Enlaces accesibilidad
'La cocina', de Arnold Wesker

Carta de Mangolis, pinche de Marango's

  • Como parte del proceso de construcción de sus personajes, los miembros del reparto de La cocina, en versión de Sergio Peris Mencheta, imaginaron una carta de su personaje. Esta es la de Ricardo Gómez.

Por

Hola mamá,

Siento haber tardado tanto esta vez en escribirte. La verdad es que, aunque no tenga justificación, tengo muy poco tiempo por aquí. No me estoy quejando, eh. Que quede claro.

¿Cómo estás tú? Te echo de menos, la verdad. Sé que no te gusta que te lo escriba, pero es que esta semana me estoy acordando mucho de ti.

Me escribió hace no mucho Adonis diciéndome que le iba muy bien por Turquía. Bueno, ya sabes como es él que todo lo cuenta en positivo. La verdad es que está deseando volver contigo a casa, pero bueno ya le dije que un año pasa enseguida.

Londres no está tan mal como Turquía, pero yo también tengo ganas de volver. Aunque yo creo que tardaré un poco mas.

Puedes estar tranquila, Dimitris me está cuidando bastante. A veces se pasa un poco de protector, pero bueno, a mi no me importa. Sé que estás mas tranquila si estoy con él por aquí.

¡¡Ah, se me olvidaba contarte!! Me he cambiado de casa. Bueno, a ver, no ha sido un gran cambio, simplemente se quedó libre la buhardilla de mi edificio y el casero me la ofreció pagando lo mismo que en el otro sitio que compartía con aquel chico español. La verdad que estoy muy a gusto en mi nuevo hogar. Mas independiente.

En el trabajo me tratan bien. Soy el mas pequeño de la cocina y todos en cierto modo creo que me tienen un cariño especial. Aunque me dan mucha caña. Eso no cambia por mas o menos amor que te tengan. Pero como te decía en la última carta estoy aprendiendo mucho. Sobre todo lo que no se debe hacer si tienes un restaurante importante.

Puedes estar tranquila, mamá. Se que a papá le hubiese gustado esto para mí. Mucha disciplina, mucho trabajo y un sueldo con el que me apaño para vivir. Como él decía, todo lo que un hombre necesita.

El otro día uno de los cocineros se tuvo que marchar justo mientras cocía la pasta y me dijo a mí que la vigilase. Podría habérselo dicho a cualquiera, pero me lo dijo a mí. No digo que sea gran cosa, pero poco a poco voy sumando puntos.

Estoy bien, y espero que tú también lo estés mamá.

Un beso muy grande, te quiere

Tu hijo Mangolis.

RTVE

anterior siguiente