Anterior Movistar Inter acaba con el anfitrión Kairat Almaty y jugará la final de la Copa de Europa Siguiente Nadal se deshace del coreano Chung para alcanzar las semifinales Arriba Ir arriba
España supera a Hungría y espera invicta a Croacia
Mundial de Balonmano 2013 | Hungría 22-28 España

España vence a Hungría y se jugará la primera plaza del grupo con Croacia (22-28)

|

Ficha técnica:

22 - Hungría: Mikler; Harsanyi (3), Zubai (2), Laszlo Nagy (6), Schuch (-), Kornel Nagy (1) y Csaszar (1) -equipo inicial- Tatai (ps), Szollosi (1), Mocsai (2), Gergo Ivancsik (3), Putics (2), Krivokapic (-), Vadkerti (-), Ancsin (-) y Lekai (1).

28 - España: Sterbik; Víctor Tomás (6), Maqueda (2), Sarmiento (6), Alberto Entrerríos (2), Ariño (-) y Aginagalde (1) -equipo inicial- Sierra (ps), Rocas (5, 1p), Cañellas (-), Montoro (2), Morros (-), Ruesga (2), Antonio García (2) y Guardiola ()

"Ahora a por Croacia", ese el pensamiento de todos los jugadores de la selección española de balonmano tras imponerse a Hungría y sumar su cuarta victoria en el Mundial de Balonmano de España 2013. Apoyados en una gran defensa y en un enorme Sterbik, los 'Hispanos' han superado (22-28) a una selección de Hungría que se vino abajo en el momento en que los de Valero supieron anular a su estrella Laszlo Nagy. [Resultados y clasificaciones del Mundial de Balonmano 2013]

Apenas una decena de sitios se quedaron vacíos en una Caja Mágica que lucía acorde a la importancia del duelo entre hispanos y magiares.

Los primeros goles llegaron desde el extremo, tanto el inicial de España –obra de Víctor Tomás– como el del equipo húngaro –obra de Ivancsik–.

El equipo liderado por el exazulgrana Laslo Nagy no se iba a dejar amedrentar por el ambiente y apoyados en el lateral zurdo y en el central Csaszar supieron aguantar los golpes en una y otra portería durante los primeros diez minutos.

El ataque español estaba liderado por el capitán Alberto Entrerríos y por el central canario Dani Sarmiento. Sin embargo, lo que faltaba era que los balones llegaran a Julen Aginagalde que se las veía y se las deseaba con la defensa magiar en los seis metros.

En el minuto 22, el seleccionador húngaro Lajos Mocsai se vio obligado a dar descanso a su estrella Nagy –el zurdo acumulaba 4 goles– y el ataque magiar se resintió. Del 13-11 se pasó al 13-12 en los dos minutos que duró su descanso y cuando volvió a la pista, Valero Rivera ordenó a Aitor Ariño que se pegase a Nagy como una lapa y España consiguió empatar el choque 14-14 en el minuto 24.

Con ese marcador en tablas concluyó la primera mitad.

España demuestra fondo de armario

Tras la reanudación, los 'Hispanos' consiguieron ponerse por delante en el electrónico (14-15) gracias al gol de Víctor Tomás a la contra después de un robo en defensa de Jorge Maqueda.

Hungría seguía sin encontrar alternativa al marcaje individual sobre Nagy. Para colmo de males, el lateral fue sancionado con dos minutos en el 7’ por alcanzar con su mano el rostro de Aginagalde en tareas defensivas. A su vuelta, el resultado reflejaba el punto de inflexión: 15-17.

Fue entonces cuando emergió la figura de Arpad Sterbik en la portería. El cancerbero, que tenía al pabellón entregado, se convirtió en un muro para los lanzamientos magiares y España consiguió abrir brecha de tres goles en el tanteador (16-19).

Traspasado el ecuador de la segunda mitad el partido estaba en un pañuelo. Valero tuvo que dar recambio a sus jugadores y suplentes como Rocas, Ruesga, García o Montoro respondieron con goles para mantener a España por delante 20-23 antes de que se afrontasen los últimos diez minutos de partido.

La exclusión del jugador magiar Kornel Nagy en el minuto 24 fue determinante para el desenlace del encuentro. Del 20-24 se pasó al 20-26 tras la superioridad numérica de los 'Hispanos' y el partido ya estaba sentenciado.

Los minutos finales fueron una fiesta para una afición española en la que ni el príncipe Felipe era capaz de contener la alegría por la cuarta victoria de los chicos de Valero Rivera.

Ahora Croacia será el rival con el que habrá que batirse el cobre para determinar quién resulta finalmente primero de grupo y evita así un posible cruce con Francia en cuartos de final. Para el sábado ya se ha colgado el cartel de No hay billetes en la Caja Mágica por lo que Madrid despedirá con honores a sus 'Hispanos'.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente