Enlaces accesibilidad
VIRAL

Las mujeres ocupan el 48% del mercado de los videojuegos, pero solo un 4% se identifica en las partidas

  • Según un estudio publicado por la Universidad Europea de Madrid, menos del 8% de las mujeres que juegan lo hacen en modo multijugador
  • Hacerse pasar por hombres o ponerse nombres neutros, entre las acciones realizadas por las jugadoras
  • Más noticias en PlayzTrends

Por
 Solo un 4% de las mujeres se identifica en las partidas online, según un estudio
PLAYZ

Parece completamente inasumible que en pleno siglo XXI, una industria tan potente como la de los videojuegos siga perpetuando la diferencia entre hombres y mujeres dentro del sector. Aunque cerca del 44% de la población española es usuaria de videojuegos, tal y como muestran los datos de la Asociación Española de Videojuegos (AEVI). Y de ese porcentaje, cerca de la mitad está ocupado por mujeres. Pero... ¿por qué solo el 4% de ellas se identifica como tal en partidas online?

No recomendado para menores de 16 años Gen Playz - ¿Es machista la industria del videojuego?
Transcripción completa

De niña, flipaba con Lara Croft.

Con sus músculos, con su coraje...

Mujer fuerte, empoderada... Lara Croft.

Ahora bien, después fui creciendo

y preguntándome si aquello era un poco raruno.

Ese minishort, esas camisetillas,

Esos pechos troncocónicos, esos contoneos...

Y de todo eso vamos a hablar hoy, amigas,

de las mujeres, los videojuegos y viceversa.

¿Cómo se nos representa en los videojuegos?

¿Se nos sexualiza y se nos reduce a varios arquetipos?

¿Hay cada vez más tías en el mundo gamer?

¿Cómo es una partida en línea siendo mujer?

¿Por qué hay liga masculina y liga femenina en los eSports?

Todo esto en "Gen Playz".

Aquí lo tenemos, aquí, al mejor peatoncillo del GTA.

¿Tú también te pides, cariño, a la chica zombi en el Fortnite?

(ASIENTE) Sí, sí. Por supuesto.

Luego eso ya transmutó, hay cosas inconexas.

Pero, sí, por supuesto.

Me gusta mucho "peatón del GTA".

Puede ser atropellado o no, depende de quién conduzca.

En mi LinkedIn lo voy a poner, peatón del GTA.

Yo te valido.

Hoy hemos venido a hablar

de mujeres, videojuegos y viceversa.

Hemos preparado un resumen introductorio para dummies.

Por si acaso en este mundo de los eSports estás un poco lost.

Pero hoy viene todo cargado de girl power.

¡Vamos allá!

¿Qué es esto?

"Cómo esta gamer ha hecho de vender el agua con la que se baña

una obra de arte viral".

"¿Te gustaría follar conmigo? ¿Eres puta?".

Eso digo yo a esa peña. Fuck you! Aquí, en nombre de todas.

Hemos traído a esta mesa potencia. Potencia...

La potencia sin control no sirve de nada, o sí.

Aidy García, jugadora profesional del Counter-Strike.

Una shooter.

Capitana del equipo femenino de Go, de Vodafone Giants.

Además, se ha traído ella su sudadera.

Es "marquetinista" a más no poder.

Branding, branding. Branding.

Bailarina a tiempo parcial, reina siempre.

¿Cómo estás? Bien. Encantada de estar aquí.

Y a tope y preparadísima para el debate.

O sea, estoy hasta cachonda, ya te lo tengo que decir así.

Seis millones de seguidores en TikTok.

Casi tanto como votantes del PSOE.

Hurona Rolera. No es baladí.

¿Cómo estás?

-Muy bien. Muy ilusionada de venir a oleros aquí en persona, por fin.

Lo estaba deseando. Tampoco te pases.

Si puedes oler, es buen síntoma.

A día de hoy, es un elogio. "Te puedo oler".

"Te puedo oler". "Te puedes acercar a mí".

Te mola el tema, ¿eh?, que he traído hoy.

Hala, a darle luz.

Bea Díaz, ella es Nintendo y PC Logger.

Y, sobre todo, es diseñadora de videojuegos en Mediatonic.

Sí.

Hemos traído a la parte más técnica de todo esto, que existe.

