Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

En Roma hay preocupación por los aficionados ingleses que quieran ir a ver el partido de la Eurocopa Ucrania-Inglaterra que se juega este sábado. Solo este día previo llegaban seis aviones de Gran Bretaña. Las autoridades sanitarias, muy preocupadas por la expansion de la variante Delta del coronavirus, han pedido que la ciudad se blinde. Al estadio sólo permitirán acceder a los que hayan venido al menos seis días antes, porque han podido hacer la cuarentena de cinco días a la que están obligados. Por eso se han anulado todas las entradas vendidas a los ingleses después del día 28. Lo difícil es impedir que se muevan libremente por la ciudad. Habrá muchos controles policiales. Y las autoridades recuerdan: quien se salte la cuarentena se arriesga a una multa de 4.000 euros.

Foto: un aficionado en Roma muestra su entrada electrónica para el Ucrania-Inglaterra. (REUTERS/Guglielmo Mangiapane)