Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

El Consejo de Ministros tiene hoy previsto aprobar un catálogo de medidas urgentes contra la violencia machista que pretenden por un lado, reforzar la detección precoz de la violencia y por otro, implicar a toda la sociedad en la lucha contra esta violencia. La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha subrayado la importancia de aprobar estas medidas porque “España se encuentra en una situación de alerta machista”. “Vamos a mantener esta alarma hasta que sea necesario. Esa ola de crecimiento de asesinatos se puede mantener y además se puede sobreponer a ella una ola de violencia sexuales con el contexto veraniego”, ha afirmado Montero. Este catálogo de medidas no viene asociado a ayudas económicas pero a la ministra dice de que se pondrán en marcha “porque todos los ministerios tenemos presupuestos dedicado a la lucha contra las violencias”.

Montero ha denunciado que hay comunidades autónomas “en las que no se ha practicado ni una sola interrupción de embarazo en centros sanitarios públicos en los últimos años” y ha criticado al PP por “utilizar los poderes del estado para hacer oposición al Gobierno” ahora que el Tribunal Constitucional prevé reactivar la sentencia del aborto 11 años después de su aprobación. “Quien quiera utilizar los poderes del Estado para frenar el avance de los derechos e las mujeres se va a encontrar con el Gobierno y el movimiento feminista”.

Naim Derrechi, un joven con cerca de 27 millones de seguidores en TikTok, ha asegurado en una entrevista que en más de una ocasión ha engañado a sus parejas para mantener relaciones sexuales sin protección. Lo desveló en una charla con el youtuber Mostopapi, donde narraba que les decía que era estéril o que se había operado para no tener hijos. La conversación deriva en lo que puede ser un delito: el stealthing, la práctica de retirarse el preservativo sin conocimiento y sin consentimiento de la pareja. Ya se ha juzgado en algunas ocasiones: la última en Andalucía, con cuatro años de cárcel para un hombre que, además, contagió una Enfermedad de Transmisión Sexual. La ministra de Igualdad, Irene Montero, asegura que con la próxima ley del Sí es Sí, el castigo será mayor y ha comunicado este vídeo a la Fiscalía. En el caso del tiktoker mallorquín, él asegura ahora que todo era mentira y tanto él como el youtuber se han disculpado. Foto: @naimdarrechi / Instagram.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha dicho que el asesinato del joven Samuel en A Coruña es un crimen homófobo y ha puesto el foco en que “no se puede separar el aumento de las agresiones lgtbifóbicas de los discursos de odio” porque “lo que te gritan mientras te matan sí importa”. Ha criticado estos discursos por parte, dice, de “la extrema derecha” y también que los estén “normalizando” los “poderes mediáticos”.

La ministra también ha defendido la ley aprobada en Consejo de Ministros del ‘solo sí es sí’ para ampliar la protección a las mujeres víctimas de la violencia sexual y ha destacado que trabaja con el Ministerio de Trabajo para alcanzar un “plan de inserción sociolaboral de las mujeres en el contexto de la prostitución” con el fin de perseguir el proxenetismo.

El Consejo de Ministros aprueba hoy el anteproyecto de la llamada ley ‘solo sí es sí’ tras más de un año de negociación. Un texto que pretende establecer un marco integral de atención a las víctimas de la violencia sexual, algo similar a lo que ya existe para la violencia de género. La ley pone el consentimiento en el centro. Ahora será la clave para juzgar delitos sexuales. Se considerará agresión todo acto en el que la víctima no haya dicho que quiere participar. Eso sí, la definición de consentimiento se ha modificado. Será una definición en positivo, como recomendó el Consejo fiscal. En principio se decía que no habría consentimiento si la víctima no hubiera manifestado su voluntad. La ley también deja de distinguir entre abuso sexual y agresión. Todo acto sin consentimiento será una agresión sexual y se tomarán medidas para proteger a los hijos de las víctimas. Informa Alba Urrutia.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha declarado, después de que el Consejo de Ministros haya aprobado el proyecto de "Ley Trans" y de Igualdad LGTBI que esta norma garantiza "la libre determinación de la identidad de género, la despatologización, ya no van a ser consideradas enfermas en nuestro país".

"Los derechos niños van a ser escuchados, además incorpora una batería importante de derechos LGTBI, con medidas en todos los ámbitos, integral", ha añadido.

Entre otras medidas, Montero ha explicado que con esta ley las mujeres lesbianas, bisexuales y sin pareja tendrán acceso a terapias de reproducción asistida y se prohíben las terapias de conversión.

EFE/ Rodrigo Jiménez

Sonia Gómez, portavoz de la confluencia ‘Movimiento feminista’ se posiciona en contra del anteproyecto de ley que aprueba hoy el Consejo de Ministros y defiende que la norma atenta contra los derechos de las mujeres: “Si cualquier hombre se puede autodeterminar mujer, qué sentido tienen leyes que protegen a las mujeres por la presión de nacer mujeres y por nuestra capacidad reproductiva”. Según Gómez, la ley puede abrir la puerta a que violadores o maltratadores cumplan condenan en prisiones de mujeres. Critica que el Gobierno no les ha escuchado y confía en que, a partir de ahora, el departamento de Irene Montero se abra a dialogar.

