Enlaces accesibilidad

38 años sin Grace Kelly

Grace Kelly: archivo de los grandes hitos de su vida

Por
Se cumplen 38 años de la muerte de Grace Kelly
Se cumplen 38 años de la muerte de Grace Kelly GTRES

Su carrera cinematográfica fue insólitamente fugaz: cinco años, once películas y un Oscar a la mejor actriz por su trabajo en La angustia de vivir, de George Seaton. Trabajó bajo las órdenes de John Ford y se convirtió en la musa de Alfred Hitchcock. Conquistó el corazón de Hollywood con su belleza, su elegancia y su talante inaccesible y, cuando el cine más la quería, ella lo abandonó. La última película de Grace Kelly junto a su director fetiche fue Atrapa un ladrón, que rodó en la Costa Azul justo a un bronceadísimo Cary Grant. En sus glamurosas estancias conoció a Rainiero de Mónaco, con quien se casaría tan solo un año después. Y, en las carreteras de campo que las dos estrellas transitan a lo largo de la cinta, acabaría por sufrir el accidente que le costó la vida.

Grace Kelly y Marlon Brando posan con sus estatuillas en la 27ª edición de los pemios Oscar

Grace Kelly y Marlon Brando posan con sus estatuillas en la 27ª edición de los pemios Oscar GTRES

Grace Kelly lo abandonó todo para perseguir su sueño de ser actriz, y después dejó atrás las pantallas para convertirse en princesa. El mundo entero siguió cautivado la historia de esta mujer elegante, sofisticada y serena que siempre lucía perfecta y que pareció volver realidad los cuentos de hadas, por todos imitada hasta el día de hoy. Hasta a una España encorsetada y ensimismada llegaban las noticias de su "sí, quiero" con Rainiero de Mónaco, que haría renacer la vida económica y social de su pequeño principado. 

Un Nodo de 1956 recuerda la boda entre el príncipe Rainiero III de Mónaco y Grace Kelly, la más glamurosa de la realeza europea. La falta de representación de las casas reales estuvo compensada con la asistencia de lo más granado del panorama hollywoodiense. Con la llegada de la actriz estadounidense a la casa Grimaldi se inauguró uno de las épocas más doradas del principado.

Así se hacía eco un Nodo de 1956 de la boda entre el príncipe Rainiero III y esta estrella de cine en la Catedral de San Nicolás, en Mónaco, donde Grace Kelly se convertía en la más glamurosa princesa de las coronas europeas. Las casas reales apenas estuvieron representadas en este enlace, que sin embargo contó con la asistencia de los rostros más sonados del panorama de hollywoodisense. Terminaba la era dorada del cine para la consorte, pero empezaba la época más brillante de su principado. Todo el glamur de Estados Unidos miraba ahora hacia Mónaco. Todo el mundo quería parecerse a ella, orbitar a su alrededor, recorrer sus pasos. Su vestido de novia es aún hoy el más replicado por diseñadores y mujeres en busca de elegancia, de gracia, mirando al listón que elevó con nostalgia. 

El príncipe de Mónaco, Rainiero, durante la pedida de mano a Grace Kelly

El príncipe de Mónaco, Rainiero, durante la pedida de mano a Grace Kelly Â©KORPA Exclusivo / Exclusive

Imágenes del compromiso de Grace Kelly y Rainiero de Mónaco

Imágenes del compromiso de Grace Kelly y Rainiero de Mónaco GTRES

Junto a su caniche y a sus tres hijos, Carolina, Alberto y Estefanía, Grace Kelly protagonizó las mejores postales de la Riviera Francesa, y su concesiones económicas a las más grandes fortunas garantizaron la vida independiente de una pequeña nación que quedaría, ya, permanentemente orientada hacia el lujo. Tras puertas cerradas hizo alarde de un gran temperamento y fuertes principios; el de princesa de Mónaco sería su más complejo papel. Estuvo presente en la vida económica y política de su país, codeándose con Jackie Kennedy y con Lady Di en unos viajes oficiales que también la trajeron a España. Así la captaban las cámaras durante la Feria de Abril de 1960, invitada de honor, junto a Rainiero, de un espectáculo de sevillanas. 

Feria de Abril: Jackie Kennedy, amazona junto a la Duquesa de Alba. Grace y Rainiero de Mónaco disfrutan viendo bailar sevillanas
 Lady Diana Spencer, en su primer evento oficial, junto a la princesa Grace de Mónaco

Lady Diana Spencer, en su primer evento oficial, junto a la princesa Grace de Mónaco GTRES

Su trágico final, como el de Diana de Gales, fue un giro narrativo demoledor en la historia europea. El cuento de hadas se tornó historia de suspense, y la pensa comenzó a hablar de "La maldición de los Grimaldi" cuando, el 14 de septiembre de 1982, Grace Kelly fallecía en las mismas carreteras que un día la hicieron inmortal, tras sufrir un accidente de tráfico junto a su hija Estefanía, que salió ilesa. Las circunsancias del siniestro nunca fueron aclaradas, ni las condiciones de ese viaje que emprendían desde el campo a Montecarlo. La historia de La princesa que llegó de Hollywood protagoniza, año tras año, reportajes y noticiarios.

Informe semanal - Grace Kelly, la princesa que llegó de Hollywood (2002)
Grace Kelly a finales de los años 70 en Escocia

Grace Kelly a finales de los años 70 en Escocia GTRES

Más noticias de famosos en Corazón y tendencias

Televisión

anterior siguiente