Enlaces accesibilidad
GEN PLAYZ

¿Por qué apenas hablamos sobre masturbación?

GEN PLAYZ 

  • En este programa de Gen Playz hablamos sobre masturbación
  • ¿Conocemos realmente nuestras partes íntimas?
  • Más noticias en Playz

Por
 Inés Hernand en el programa de masturbación de Gen Playz
Inés Hernand en el programa de masturbación de Gen Playz PLAYZ

Está claro que la pandemia ha cambiado muchas cosas y, por supuesto, una de ellas ha sido nuestros hábitos sexuales. Gracias al boom de los juguetes eróticos, la masturbación, por fin, está dejando de ser un tema tabú. Sus beneficios son muchos: conectas con tu propio cuerpo, descubres qué te da placer y libera el estrés. Pero ¿conocemos realmente nuestras partes íntimas? ¿Por qué solo la ficción nos enseña sobre sexo?

Masturbación: ¿Conocemos nuestras partes íntimas?

Para tratar este tema, nos acompañan Luc Loren (@lucloren), creador de contenido e influencer; Ana Lombardía (@lombardiaana), psicóloga y sexóloga; Roi Méndez (@roimendez), cantante; Asra Chueco (@asrachueco), escritora; y Penélope Guerrero (@penelopeguerrer0), actriz, modelo, influencer y activista LGTBIQ+. ¡Manos a la obra! Nunca mejor dicho.

¿Cuándo empezamos?

“Yo empecé temprano, pero no me daba placer”, comienza Roi. Lo cierto es que lo que dice el cantante es más común de lo que pueda parecer. Ante una nula educación sexual, lo más habitual es que nos equivoquemos: “Empecé porque me decían que si agitabas te crecía”. En su caso, él comenzó a los 10 años, pero no experimentó placer hasta los 12.

Con respecto a las referencias, “ni siquiera teníamos”, explica Lucloren. De hecho, el creador de contenido se atreve a alegar que “ni siquiera a día de hoy tenemos ni las suficientes fuentes de información ni referencias ni buena educación”. “Yo me acuerdo de que, en mi época, lo típico eran las pajas colectivas y era casi una carrera eso”, recuerda.

A Ana esta historia le suena. “Me acuerdo de que en el colegio, los chicos se iban a casa del que vivía más cerca durante el recreo con una cinta VHS porno para hacerse una paja y volver a clase”, explica la sexóloga. Sin embargo, como bien apunta Lucás, “eso no se veía como algo homosexual”.

Educación sexual

No hace falta ser un lince para darse cuenta de que ponerle un condón a un plátano durante un recreo delante de 50 chavales de 13 años igual no era la mejor forma de enseñarnos. “Yo el otro día estuve en un centro impartiendo educación sexual y no solo les he hablado de los condones, les hablas de asertividad, de enseñar cómo pedir lo que quieren en la cama, de cómo negarse a tener un encuentro sexual”, cuenta Ana.

“Aún así tú llegas y están asustadísimos, súper tímidos, pero deseosos de aprender, y están flipando demasiado, falta muchísima educación”, se queja la sexóloga.

Descubriendo nuestro cuerpo

“Las pajas son súper útiles”, confiesa Lucas. “Yo propongo que en el trabajo en vez de salir a fumarse un piti, pues te hagas una paja en el baño. Un cigarro es malo para la salud, en cambio una masturbación rápida te desestresa”, explica.

Para Asra, “como las mujeres se supone que no podemos sentir placer porque tenemos coño pues hace literalmente 5 meses no sabía lo que era un orgasmo, yo no había vivido un orgamo en mi vida, no sabía cómo funcionaba y llevaba 16 años tocándome sin éxito hasta que no hice un curso no descubrí cómo se hacía”.

PLAYZ

anterior siguiente