¿Cómo estás? Muy bien. También huelo bien.

Huelo bien y os huelo bien. Ah, vale, vale.

"Huelo bien" de capacidad de oler.

Me está gustando este momento criadero

que se está creando de pronto.

A quien no podemos oler pero sí que podemos sentir

es a Cristinini, creadora de contenidos

y presentadora de eSports.

Fijaos qué fondo tiene más chulo, todos lo querríamos.

Cuesta un dinero, ¿verdad?, eso que tienes detrás.

Bueno, cuesta un dinero, pero más bien te lo regalan.

Te lo van regalando donde te van viendo.

Cumpleaños, eventos...

Te juntas con esto y dices: "Parece hasta mío".

Eres célebre twitchera.

Me encanta todo lo que tienes ahí ubicado,

tu voz y tu rollo, loca.

Vamos... Y decir que también huelo bien.

No me podéis oler, pero...

Me gusta esta aclaración que se está haciendo todo el rato.

Por si acaso. Bueno, pues yo no huelo bien.

De vez en cuando, huelo a por la tarde...

y ha llegado el momento.

Y tenemos a Machacasaurio.

¡No, perdón, coño, a Laura, joder!

Soy una sinvergüenza. -Sí, Laura.

Si me quieres llamar también Emperatriz Machacasaurio

también me parece guay. Mejor.

Emperatriz Machacasaurio. Mejor.

Claro, como en "Los Simpson". Bien, ¿eh?

Me está gustando esta dinastía que estamos haciendo aquí.

La persona que está detrás de la cuenta de Instagram

Feminismo en 8 bits.

He dicho 8 bits bien dicho. Exactamente.

Perfecto.

A través de sus memes piensa, luego existe.

Y nos hace pensar un poco sobre la industria del juego

y la presencia femenina en él.

Con lo cual, interesante.

Interesante. Yo, la verdad,

tengo que decir que al principio

he rajado en este coloquio del momento Lara Croft.

Yo era excesivamente fan.

Pero...

¿Ha evolucionado realmente el mundo de los videojuegos

en este rollo de mostrar a la mujer en los videojuegos?

¿O no?

Vale, le doy, venga.

El tema de Lara Croft a mí me parece bastante escandaloso.

Sobre todo porque te dicen:

"Es que ya le hemos puesto ropa, por lo tanto, ya es feminista,

ya estamos haciendo un juego feminista".

"Representa a la mujer". Cosa que es totalmente incierto.

Y te presenta un juego

donde la única protagonista femenina es ella.

¿Realmente estamos yendo hacia una igualdad

o simplemente estamos poniendo ropa?

Por alusiones, quiero decirle a Bea, que ella es diseñadora,

¿a qué crees que se debe?

¿Los programadores os habéis dado cuenta en este sentido

del perfil que se quiere plasmar en los videojuegos?

Nos hemos dado cuenta las mujeres de la industria.

Claro, parte de tus compañeros

son hombres, heteros, blancos y demás, ya sabéis,

y te das cuenta, cuando entras, que dices: "No tienen ni idea".

Se piensan que con vestir a una mujer ya son superfeministas.

"Con decir que somos feministas ya somos feministas".

Y no, es un curro detrás de desconstruirse

y saber realmente las cosas que hay detrás.

No es simplemente...

"Vamos a poner el mismo número de mujeres que de hombres".

Claro, ¿cómo son esos personajes femeninos?

¿Cómo son los personajes masculinos?

No son iguales. No.

No tienen el mismo trato. Ya. (SUSURRA)

Ya, ya, ya.

¿Sigue existiendo esa disparidad de curro

en sentido del volumen masculino y representación femenina?

Yo tengo la buena suerte de que en Mediatonic

se intenta atajar bastante.

Pero en la industria, sobre todo la española,

todavía está un poco antigua en algunas cosas.

Hay muchas "viejas glorias".

Bueno, la industria española está antigua en muchas cosas.

-Y muchas industrias. (HABLAN A LA VEZ)

Exacto.

Cuesta un poco.

Sobre todo, por números,

no es posible que seamos el 50 % de la población,

que las mujeres no somos una minoría siquiera.

Somos el 50 % de la población. No somos carlinos.

No somos pelirrojos, que es lo que digo yo.

