Enlaces accesibilidad

David Moeller, piloto de Luge alemán, se rompe un diente por morder su medalla

  • El piloto conquistó la medalla de plata en la prueba masculino individual
  • "Los fotógrafos querían una foto con la medalla entre los dientes y así hice"

Ver también: Especial: Juegos Olímpicos de Vancouver 2010

Por
Los medallistas, con Moeller en primer término con su medalla de plata.
Los medallistas, con Moeller en primer término con su medalla de plata. REUTERS REUTERS

El piloto alemán de Luge David Moeller ha puesto la nota graciosa de estos Juegos de invierno Vancouver 2010. Moeller se proclamó medalla de plata en la competición de Luge individual (la misma en la que hubiera participado el fallecido Nodar Kumaritashvil).

Al terminar la prueba, durante la cermonia de las medallas, Moeller escoltaba en el podio a su compatriota Felix Loch (oro) y al italiano Armin Zoeggeler, cuando los fotógrafos pidieron a los medallistas que mordieran sus metales. 

Pues bien, Moeller cumplió con las súplicas de lo reporteros y mordió su plata, pero jamás pensaba que el mordisco olímpico le iba a producir una esquirla en un diente.

"Los fotógrafos querían una foto con la medalla entre los dientes y así lo hice", explicaba Moeller al diario alemán Bild cuando se aireó la anécdota en su país.

Al acabar la entrega los pilotos se fueron a cenar y es ahí donde Moeller se dio cuenta de su rotura: "Más tarde, durante la cena me di cuenta de que había perdido parte de un diente", aclaró Moeller.

Está claro que después de esta experiencia, el piloto alemán se pensará dos veces el morder una medalla para la próxima vez.

Deportes

anterior siguiente