Enlaces accesibilidad
ENTREVISTA

¿Qué ocurriría si los youtubers más importantes del país cerraran sus cuentas? Así es "Pared con Pared", el audiolibro creado por Ana Campoy

  • La ficción sonora cuenta con voces tan reconocibles como la de la youtuber Andrea Compton
  • ¿Qué ocurriría si el audiolibro se convirtiera en realidad? Hablamos con su autora para comprobarlo
  • Más noticias en Playz

Por
 ¿Qué ocurriría si los youtubers más importantes del país cerraran sus cuentas?
PLAYZ

En plena era de la tecnología y las redes sociales, raro es la hora en la que no dediquemos algunos minutos a nuestros dispositivos móviles para sumergirnos en la conversación social. Pero... ¿qué ocurriría si gran parte de las figuras a las que vemos y escuchamos desaparecieran? ¿Cómo nos enfrentaríamos al hecho de que los youtubers más importantes del país cerraran sus cuentas sin previo aviso? Este es el origen de "Pared con Pared", un audiolibro creado por la escritora Ana Campoy y que cuenta con voces tan reconocibles como las de la también youtuber Andrea Compton.

"La intención fue hacer una reflexión sobre el poder de las redes sociales y ver todo lo que conlleva eso", afirmaba la autora y creadora del proyecto durante la entrevista concedida a PlayzTrends. "Cuando escribo historias, siempre intento lanzar -aunque sea una frase muy típica de los escritores- algún tipo de pregunta para que la gente se la plantee. Y más en la época que estamos viviendo donde un tuit te puede arruinar la vida. Con un dispositivo móvil como el que tenemos todos creemos que controlamos un montón de cosas, pero en el fondo también nos están controlando a nosotros. Por eso quise contar una historia donde el oyente pudiera darse cuenta de ello".

Andrea Compton da voz a uno de los personajes que desarrolla la serie de ocho capítulos que puedes escuchar en Storytel. Para ella, plantearse el escenario de la trama como algo real y fuera de la ficción sería "realmente fuerte": "Imagínate que toda la gente que está muy arriba ahora mismo cerrase sus canales. La gente estaría preguntándose que si los han secuestrado o si están en la Isla de las tentaciones. Pasó con Marina Yers por ejemplo, que estuvo no sé cuántos días fuera y ya la gente pensaba que si estaba en Gran Hermano o similar. Y la tía estaba cuidando su salud mental. Te lo tomas a cachondeo hasta que te confirman lo que hay". 

¿Somos conscientes del impacto que poseen las redes sociales?

Ana Campoy defiende que sigue habiendo gente que piensa que "no hemos salido mejores de la pandemia, y es otra de las cosas de las redes sociales: ahí se ven todas las opiniones". Una reflexión que nos lleva a plantearnos la eterna pregunta: ¿somos realmente conscientes del impacto que tenemos en redes sociales? "No soy de la opinión de que haya que ser restrictivo, pero es como que todos hemos aprendido y nos hemos concienciado de que es necesario ponerse el cinturón", continúa explicando. "Cuando hay cosas nuevas debemos aprender dónde están los límites. Todo ello creo que se va corrigiendo a sí mismo. Hoy en día hay muchos padres que se están dando cuenta, por ejemplo, de que exponer a los niños en redes no es del todo bueno. Pero tiene que pasar un tiempo para que se vaya autorregulando, porque cuando algo es novedoso no sabemos los límites que tiene".

Andrea lleva casi seis años en YouTube, y echando la vista atrás, confiesa que la plataforma sigue haciéndole feliz: "Me salva de los malos momentos y me gusta mucho trabajar en mi canal. Nunca me he planteado algo así. Y si alguna vez me he tomado una semana de vacaciones, lo he hecho tranquilamente. Cuando lo hago me sienta bien y me recarga las pilas. Yo digo a cualquier persona, de cualquier edad, que se tome una semana de respiro de redes sociales. Es algo sencillo pero que casi nunca hacemos, y menos ahora que casi todos trabajamos pegados a las redes. Pero además, están sacando cosas nuevas todo el rato y no dejamos de estar pegados a la pantalla. Es una angustia que te tienes que gestionar, pero no vendría mal una semanita de vacaciones. ¡Pero que no desaparezca nadie! A mi me encantan todas las plataformas de streaming, además pienso que nos hace conectar más entre nosotros".

Guillermo Barea es el protagonista de "Pared con Pared". Es un chico ciego con una gran personalidad, y eso es precisamente lo que le llevará a convertirse en detective a raíz de un extraño suceso: su vecino ha aparecido muerto en su apartamento. Pronto descubrirá que su fallecimiento está muy relacionado con el misterio que inunda los boletines informativos del país: varios youtubers están abandonando sus cuentas misteriosamente y nadie sabe por qué.

A pesar del enigma que plantea cada capítulo, su autora afirma que necesita conocer el final antes de comenzar a narrar la historia. "Es una manera de tener la trama perfectamente colocada y equilibrada, sobre todo cuando son historias de misterio como esta y todo tiene que cuadrar. Para mí es fundamental. Una vez tengo toda la historia en la cabeza, lo primero que tengo que saber es el final. Para mí es como la brújula, saber a dónde voy. Digamos que es un poco, grosso modo, la manera que tengo de trabajar. Una vez que tengo la escaleta y todo montado, ya me pongo a escribirlo. Hemos vivido una situación muy traumática con la pandemia donde se ha sufrido mucho, y de lo que menos tiene ganas la gente es de escuchar dramones. Lo que quiere es algo distendido, evasivo y que les saque de su realidad. Está claro que el misterio es perfecto y es un género rey para eso".

"La inclusión de roles femeninos ya nos sale de manera natural"

Uno de los aspectos del audiolibro es la presencia de un gran porcentaje de personajes femeninos. "Me estoy dando cuenta de que ya nos sale natural. Y eso es genial", indica Campoy. "Me mencionas que hay muchos roles femeninos, pero yo no era consciente de ello. Es decir, los roles que hay es porque he concebido que tenían que ser así. Será que lo tengo normalizado en la cabeza y lo he volcado de esa manera, pero no ha sido consciente. Ahora que hablo contigo me estoy dando cuenta de que eso es genial. Es bueno que tanto para los oyentes como para nosotros, los escritores, el que haya "X" mujeres no nos chirríe ni nos llame la atención", concluía la escritora.

Al respecto, Andrea afirma que casi siempre ha "leído a mujeres" y que siempre tenían "más personajes femeninos" que el resto de libros: "Aún así, muchas veces tenían muchos clichés y mucha menos diversidad que ahora. También era por referencias. Con el tiempo nos vamos dando cuenta de lo que hacemos mal o de qué forma estamos influyendo. Las mujeres creo que siempre han tenido mucha presencia en los libros de mujeres, pero ahora se le está dando una vuelta a todo esto en cuanto a cómo escriben sobre nosotras. Es una conversación que ahora está muy en activo. Yo ahora mismo si empiezo a leer o ver algo y no encuentro diversidad, me va a costar, te lo digo. Me chirría muchísimo, así que algo bien estamos haciendo entre todas".