Conozco más desarrolladores pelirrojos

que casi mujeres. ¿Cómo puede ser esto? ¡Por favor!

Creo que el mayor problema es ese. Que deberíamos estar al 50 %.

No es una cosa... No somos animales mitológicos.

Desde luego que no.

Y el que lo quiera ser...

Estoy a favor de que cada uno sea lo que quiera ser.

Bueno, Cristinini,

¿crees que se hipersexualiza a los hombres

también en los videojuegos o no?

-No.

Que puedas encontrar, a lo mejor,

a algún hombre protagonista masculino sin camiseta

es algo que sucede en ocasiones muy contadas.

Y...

casi siempre, por no decir siempre,

se le da un contexto. Se está duchando...

O a lo mejor está haciendo cualquier cosa

que le pega que esté haciendo.

Pero con las mujeres no pasa eso.

Cuando hay una figura femenina en un videojuego,

normalmente, va con ropa que no tiene nada que ver.

Es lo que comentabais en la presentación, por ejemplo.

O en el desierto no tiene sentido que vayas con un bikini,

con unas bragas, a luchar en el desierto.

Lo normal es que fueras con un pantalón y unas botas.

Bien preparada.

Y esto pasa en muchos muchos juegos.

Donde se genera, digamos, la acción

no tiene nada que ver con cómo está vestida la mujer.

Con los hombres no pasa tanto.

Sí que puedes encontrar también algunos protagonistas

que intentan sacar el pechito.

Pero es que no tiene nada que ver.

Siempre tendrá un contexto para que esté así

el protagonista masculino, pero el protagonista femenino no.

Va así, y punto.

Lo vemos en juegos de lucha,

Lara Croft, precisamente, en la saga Tomb Raider,

sobre todo al principio, y en muchos otros.

Bueno, incluso en el Tekken, que a mí me flipa el Tekken.

Que yo hago los combos así.

¿Sabes?

El Tekken es un despropósito.

¿Quién no ha partido una columna yendo con trikini?

A ver... Sí, sí.

Y no se mueve. No se mueve.

Luz verde.

-Yo quería decir que hay que diferenciar

lo que es sexualización...

Mucha gente... "¡Oh, Kratos, está sexualizado!".

La hora de sexualizar... Es que es distinto.

A los hombres se les pone en una posición de poder,

no es lo mismo...

una posición de un hombre sin camiseta o en calzoncillos,

rollo Hulk,

que dices: "Está supersexualizado". Ya, pero está mostrando su poder.

No está a cuatro patas con un bikini

o algo de cuero superapretado y mostrando su sensualidad,

sus atributos...

Está mostrando poderío.

Una aclaración muy fácil es Batman-Catwoman.

Quiero decir, en el momento en que nos pongan

a las protagonistas femeninas de cómics, de videojuegos, de todo,

en una posición..., con ropa decente y acorde a su oficio

y en una posición de poder...

"Te estoy mostrando mi fuerza y no mi sexualidad"...

Ahí es como... "Vale, pon a Kratos en portada del God of War

a cuatro patas, haciendo así y mostrando todo el buti",

entonces, te diré que Kratos

está sexualizado como las mujeres, pero no.

Pero no es así, evidentemente.

Me gustaría, pero no. Machacasaurio, estabas asintiendo.

¿Qué querías añadir a esto?

-Quería añadir que sobre todo se llama a este tema

la "fantasía de poder".

El hecho de estar controlando a Kratos y que vaya sin ropa...

El torso desnudo de un hombre nunca representa esa hipersexualidad

como puede ser mostrar los pechos de una mujer.

Porque, para empecer, los pechos de las mujeres

siempre se han visto, culturalmente,

obligados a tapar.

Pero, de forma sugerente, sí que se pueden mostrar.

Cosa que con Kratos no ocurre.

Y esa fantasía de poder es el hecho de decir:

"Estoy controlando un tío superpoderoso

que puede machacar a los dioses que le dé la gana

y puedo fornicar con todas las mujeres que yo quiera".

Entonces, por favor, diferenciemos hipersexualidad femenina

de fantasía de poder.

¿Puede ser...? Sí. Iba a preguntar a Aidy.

Sí, sí, es algo que le voy a preguntar a ella

y un poco en general.

¿Podemos coincidir todas en que un buen personaje femenino

es un personaje al que le puedes cambiar el género y no cambia nada?

