Enlaces accesibilidad

Antonio Flores: 25 años sin el arte del cantautor libre y autodidacta

  • El cantante, músico y compositor falleció el 30 de mayo de 1995, 14 días después de morir su madre Lola Flores
  • Componía con guitarra o piano, pintaba y escribía cómics. Se definía como "artista, creador y creativo"

Por
No es un día cualquiera - Perfil sonoro de Antonio Flores con su voz

"La soledad me quema como metralla", cantaba Antonio Flores en "Arriba los corazones". Y esa soledad tremenda e insoportable que le dejó la pérdida de su madre acabó con él, afirman quienes le conocían.

"Murió de amor", dice Lolita. La mayor de los hermanos Flores ha contado muchas veces que la vida de su hermano eran su madre y la música. Y cuando se marchó la primera, la segunda no fue suficiente para salvar al cantautor. Su vida se acabó solo 14 días después de que España dijera adiós a su progenitora, que le describía como "muy cariñoso, sensible, y con poesía en el cuerpo".

Lola Flores murió el 16 de mayo de 1995, tras una lucha de décadas contra el cáncer, y su hijo no lo aguantó. Este sábado se cumplen 25 años desde aquel 30 de mayo de 1995 en el que el cantante y compositor apareció muerto en su cabaña de madera de El Lerele, la casa de la familia Flores.

Artista completo y autodidacta

Antonio Flores comenzó a tocar la guitarra con ayuda de su padre y más tarde fue autodidacta en el aprendizaje del bajo, la batería y el piano, instrumentos que tocaba "de oído", como él solía explicar. Componía canciones pero también escribía cómics y pintaba.

"Soy músico, soy artista, soy creador, soy creativo...", así se definía el único hijo varón de La Faraona y Antonio González, El Pescaílla, en una rueda de prensa recogida por los micrófonos de Radio Nacional de España en las horas previas a su último concierto desde el pabellón Anaitasuna de Pamplona, cuatro días antes de su muerte.

Antonio Flores habla cuatro días antes de morir

Ya no pisaría nunca más un escenario y se frenó en seco una carrera que había despegado una década atrás a paso lento pero firme y que comenzaba a coger carrerilla con el éxito de su último disco, Cosas mías, publicado en 1994, y por el que recibió el disco de oro de la SGAE.

Entrevista a Antonio Flores (1994)

En este álbum recogía cómo había cambiado personal y musicalmente en sus últimos seis años. "Hablo de lo que ha sido mi matrimonio, lo que ha sido mi hija para mi, del futuro de la sociedad en la que creo que hay que cuidar más la ecología y menos la política, esas cosas que se me pasan por la cabeza y las expreso con música", decía sobre este trabajo en el programa No es un sueño de RNE.

Antonio Flores en 'No es un sueño' (1994)

En ese disco se incluían canciones que cosecharon un enorme éxito como "Alba", dedicada a su hija, "Siete vidas" o "Cuerpo de mujer".

Cuerpo de mujer (Antonio Flores)

Murió, sin duda, cuando estaba en su mejor momento profesional porque con ese cuarto disco se consagró después de un lustro sin componer y sin apoyo de las discográficas, a pesar de haber creado ya éxitos como "No dudaría", la primera canción de su álbum debut homónimo, Antonio (1980). En este vídeo del programa de TVE Aplauso de 1980 vemos al artista interpretar este himno contra la viloencia y un tema menos conocido "Chuck Berry fields forever", en un registro muy distinto. Porque si algo caracterizaba al mediano de los hermanos Flores era su capacidad para fusionar estilos, su espíritu roquero, sobre todo en sus inicios; y su pasión por el rhythm and blues que tenía muy presente.

Antonio Flores en 'Aplauso' (1980)

Con su repentina muerte a los 33 años también se quedaron pendientes proyectos como el hacer un concierto junto a su hermana Rosario, a la que estaba muy unido y con la que a punto estuvo de formar el dúo Sonakai (que significa oro en caló). "Lo haremos cuando yo haya plasmado mi carrera y cuando Rosario haya plasmado la suya", decía el cantautor, que había compuesto varios temas de los dos primeros trabajos de la pequeña de la familia, De Ley (1992) y Siento (1994). "Yo soy más rockero que rumbero, aunque los dos hacemos fusión de música, pero la suya tira más a la raza que la que hago yo", se explicaba.

No le molestaba que le encasillaran como creador de flamenco-rock o como un roquero urbano pero él se consideraba "músico sin sello en la espalda" y aseguraba que cualquier música le inspiraba "desde la Caballé, a Camarón de la Isla o Led Zeppelin. Me gusta la música". 

Santiago Alcanda recuerda en este especial de Como lo oyes de Radio 3 sus canciones, su alma libre, sus emociones, su pasiones y sus influencias. Desde The Rolling Stones a Chuck Berry, Bob Marley, Elton John o Carole King, entre otros.

Como lo oyes - Antonio Flores. 1961-1995 - 02/06/15 - escuchar ahora

De los compositores españoles Antonio Flores se quedaba con sus tocayos Antonio Vega Antonio Carmona, también con Manolo Tena, Ray Heredia o Joaquín Sabina, de quien versionó su famoso tema "Pongamos que hablo de Madrid", en clave roquera y lo incluyó con gran éxito en su segundo disco, Al caer el sol (1984).

Aseguraba que le gustaba componer a la sombra, siempre de noche, pero que no lo cambiaba por la adrenalina que sacaba cuando se subía al escenario, para él era complementaria una cosa con la otra. Y creía que la música hecha "con el corazón, sin marketing y con duende" era la que gustaba al público. No lo consiguió con su canción "Gran Vía", tema que dio nombre a su tercer disco que salió al mercado en 1988 con poco éxito entre el público en el momento pero que fue más reconocido después.

"La Gran Vía", de Antonio Flores

Carrera en el cine 

Antonio Flores también trabajó en la gran pantalla, para él era parte de su trabajo de artista y era, además, un hobby. Debutó en El taxi de los conflictos, de José Luis Sáenz de Heredia cuando tenía tan solo ocho años

Apunto de cumplir los 20 volvió a aparecer en la cinta de Eloy de la Iglesia Colegas (1980), ejemplo del cine quinqui de la época, en la que compartía reparto con su hermana Rosaro.

Más tarde rodó, entre otras cintas, El balcón abierto (1984), Calé (1987), la protagonizada por Sharon StoneSangre y arena (1989), o Chechu y familia (1992). 

Muchos dicen de él que fue un ser sufriente. Él nunca ocultó sus problemas con las drogas, las veces que intentó desengancharse, cuando por fin lo consiguió o que el alcohol "mi amigo J&B", decía él, le ayudaba a componer. 

Así analizaban su figura Carles Mesa y la periodista Begoña Aranguren cuando estaban a punto de cumplirse dos décadas de su muerte.

Gente despierta - Analizamos la figura de Antonio Flores - Escuchar ahora

Radio

anterior siguiente