Enlaces accesibilidad
Paula Badosa no jugará el dobles mixto

David Broncano defiende a Paula Badosa frente a un titular machista: es tenista, no 'exnovia'

Por
 Sára Sálamo y David Broncano, indignados ante el titular sobre Paula Badosa
Sára Sálamo y David Broncano, indignados ante el titular sobre Paula Badosa GTRES

Paula Badosa, la tenista española que estaba deslumbrando en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, ha tenido que retirarse del torneo de cuartos por un golpe de calor. Ha tenido que abandonar la pista en la que estaba disputando el partido contra la checa Marketa Vondrousova, después de haber cedido el primer set del partido. Esto significa que no podrá participar junto a Pablo Carreño en el dobles mixto. ¿La razón? Las implacables temperaturas de Tokyo: 31 grados y 65% de humedad, con una sensación térmica de 40 grados. Una atmósfera que está siendo la perdición de muchos deportistas y por la que España se verá sin representantes en el partido que estaba previsto. 

La imagen de Paula Badosa abandonando la pista en silla de ruedas era devastadora, habiendo perdido la tenista aquello para lo que estaba trabajando de forma incansable. Su caso, a la luz del de Simone Biles, la exigente gimnasta que, con todas las expectativas puestas sobre ella, ha tenido que abandonar por razón de su salud mental, suma a las preguntas sobre la factura física y mental que los JJOO pasan a los deportistas de élite. Además, llega al día siguiente de que la tenista se encontrase en el centro de una polémica conversación en nuestro país: la de los titulares "machistas" con los que a menudo se hace referencia a las mujeres que sobresalen en el mundo del deporte y ven sus méritos eclipsados por cuestiones estéticas o por el nombre de su pareja o, como en este caso, su expareja

David Broncano: "Consideran necesario citarme a mí, que estoy viendo los Juegos en el sofá"

El titular de la discordia rezaba lo siguiente: "Paula Badosa deslumbra en los Juegos de Tokio. La tenista, ex de David Broncano, se clasificó este martes para los cuartos de final de los JJOO". La primera persona pública en hacerse eco de la polémica fue Sara Sálamo, que utilizaba sus redes para llamar la atención sobre una frase que no ponía el foco donde verdaderamente importa: "¿COOOOÓMO? Mira, de verdad, esto es INSOSTENIBLE. Dejad de rebajar nuestros méritos profesionales a nuestras relaciones… Se os está yendo la cabeza", escribía la actriz.

Y, unas horas más tarde, el propio presentador saltaba a defender a Paula Badosa: "Estos MACHISTAS consideran que para hablar de una de las mejores deportistas del mundo es necesario citarme a mí, que estoy viendo los Juegos tumbado en un sofá, sólo porque soy un HOMBRE famoso. Es despreciable e injusto, y debe parar ya". 

Paula Badosa, una estrella del tenis pese a la presión y la dificultad

La retirada de la tenista ha sido un duro final para unos JJOO que estaba jugando de forma impecable, y algo que podía haberle pasado a cualquiera. La checa Vondrousova y Daniil Medvedev reconocieron que el calor ese día en Tokyo era extremo. "Veía hasta puntos negros del calor", dijo él, que fue el rival de Carreño en cuartos de final. El tenista asturiano, que no podrá jugar el dobles mixto esta tarde, también estuvo a punto de ceder ante las altas temperaturas y terminó en muy malas condiciones después de su partido: Estoy hecho polvo y me cuesta hasta pensar", reconocía tras su victoria. 

Paula Badosa cuenta cómo la depresión le hizo llegar a odiar el tenis

Lo que está claro es que Badosa se levantará, como siempre ha hecho. Hace dos años, en 2019, la tenista que entonces tenía 21 años, ha hablado sin tabúes de la depresión que casi le hizo odiar lo que más le gusta. "Me vino un miedo que no sabía explicar, me costaba mucho competir, lo pasaba mal fuera de pista y dentro de pista. No disfrutaba nada cuando iba a jugar, al revés, sentía una presión...", decía. Un problema que muchos deportistas, desde Simone Biles hasta Michael Phelps y pasando por Tiger Woods o Andrés Iniesta, han tenido que enfrentar a lo largo de sus carreras. Y del que Paula Badosa supo reponerse con fuerza.