Enlaces accesibilidad
Portada de Glamour

Milena Smit tiene 20 tatuajes y este se lo hizo Mario Casas

Por
Milena Smit para la revista Glamour España.

Es una de las protagonistas del año, quizá podemos decir también que es la actriz del momento. Todos quieren a Milena Smit y ella los quiere a todos. Tiene hambre de trabajo, de aprender, de disfrutar. Es una recién llegada, y aterrizó en el cine porque 'alguien' vio sus fotos en Instagram. Ha empezado fuerte, muy fuerte. Es una estrella y solo ha hecho dos películas, ¡y una de ellas todavía no se ha estrenado! Con su primera película, No matarás, se ha hecho muy popular, porque el personaje de Mila se come al resto de compañeros, incluso a Mario Casas. Luego está Ana, su papel en Madres Paralelas, que ha generado mucha expectación. Milena Smit es ya una 'Chica Almodóvar', un grupo de actrices icónicas como Carmen Maura, Bibiana Fernández, Victoria Abril, Loles León, Rossy de Palma, Julieta Serrano, Marisa Paredes y Penélope Cruz son las más conocidas. Con Rossy de Palma y Penélope ha trabajado ahora en Madres paralelas y ya forman parte de su familia. 

Milena Smit para la revista Glamour España.

Penélope Cruz, más que una compañera

A Milena le ha sorprendido lo cariñosa y amable que es Penélope. Entre ellas ha habido una conexión fuerte durante el rodaje. "El último día de rodaje también fue muy bonito. Sonaba Dua Lipa, que le encanta a Penélope, y grabamos unos vídeos divertidísimos bailando con Rossy. Tenemos una coreografía chulísima que algún día subiremos a Instagram (risas). Con Penélope he tenido una conexión muy especial. En el rodaje nos llamaban Pili y Mili, íbamos siempre cogidas del brazo a preguntarle cosas a Pedro. Hemos vivido momentos superdivertidos, la verdad", cuenta en la entrevista con la revista Glamour, que la lleva en portada de su especial de otoño.

Milena nació en Elche, Alicante, en 1996 y como muchas chicas de su generación, una generación con futuro incierto, se ganaba la vida como podía. "Estaba trabajando en la recepción de un hotel cuando recibí un mensaje en Instagram del director de casting de No matarásNo tenía ni idea de interpretación. En ese momento estaba pasando una racha malísima de depresión, muy perdida y aquello fue un rayo de luz. ¿Buena o mala suerte? Lo que sí sé es que detrás hay mucho esfuerzo desde que empiezo a trabajar y entiendo a lo que me estoy enfrentando, la responsabilidad que conlleva. Por primera vez tenía una vocación; hasta entonces no había querido estudiar porque no tenía ni idea de qué quería hacer con mi vida". Pero ahora lo sabe.

Milena Smit en la premiere de 'Madres paralelas' en el Festival de cine de Venecia

Milena Smit en la premiere de 'Madres paralelas' en el Festival de cine de Venecia GTRES

Un casting inolvidable

David Victori le dio la llave del cine y Pedro Almodóvar le abrió las puertas de par en par.  “Se me han cumplido lo sueños antes de tenerlos. Nunca pensé que iba a terminar así; no tenía ninguna probabilidad de hacerlo". Después de hacer a Mila volvió a sonar el teléfono, pero no se le pasó por la cabeza que esa llamada cambiaría otra vez su vida. "No supe hasta el final que el casting que estaba haciendo era para una película de Pedro Almodóvar. Hice hasta cuatro pruebas con Eva y Yolanda [responsables del casting] sin saber nada. Entonces, se pusieron en contacto con mi repre y le dijeron: '¡A la niña hay que contárselo ya, porque la siguiente prueba es en El Deseo con Pedro y Penélope y si llega allí sin saberlo le va a dar algo!". 

Se lo dijeron y, claro, se quedó en shock. "Llegué a El Deseo bastante temprano, algo raro en mí. Estaba sentada en el sofá de la entrada, iba vestida entera de negro, llevaba capucha, el North Face porque hacía frío. Pedro llegó poco después y me hizo una broma. ''¡Pareces una ninja!'”, me dijo… Luego llegó Penélope y fue tan humana... Entiéndeme, a veces crees que las estrellas van a ser una especie de aliens. En el mundo hace falta más gente buena como Penélope. Es generosa, humilde, honesta. Al terminar la prueba les dije: 'No sé qué va a pasar, pero haber compartido este momento con vosotros es ya un regalo para mí”. Cada personaje es un paso más, una lección, una experiencia y un nuevo amor. Su familia, la profesional, va creciendo. A Mario Casas y Penélope Cruz se une ahora Jaime Lorente, con el que rueda Tin&Tina.

Milena Smit para la revista Glamour España.

De 0 a 100

Pese a su juventud y su enorme éxito, Milena tiene los pies en el suelo. O al menos lo intenta. "Para mí el éxito no es lo lejos que llegue como actriz, sino llegar a casa y ser yo misma. Que mi gente no me trate como una extraña. Soy la de siempre, la más callejera. Lo que más me gusta es un parque, unas pipas, una cerveza... Vas superando etapas en la vida, pero la esencia no se pierde".

En estos meses ha hecho muchas entrevistas, y ha aprovechado el altavoz que es la prensa para hablar de enfermedades mentales como la ansiedad. "Hay mucha desinformación y una falta de educación emocional. No entiendo por qué si en el colegio aprendemos a sumar, no nos enseñan cómo enfrentar un ataque de ansiedad. La primera vez que me pasó pensé que me estaba dando un infarto. Cada vez hay más casos de depresión, ansiedad o trastornos. El 10 de septiembre fue el Día Mundial de la Prevención del Suicidio. Tengo un caso muy cercano, la madre de un amigo mío se suicidó hace un par de años y él empezó una campaña que se llama Stop Suicidios. Comenzamos a familiarizarnos con el tema, pero queda mucho camino por delante y tenemos mucho que mejorar como sociedad".

Milena Smit para la revista Glamour España.

20 tatuajes, pero uno muy especial

Pero además ha hecho muchas alfombras rojas. Y en todas ha arrasado con sus looks de vértigo. No tiene rival en la 'pasarela' roja. Adora los diseños de las firmas más potentes y 'cañeras', y si el vestido le permite mostrar sus tatuajes, mejor. Tiene 20 tatuajes, y habrá más. "El primero fue una clave de sol con un rayo que dibujé en clase de mates. Me hice una autorización falsa para ir a tatuarme, mi padre me pilló… Es una larga historia. Me tiré toda mi adolescencia tatuándome a escondidas. Intentaba no coincidir con mis padres en la playa o en la piscina". El próximo (quizá ya se lo haya hecho) será un cuchillo de flores que decorará su pierna. Todos tienen un significado o una anécdota detrás. Como el que se hizo con Mario Casas rodando No Matarás, tras la secuencia del estudio de tatuajes. "Es este smiley que parece hecho con un boli BIC. El que le hice yo está mejor. Eran las 6 de la mañana y habíamos terminado de rodar la escena del estudio de tatuaje de No matarás. Le dije: “Tú me tatúas y yo te tatúo”. Lo tenemos grabado. ¡Teníamos la adrenalina a tope!".