Radio Nacional ha tenido acceso a parte del contenido del anteproyecto de la 'ley trans' y LGTBI que aprueba hoy el Consejo de Ministros. La norma reconoce la autodeterminación de género a partir de los 14 años. Los mayores de 16 podrán cambiar el sexo en el registro de manera autónoma y los que tengan entre 14 y 16 lo harán asistidos por representantes legales. Entre los 12 y los 14 años, el trámite ya no será administrativo sino por vía judicial. Finalmente, el texto reconoce la autodeterminación de género, uno de los puntos que más diferencias ha generado entre los socios de Gobierno, y ahora la persona podrá solicitar el cambio de sexo en el registro sin presentar informes médicos, sin la presencia de terceras personas y sin la necesidad de hormonarse. Además, se ponen límites para evitar que los procesos se dilaten, porque desde que se solicita hasta que se hace efectivo el cambio, no podrán pasar más de 4 meses.

El texto tiene un apartado LGTBI, las dos leyes se han fusionado, y prohíbe las terapias de conversión y aversión. Además, garantiza que las mujeres lesbianas y bisexuales puedan registrar a sus hijos sin la necesidad de estar casadas. Informa Alba Urrutia.

 Entrevista   La hora de la 1  

  • A su juicio, la ley hará de España “un país mejor” y permitirá “saldar una deuda pendiente”, especialmente con las personas trans
  • Tras meses de desencuentros y una negociación contrarreloj, está previsto que el Ejecutivo apruebe este martes la norma

Finalmente se va a aprobar una fusión ley LGTB y ley trans, y no por separado como quería Unidas Podemos y estaba en el acuerdo de coalición. En 'La Hora de La 1' analizamos en detalle las claves del texto que saldrá adelante en la semana en que se celebra el 'Orgullo LGTBI'. En cuanto a la autodeterminación de género, en la ley no se menciona el término aunque sí se legisla su contenido. Las personas mayores de 16 años podrán rectificar el registro del sexo legal autónomamente y los mayores de 14 tendrán que ser asistidos por sus tutores legales. Se hará sin evaluaciones psicológicas o medidas y se podrá ratificar dos veces en tres meses, siendo reversible en un periodo de seis. Entre los 12 y los 14 años se requerirá una aprobación judicial en la que el juez podrá solicitar las pruebas que considere necesarias. 

Existía un temor que habían trasladado algunas asociaciones feministas: que maltratadores pidan ser reconocidos como mujeres para burlar la ley. Respecto a esto se mantendrán sus derechos y obligaciones jurídicas y no se evitará una condena con agravante por razón de género. 

Sobre las personas intersexuales, que nacen con órganos masculinos y femeninos, habrá una prohibición sobre la modificación genital en los recién nacidos (salvo por indicación médica), y si los progenitores están de común acuerdo podrán dejar la mención de sexo en blanco durante un año en el registro para darles más tiempo a tener más conocimiento del sexo.

Para el colectivo LGTBI en su conjunto, se prohiben los métodos, programas y terapias de aversión, conversión…incluso si cuentan con el consentimiento y para combatir la violencia y la LGTBIFobia, se establecen medidas de protección o reparación de las víctimas y nuevas sanciones para particulares y administraciones. 

Decenas de colectivos feministas han salido a la calle en Madrid y otras ciudades de España para expresar su rechazo a la ley trans. Estos colectivos acusan al Ministerio de Igualdad de "ignorar y despreciar" al movimiento feminista promoviendo leyes "contra las mujeres" que sustituyen el concepto de sexo por el de género y hacen peligrar sus derechos.

Foto: Organizaciones feministas se concentran en la Puerta del Sol de Madrid en contra de las leyes trans (EFE/ David Fernandez)

Desde los colectivos Trans no entienden cómo grupos que se dicen feministas, se manifiestan contra los derechos de personas que en ocasiones son marginadas por partida doble. A tres días de que la ley comience a tramitarse en el Congreso de los diputados, colectivos como Chrysallis, que representa a 2.000 familias de menores trans, asegura que el rechazo a la ley radica en la desinformación porque nadie es diferente por gusto. En cualquier caso, la ley entra en el Congreso con el objetivo de ser mejorada porque dicen, excluye muchas sensibilidades y obliga a los menores de 14 años a pasar por los tribunales para, por ejemplo, cambiar su nombre. Informa Yolanda Iñesta.

Confluencia Movimiento Feminista ha convocado movilizaciones en distintos puntos del país contra de la Ley Trans de Igualdad. En el centro del huracán está la libre autodeterminación de género, un concepto que elimina el trámite actual para la reasignación de sexo: una evaluación psicológica y hormonación durante un periodo de tiempo antes de un cambio legal de género. Para este colectivo, pone en peligro otras leyes como las de protección contra la violencia de género, o de igualdad en el deporte. En Madrid, separados por un cordón policial, diversos colectivos a favor de la futura Ley Trans han organizado una contra-manifestación. Creen que el "mal" uso del futuro texto se combatirá como fraude de ley y que en todo caso supondrá casos aislados. Informa Jaime Diez Laína.