y con las ideas mucho más claras que los de Laso. Sin embargo, la fe madridista evitó que los azulgranas se marcharan en el marcador más allá de los nueve puntos que consiguió al comienzo del segundo cuarto. Los blancos aparecían a ráfagas y así consiguieron mantener sus opciones hasta el final.

Y así, como si ninguno de los dos equipos se decidiese a rematar al contrario, el partido derivó en dos prórrogas para brindar por la siempre esperada Copa del Rey. Baloncesto en estado puro. Ya no existían favoritos y era el momento de las mejores muñecas. Con Navarro muy difuso, el protagonismo en el Barça lo tomaron Marcelinho, Mikeal y Tomic. Por el Madrid, Rudy, Sergio y Llull. Y, aunque la lucha fue fantástica entre juego exterior e interior, el partido acabó decidiéndose desde el tiro libre, donde el 75% de acierto azulgrana derrotó al 65% madridista. El campeón hincó la rodilla y el Barça, que sufrió para entrar en la Copa, sigue adelante. Así es el baloncesto y así es la Copa. Espectacular.

Deportes

anterior siguiente