Enlaces accesibilidad

En Vancouver, triunfa el flamenco en el hielo

  • Los canadienses parten como máximos favoritos en la final
  • EEUU y Rusia siguen luchando por el podio

Por
Actuación de los canadienses previa a la final

Ella vestida de rojo y negor con falda aflamencada. Él con fajín y porte de señorito andaluz. Los canadienses Tessa Virtue y Scott Moir se convirtieron, durante dos minutos y medio, en unos perfectos bailarines de flamenco en la competición de danza original celebrada hoy en Vancouver, y los jueces apreciaron su buen hacer. Para delirio del público que abarrotaba el Pacific Coliseum, la pareja canadiense se ha colocado en primera posición y es una más que seria aspirante a la victoria en la final que se celebrará mañana.

No es la primera vez que un flamenco apasiona en una final de danza en unos Juegos. En Salt Lake City, los franceses Marina Anisina y Gwendal Peizerat encandilaron a público y jueces con un flamenco que les valió la medalla de oro. Ocho años después, otra pareja, esta vez canadiense, ha optado por los ritmos españoles para su danza original, y su trabajo de filos, su limpieza en las series de pasos y sus complicadas elevaciones les han valido una nota de111,15 puntos. Muy por delante de los que sin duda serán sus máximos rivales en la final de mañana, los rusos campeones del mundo Oksana Dominina y Maxim Shabalin, y los estadounidenses Meryl Davis y Charlie White.

Los estadounidenses eligieron para su danza original ritmos de origen hindú, mientras que los rusos optaron por la danza aborigen australiana que tantos disgustos les ha costado en los últimos meses. De hecho, la pareja formada por Dominina y Shabalin ha tenido que modificar sus trajes -añadir hojas de eucalipto a sus trajes, y aclarar la tela color piel que llevan, que imita los cuerpos desnudos de los aborígenes- para no soliviantar a esta comunidad, que les acusó de "robarles" no sólo los trajes sino algunas dnazas consideradas sagradas para ellos. 

La noche tampoco fue redonda para los estadounidenses Tanith Belbin y Benjamin Agosto, acutales subcampeones del mundo, que sólo pudieron colocarse en cuarta posición, mientras que los franceses Isabel Delobel y  Olivier Schoenfelder teminaron sextos, en la primera competición de ella despu''es de haber dado a luz a un niño el pasado mes de octubre.


Deportes

anterior siguiente