Enlaces accesibilidad
La noche temática

Linda Lovelace, la terrible historia de la protagonista de 'Garganta profunda'

Por

Linda Lovelace GTRES

La proyección de Garganta Profunda en 1972 coincidió con una sociedad en plena revolución. Por aquellos años, se empezaba a hablar abiertamente de sexo, de deseo o placer femenino, pero también de violencia y pornografía. La película revolucionó algo más que el mundo del porno.

Considerada la primera película de este genero dirigida al gran público, hay quienes consideran que la cinta fue una pieza clave en los inicios de la liberación sexual de la mujer. Una dimensión que en tiempos del #Metoo divide al movimiento feminista y sobre la que ahonda el documental Garganta profunda: cuando el porno salió del guetto (2021), que puede verse en abierto en RTVE Play

Para quien no la conozca o ande despistado, Garganta profunda trata sobre una mujer que, tras descubrir que tiene el clítoris en la garganta, busca su placer a través del sexo oral, con la famosa técnica que da nombre al título. Un argumento no muy elaborado plasmado en una más que discutible calidad artística, pero que la convirtió en la primera película porno con una historia narrativaEl listón, obviamente, no estaba muy alto. Con un costo de menos de 25.000 dólares, el filme obtuvo unos beneficios récord de 600 millones y se fue uno de los más taquilleros de todos los tiempos.

Linda Boreman, conocida como Linda Lovelace

Linda Boreman, conocida como Linda Lovelace

¿Quién era Linda Lovelace?

La cinta se englobó en el llamado "porno chic", como la definieron en un articulo del The New York Times, algo así como películas pornográficas que un consumidor convencional sí admitiría ver y que tuvo su auge durante toda la década de los 70. El consumo del porno abandonó, a partir de ese momento, los ambientes marginales para convertirse en pieza esencial del mundo contemporáneo.

Uno de los secretos de su éxito fue su protagonista, Linda Lovelace (1949-2002), una mujer alejada de los cánones del “porno de guetto”. Su aspecto natural y tímido la hacía creíble, accesible al público. Tras el éxito de la película, Lovelace se convirtió en la primera gran pornostar y, también, en icono de la liberación sexual. Aunque de una manera muy ruda, Garganta profunda abordó la liberación sexual y la liberación de la mujer, que nada ni nadie abordaba. La película hizo que cada vez fuesen más las mujeres que se interrogaban por el placer y el lugar que se les ha reservado hasta entonces; tanto tiempo silenciadas, ignoradas y reprimidas. Por no hablar de que, la cinta ponía el foco -aunque dejando mucho que desear- al por entonces desconocidísimo clítoris.

De icono de la liberación a activista contra la industria porno

La cosa era muy diferente de cámaras para adentro. Linda fue la encargada de ponerlo todo patas arriba en 1980, con la publicación de su autobiografía Ordeal. En ella, Lovelace contó como su participación en la cinta fue bajo presión y que incluso la retuvieron a punta de pistola en el set. "Cada vez que alguien ve la película, la gente puede ver cómo me violan", cuenta en las páginas del libro. A parte de las palizas y las coacciones, la actriz también confesó que no recibió ni un solo dólar de los beneficios de la cinta.

La imagen de una mujer liberada sexual que disfrutaba del sexo que quisieron vender con aquella cinta estaba totalmente deformada. No tuvo directores, tuvo proxenetas. Linda Boreman, su verdadero nombre, sólo era una veinteañera asustada que solo trató de huir de un pasado difícil, marcado por la infancia de unos padres abusivos.

Linda Lovelace (1949-2002)

Linda Lovelace (1949-2002)

Su testimonio sentó las bases del #Metoo

Linda pasó sus últimos años de vida apartada del cine. Tras la publicación de sus memorias, se transformó en una notable activista contra la industria del porno, ofreciendo conferencias en universidades. También fue miembro de la organización Women Against Pornography y contó con el apoyo de una de sus figuras más prominentes, Gloria Steinem, que prologó la revisión de su autobiografía, Out of Bondage. Su denuncia de las condiciones laborales en el negocio del porno y su testimonio de abusos por parte de su marido también sentaron las bases para movimientos como el feminismo e incluso el más reciente #metoo.

Conoce toda su historia, este sábado en Garganta profunda: cuando el porno salió del guetto (2021). Un documental en exclusiva para La noche temática, disponible en RTVE Play. Además, no te pierdas la emisión de Placer femenino, un documental que investiga por qué se siguen teniendo las mismas ideas de la sexualidad femenina que en el pasado.