Enlaces accesibilidad

Paco León: "'Kiki, el amor se hace' es una peli divertida y descarada que apetece mucho"

  • Se trata de la tercera cinta que dirige el actor sevillano
  • Una comedia que narra cinco historias de amor y filias sexuales

Por
Las mañanas de RNE - Paco León: "'Kki, el amor se hace' es una película divertida y descarada que apetece mucho"

Este viernes se estrena Kiki, el amor se hace, la última película dirigida por Paco León, quien ha confesado en Las mañanas de RNE que tiene "muchísimas ganas" de que se pueda ver ya en los cines porque "es una película muy divertida, muy descarada y un primaverazo que apetece mucho".

Se trata del remake de la comedia australiana The Little Death, que le llegó por encargo y esta vez no participa en su producción. Es su tercer largometraje en cuatro años. "Empecé como actividad extraescolar pero no había intención ni vocación de dirigir, no me veía como director, pero ahora ya sí", confiesa.

En esta ocasión, León se aleja de su familia, protagonista en Carmina o revienta y Carmina y amén y cuenta con un reparto coral formado por Natalia de MolinaÁlex GarcíaMari Paz SayagoLuis BermejoCandela PeñaLuis Callejo y el propio Paco León que también se ha reservado un papel.

Paco León y el reparto de 'Kiki, el amor se hace', durante la presentación de la película
Paco León y el reparto de 'Kiki, el amor se hace'

Paco León y el reparto de 'Kiki, el amor se hace', durante la presentación de la película rne

En Kiki, el amor se hace el humor y el sexo van de la mano. La cinta retrata cinco historias de amor y filias sexuales, tal y como explica el actor, director y productor sevillano.

"Mi personaje tiene harpaxofilia, la gente que se excita mientras le atracan", explica Natalia de Molina, quien asegura también que se ha sentido tan a gusto durante el rodaje que no quería que terminara. "Paco consigue crear un ambiente tan bueno rodando que ha sido muy fácil, creo que es uno de los mejores directores que hay en España".

También aparecen otras atracciones sexuales como la dacrifilia, la elifilia o la somnofilia. Según explica el sevillano, en todas las historias que se cuentan "parece que el sexo es el problema, lo que va a hacer infelices a las parejas, y al final es la salvación". Son cinco historias románticas ambientadas en el verano madrileño que transcurren paralelas y que al final confluyen "todas desembocan en un sumidero, en un final festivo".

"No me parece nada escandalosa, es muy didáctica, muy blanca, un poco hippie, incluso, aunque entiendo que haya gente que se puede escandalizar", ha afirmado.

Radio

anterior siguiente