Enlaces accesibilidad
Corazón y Tendencias

El gesto de los concursantes de OT 2020 como protesta contra el racismo

  • Se suman así a las manifestaciones que se suceden en todo el mundo bajo el lema "Black lives matter"
  • Los cantantes muestran su rechazo a la desigualdad racial tras la actuación grupal de la "Gala 12"
  • La muerte de George Floyd desencadenó el apagón musical: el Blackout Tuesday
  • Sigue toda la actualidad y la crónica social en Corazón y tendencias

Por
 Los concursantes de OT 2020 en la semifinal del programa.
Los concursantes de OT 2020 en la semifinal del programa. tve

Los concursantes de Operación Triunfo 2020 se han arrodillado sobre el escenario del programa en señal de rechazo contra el racismo. Con este gesto los chicos de OT se unen al movimiento 'Black lives matter' que se extiende por todo el mundo tras la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd en los Estados Unidos.

Este gesto se hace recordando a Colin Rand Kaepernick, jugador de la NFL. El 27 de agosto de 2016 este quarterback de los San Francisco 49ers se arrodilló cuando sonaba el himno de los Estados Unidos. Lo hizo para protestar por la discriminación y el racismo que la sociedad norteamericana ejerce sobre los negros. "No me voy a parar con orgullo a ver una bandera de un país que reprime a las personas negras y de color", dijo. 

Una imagen, con la rodilla en el suelo, se utiliza hoy como símbolo para denunciar el rascismo y que, tras la muerte de Floyd, ha sido adoptada por la propia policía. En algunas ciudades como Los Ángeles, Illinois, Missouri, Georgia, Washington o Houston se ha podido ver a los agentes arrodillándose frente a los manifestantes e incluso abrazándose como muestra de solidaridad y unión. 

EE.UU.: manifestantes y policía, unidos contra el racismo

Los espectadores han aplaudido este acto tras la canción grupal de la "Gala 12" y se han sumado a ellos para condenar la violencia policial y la desigualdad racial en las redes sociales:

OT 2020

El asesinato de Floyd de 46 años a manos del policía de Minneapolis, Derek Chauvin, ha conmovido a la población estadounidense y ha abierto una herida enraizada en la sociedad. Desde el pasado 25 de mayo se han sucedido múltiples manifestaciones en cuidades de los 50 estados en la que los participantes gritan al unísono "I can't breathe" (no puedo respirar), las últimas palabras del fallecido. Esto ha desencadenado a un movimiento imparable que se han extendido a varios países, llegando a ciudades como Londres (Reino Unido), Róterdam (Países Bajos) o París (Francia)

George Floyd murió por asfixia, según la autopsia independiente encargada por la familia

Enseguida, rostros conocidos de distintos ámbitos de la cultura y el arte han mostrado su repulsa ante este hecho y el abuso que ejercen algunos agentes del cuerpo de seguridad de los EE UU sobre la población negra. Barack y Michelle Obama, Oprah Winfrey, Michael Jordan, Beyoncé, Madonna, Mick Jagger, Rosalía, Luis Fonsi, Ricky Martin, Penélope Cruz, Javier Bardem, Natalie Portman, Victoria Beckham, Andrés Velencoso, LeBron James, Pau Gasol, Rudy Fernández e incluso la princesa Marta Luisa de Noruega son solo algunos de los miles de famosos que se han manifestado. 

Por su parte, la industria de la música hizo un parón en su actividad que se ha calificado como el Blackout Tuesday, promovido por las directivas Jamila Thomas (Atlantic Record) y Brianna Agyemang (Platoon). Discográficas, cantantes, y músicos se quedaron en silencio durante 24 horas bajo el lema #TheShowMustBePaused para pedir justicia por las muertes, no solo de George Floyd, sino también de Breonna Taylor y Ahmaud Arbery.

Apagón musical y pantallas en negro en las redes sociales en homenaje a George Floyd

Especialmente significativa ha sido la acción que ha seguido la plataforma digital Spotify: ha mantenido ocho minutos y 46 segundos de silencio en algunas de las listas de reproducción. Ese fue el tiempo que transcurrió entre la detención y la muerte de Floyd.

Violencia racial: muere un afroamericano en Mineápolis a manos de la policía

Las impulsoras han animado a que este movimiento vaya más allá de un día y no se quede en un acto esporádico: "Hemos visto vuestro dolor, vuestra frustración. Esperamos que hoy podamos descansar. Hemos visto vuestros logos, vuestros hashtagsAhora queremos ver vuestros planes", señalan Thomas y Agyemang en una de las publicaciones.