Enlaces accesibilidad

Londres 2012 | Baloncesto

Estados Unidos acribilla a Nigeria y rompe todos los récords

  • La selección americana se impone 156-73 y bate el récord anotador olímpico
  • Carmelo Anthony iguala con diez el récord de triples anotados en un partido
  • Estados Unidos anotó 49 puntos en el primer cuarto del partido

Por

Ficha técnica:

156 - Estados Unidos (49+39+41+37): Paul (7), Bryant (16), Durant (14), James (6), Chandler (2) -cinco inicial-, Westbrook (21), Williams (13), Iguodala (9), Love (15), Harden (7), Anthony (37) y Davis (9).

73 - Nigeria (25+20+17+11): Skinn (3), A.F. Aminu (7), Obasohan (8), Oyedeji (-), Diogu (27) -equipo inicial-, Ibekwe (-), Oguchi (11), Archibong (-), Oruche (7), Ugboaja (8) y Alade Aminu (2).

Árbitros: Juan Arteaga (ESP), Robert Lottermoser (GER) y Elena Chernova (RUS). Sin expulsados.

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada del grupo A del torneo olímpico de baloncesto, disputado en el Basketball Arena de Londres ante unos 9.000 espectadores.

Nunca sabremos si la actual selección olímpica de baloncesto de Estados Unidos es mejor que el 'Dream Team' que deleitó al mundo en Barcelona '92, pero de lo que no hay duda es que se trata de un equipo estratosférico, capaz de destrozar récords sin despeinarse y de ofrecer un espectáculo único. Para el recuerdo quedará el rival, Nigeria, una invitada de lujo que ha recordado a los rivales de aquel 'Dream Team' que terminaban el partido haciéndose fotos con sus rivales.

La foto que nunca olvidaremos será la del marcador, un indecente 156-73, que ha pulverizado el récord olímpico de anotación (hasta ahora fijado en los 138 puntos de Brasil ante Egipto en Seul '88). Lo superó con un triple de Andre Iguodala, que metió tres de los 29 triples firmados por Estados Unidos este jueves.

Aunque para triples, los de Carmelo Anthony, que encestó una decena de veces más allá de los 6,75 metros, igualando la marca de Óscar Schmidt y Tilleman. El jugador de los Knicks se puso el chándal con el décimo y no volvió a salir a pista para sumar el triple que le hubiera dejado como solitaria leyenda del triple olímpico. En 14 minutos, 'Melo' sumo 10 de 12 en triples, 3 de 4 en tiros de dos y 1 de tres en tiros libres, además de 4 rebores y 1 asistencia.

Récords, récords y más récords. Y entre récord y récord, un baile de Kevin Durant. Así es esta selección, que llegó con muchas ganas de liarla y lo demostró desde el primer momento, desde un primer cuarto meteórico, en el que Kobe Bryant metió 14 puntos, Durant 11 y toda la selección nada menos que 49, el primer récord de la noche.

Espectáculo NBA en estado puro

Este salvaje parcial hizo que las calculadoras echaran chispas y empezaran a buscarse los mayores registros de la competición. Sin embargo, Estados Unidos aflojó el ritmo en el segundo cuarto, en el que 'solo' metió 29 puntos, marchándose al descanso con un increíble 78-45 (también récord olímpico, superando los 72 de Brasil a China en Seul '88). Enfrente, una digna Nigeria, que acabó el primer cuarto con 23 puntos y respondió como pudo a Estados Unidos con buenos porcentajes de triples.

En un partido sin defensas, más parecido a un All-Star que a un choque de competición olímpica, todo parecía posible. Todos los récords que iban apareciendo por el camino eran susceptibles de ser pisoteados por un grupo de jugadores maravillosos con mucha hambre de baloncesto.

De esta manera, entre mate y mate, entre alley-hop y alley-hop y entre triple y triple, Estados Unidos se salió del mapa y le sobraron 4:43 minutos después de sobrepasar el récord histórico de anotación olímpica, cerrando este histórico partido con un 156-73, con los 37 puntos de Carmelo Anthony al frente de la tabla de máximos anotadores.

Unos números escandalosos para el favorito absoluto a la medalla de oro, que, a todo esto, ya está matemáticamente en cuartos de final, el primer paso para refrendarse como uno de los mejores equipos de baloncesto de la historia. De momento, esta noche ya han emulado al 'Dream Team', y han conseguido superar su máxima anotación (156 por los 127 en Barcelona) y la máxima diferencia (en aquella ocasión ganaron de 68 puntos a Angola. Esta vez fueron 83).

Deportes

anterior siguiente