-Sí, totalmente. ¿Sí?

Yo creo que eso es la igualdad, al fin y al cabo.

A ver, yo creo, como no he participado,

quería decir que yo soy superfán de Lara Croft, de toda la vida,

Yo también. Para mí...

Creo que es de los pocos referentes en videojuegos

de hace 10 años o 15 años. Sí, sí.

Es que está el MediEvil, de hace 20 años,

que era un puto jambo.

O sea, era un esqueleto, no era una esqueleta.

Separando un poco la hipersexualización,

hablando un poco de todo esto,

para mí ha sido el referente, la heroína,

la mujer que siempre ha representado

un poco "todo lo que las demás queremos cumplir".

Y quería decir otra cosa, y se me ha olvidado.

Te voy a echar un cable. Ah, sí, perdona.

Como jugadora, es una posición interesante.

Estabais hablando un poco... Yo juego CS:GO, ¿vale?

Juego a muchos juegos,

pero no controlo como tú,

que seguramente dominas casi todos los tipos de juegos,

me refiero en cuanto a conocimiento,

Que yo es verdad que estoy un poco más centrada

en los eSports.

Sí, por eso.

Pero, por ejemplo, en el CS:GO

hace poco sacaron la primera mujer dentro de...

De esta modalidad.

Para que te sigamos, ¿podemos decir qué es el CS:GO?

Es un shooter en primera persona, de cinco contra cinco.

Es un poco en equipo. Y son policías contra terroristas.

Es al mejor de 16 rondas.

Y en un bando te toca ser terrorista

y en el otro policía.

Vale.

Entonces hay un poco de esperanza

en cuanto a inclusión de personajes femeninos

en este sentido. Sí, hay un poco de esperanza.

Lo que pasa es que, a ver, el CS tiene muchísimos años ya.

Me parece que ha cumplido ya 30... Me vais a matar.

Perdonad, comunidad de CS:GO...

CS:GO. ¿Cuántos años ha hecho? ¿20, 30?

No lo sé. Yo me estoy tirando unos triples aquí hoy...

Están quedando excelentes, ¿eh?

Si es del 97, me tomo una cerveza esta tarde.

Bueno, que tiene muchísimos años.

No recuerdo exactamente el año. Sí.

Pero, en todos estos años,

solo se ha sacado un personaje femenino.

Sí que es verdad que en el 1.6,

antes de la modalidad Counter-Strike,

se sacaron los modelos opcionales de mujeres.

Cuando entras al juego, el default es un hombre.

Directamente te ubica en un tío.

Claro. Es un hombre.

Ahora han sacado skins y han sacado diferentes modelos,

como pueden ser un mulato

o puede ser, perdón, ¿eh?, un calvo.

(RÍE) Como puede ser un rollo hípster,

que lleva la barba muy larga...

¿Sabes? Ahora hay muchos rollos.

Hay otro que lleva el pelo blanco, como con cresta.

Hay muchas modalidades, pero solo hay una chica.

Se llama agente Ava. Te queremos, Ava.

Y...

Y me parece, o sea, ella es genial.

O sea, la Lara Croft de CS:GO. -O sea, hay un calvo

y solo hay una mujer. Como no hay tipos de mujeres...

Hay hombres de todo tipo, y una mujer.

¿Se tiende entonces a tener más cuidado

en cómo se plasman ahora los personajes en este sentido

o pensáis que no?

Yo, en CS:GO, creo que sí.

En el sentido del género, hablo.

Yo creo que se ha mejorado un poco.

Un poco. Creo que se sigue...

Creo que, obviamente,

los videojuegos tiran a lo estético y a lo atractivo.

Entonces, no van a poner

en lo que, en mi opinión, sería, por ejemplo,

el protagonista del Hellblade...

Es una vikinga que se va al inframundo

a recuperar a su esposo.

Pónmela chetadísima, pónmela mamadísima.

Que me dé una hostia y me mande a la Luna.

No es el caso.

Pero es verdad que no es un personaje hipersexualizado.

Es una chica, que la amo con toda mi alma,

y tú vas con ella...

Vale, físicamente, no es que digas:

"Vale, no te pone dos tetas como dos carretas,

te la pone normalita".

Yo creo que falta el salto.

