Enlaces accesibilidad

Ibrahimovic, un crack en busca de redención

  • Tras un agridulce año en Barcelona, tendrá una oportunidad en el Milan
  • Su incontenible carácter le ha llevado en ocasiones a enfrentarse a su público
  • Ha ganado las cuatro últimas Ligas, cuatro en Italia y uno en España

Por
Ibrahimovic, aspirante a mejor delantero del mundo

Zlatan nunca ha sido calificado como un delantero centro clásico. Su potencia física, su movilidad y sobre todo su técnica le convierten en el jugador más parecido a Johan Cruyff desde que el holandés colgó las botas.

Después de un año agridulce, el fichaje más caro de la historia del Barça (70 millones) se ha marchado por la puerta de atrás a un competidor directo como el Milan.

Su potencia, unida a una calidad impropia de un jugador de su envergadura, avalan los elogios que ha recibido hasta ahora por personajes del fútbol de la talla de Fabio Capello.

Si hay otra cosa por la que Ibrahimovic ha dado que hablar, además de por su juego, es por su fuerte carácter que no le impide llegar a enfrentarse hasta a su propia hinchada, ya sea con cortes de manga o mandando callar, tanto en sus clubs como en la selección sueca, donde con algún seleccionador que otro ha chocado (como en la Eurocopa 04 donde los primeros partidos fue suplente).

El último capítulo lo ha vivido en el Barça de Guardiola, con quien se ha enfrentado directamente en su marcha. Mal asunto el de enfrentarse con el 'jefe', puesto que Pep sigue e 'Ibra' ya no. Ahora es del Milan, después de una larga negociación, en parte dilatada por los apuros económicos de los 'rossoneri' frente al alto caché del delantero.

Buscar el reconocimiento individual

Los cuatro 'scudetto' consecutivos que Zlatan ha ganado (siendo máximo goleador en alguno de ellos), la pasada Liga, o los títulos como mejor jugador del Calcio 2008 por delante de Kakà, no son suficientes para el reconocimiento internacional, plasmado en galardones, que merece el sueco. Las malas actuaciones en la Champions de Juve e Inter en los últimos años y la ausencia de la selección sueca en los momentos elegidos de las grandes citas, le han privado de los premios individuales de mayor relevancia.

Seguro que pocos en Turín olvidarán como Zlatan se pasó al eterno rival de Milán para hacerle campeón con tal de evitar la Serie B. Esto se demuestra cada vez que Ibrahimovic vuelve a Delle Alpi (en la última ocasión la Juventus fue sancionada por la existencia de pancartas con insultos racistas hacia Balotelli e Ibrahimovic recordándole sus orígenes gitanos).

El ambiente hostil de un estadio es el preferido por Zlatan. En unas declaraciones sobre el mal genio de Mourinho contestó que le encanta "que un entrenador se acerque y use conmigo palabras duras y dolorosas para otros". Sin embargo, en la última temporada, el gesto que ordenaba a su hinchada silencio tras anotar un gol y el roce con Mourinho tras la negativa del portugués a sustituirlo, han hecho que el jugador se planteara su salida se manera seria.

Producto de la cantera del Ajax

Ibrahimovic, de padre bosnio y madre croata pero nacido en Malmo (Suecia) en el año 1981, comenzó a despuntar en el Ajax de Amsterdam, a donde llegó en el 2001. Allí le bautizaron como el nuevo Van Basten ya que era el único delantero en el ataque, era espigado y delgado, y poseía una habilidad fuera de lo común para dejar atrás a sus rivales.

En el Ajax de Koeman, consigue dos ligas, una copa de Holanda y una supercopa holandesa. Su gran rendimiento le condenaba a dar el salto a un equipo grande de Europa siguiendo el camino de otros grandes jugadores que habían destacado antes que él en el Ajax como Van Basten o Kluivert entre otros.

En Italia explota su potencia física

El 31 de agosto del 2004, el entonces entrenador de la Juventus, Fabio Capello, reclamó expresamente al club su fichaje. Ibrahimovic abandonó Amsterdam para recalar en Turín a cambio de 19 millones de euros.

En su primera temporada en Italia no tardó en hacerse con la titularidad (un rumor dice que le dijo a Capello que si quería ganar el campeonato, necesitaría ponerle a él en el campo), y colaboró en gran manera en la consecución del 'Scudetto' por parte de la 'Vechia Signora' con 16 goles en 35 partidos.

Al año siguiente la Juventus de Ibrahimovic consiguió su segunda liga consecutiva aunque posteriormente el 'Moggigate' que se destapó, le quitó a la Juve ambos 'Scudettos'.

El Inter de Milán, la mejor opción para evitar la Serie B

El descenso del equipo juventino hizo que 'Ibra' buscara una salida que le permitiera avanzar en su evolución como futbolista. El 10 de agosto del 2006, el Inter de Milán de Mancini pagó 24,8 millones de euros y convirtió al sueco en el jugador mejor pagado del mundo al percibir 12 millones al año. Por este cambio de 'squadra', Zlatan se ganó para siempre el odio de los tifosi juventinos, demostrado cada vez que el sueco volvía a disputar un partido a Delle Alpi.

En el Inter, Ibrahimovic ha explotado futbolísticamente. Sus goles han sido claves en los campeonatos de liga ganados por los 'nerazurri' y muchos de ellos han sido de tanta calidad que en los portales de video, como Youtube, se han convertido en unos de los más vistos.

Esta última temporada, 'il zingaro' como le llamaban cariñosamente los tifosi del Inter por su descendencia gitana, se convirtió en el 'Capocannoniere' (Pichichi de la liga italiana) y también fue galardonado con el mejor gol del año por un tanto de tacón espectacular que le hace al Bologna FC.

Un fijo en la selección de Suecia

Desde su debut en 2001, 'Ibra' es una pieza fundamental en la selección escandinava. Salvo en la Eurocopa de 2004, donde unas desavenencias con el seleccionador le hicieron comenzar la competición como suplente y más tarde ganarse la titularidad, Zlatan es el delantero referencia por el que pasa todo el juego sueco. Precisamente en esa Euro 2004, Ibrahimovic marcó uno de sus mejores de su carrera ante la selección italiana.

En la última eurocopa de 2008, 'Ibra' consiguió tres goles, uno de ellos ante España en el que quedó demostrada su fuerza física al no inmutarse después de recibir un choque con el madridista Sergio Ramos y después anotar el gol.

Deportes

anterior siguiente