Falta el salto a mujeres chetadísimas.

Pero creo que el fallo está en que, como no es estético,

y, las cosas como son, si algo no atrae...

Sobre todo, creo que a la mayoría del público masculino...

Si algo no atrae, no lo sacan.

Claro, iba a preguntarle a Bea,

desde el otro lado, ella es la que los hace. LoL.

Entonces molaría... Depende mucho del estudio.

Ya te digo, yo tengo mucha suerte

de que en Mediatonic luchamos por la diversidad en general,

para todos los colectivos,

no solamente para las mujeres.

Entonces, cuando intentamos hacer un juego,

por ejemplo, todo lo que sea género...

Entidad sexual...

Todo, todo, intentamos luchar siempre

por que sea lo más e-cualitativo posible.

Porque, no sé, por ejemplo, cuando proponemos un texto,

para traducirlo, es muy complicado,

porque en inglés podemos utilizar el vosotros, "they",

al fin y al cabo, es más neutro que en castellano,

que es ellos y ellas; es mucho más complejo.

Entonces, tenemos que mirar

desde cómo se va a localizar cada cosa,

cómo va a ser cada personaje, si va...

Porque la animación en cuerpos más femeninos

o cuerpos más masculinos siempre es diferente también.

Te tienen que tener muchas cosas en cuenta.

Pero la mayor lucha es que el default no sea un hombre.

El default tiene que ser lo más neutral posible.

Porque hay un espectro, nunca va a ser hombres-mujeres,

hay un espectro también en medio que debemos tener en cuenta.

Y que default sea algo intermedio entre las dos partes

es complicado en cuanto a desarrollo,

pero hay que luchar por ello,

porque creo que es por el bien de los jugadores, en general.

Y, cuando hablo en plural, hablo en plural.

Yo creo que ahora, lo mencionaba antes,

el personaje de Senua en Hellblade está muy bien.

Porque, además, toca un nuevo espectro

que también toca otro juego que se llama Celeste,

cuya protagonista es Celeste,

que está muy bien, que no solo es la representación femenina,

sino también la representación de problemas mentales,

problemas psicológicos,

Y yo creo que eso puede ser un referente muy guay

para nuevas chavalitas que entren.

Pero vosotros,

que ya tenemos más años que un bosque entre todos,

¿cuál es la primera representación femenina que dijisteis:

"¡Hostia, no son dos tetas con patas en píxeles!"?

Cooking Mama.

Cooking Mama, mira. Cooking Mama. Cooking Mama.

No se me ocurre otro.

Hasta mi adolescencia no jugaba a casi ningún videojuego

que llevase a una mujer...

De infancia y demás, Cooking Mama.

Y Spyro no me queda claro si es dragón o dragona.

Pero... Pero eso mola.

Yo me lo imaginaba.

Oye, me gusta mucho,

porque los videojuegos van tan avanzados,

quiero decirte, o sea,

a mí me parece que es como la meta realidad.

Si estamos tendiendo de verdad a hacer la supresión del género,

qué guay, ¿no? Ojalá esto alguna vez en la sociedad...

Quiero decirte, hay una supresión de géneros...

Estos son utopías que yo lanzo.

Cristinini, tu personaje fav, ¿por qué, referente...?

¿Cómo te metes en toda esta movida, tía?

Pues yo me metí ya de muy pequeña, vi a mis primos jugar.

Y es curioso, lo comentábamos,

Tomb Raider fue el primer juego que yo vi.

Fue un poco la primera impresión que me llevé de los videojuegos.

Y, claro, lo primero que veías entonces

era una mujer con dos polígonos en los pechos.

Que era el importante, que se viesen ahí bien voluminosos.

Entonces, en este sentido, creo que sí ha habido una evolución.

Estoy de acuerdo con lo que han dicho mis compañeras,

todavía falta mucho mucho.

De hecho, contestando un poco a la pregunta que estabais haciendo,

el personaje que recuerdo que no está tan sexualizado,

y veo unas ganas de cambiar,

es de un juego que ha salido hace relativamente poco,

el Horizon Zero Dawn, lo conoceréis.

Sí. Si no recuerdo mal,

el protagonista se llama Aloy.

No me ha dado tiempo a jugarlo, perdonadme.

Y ahí sí que veo una intención de cambio.

No sé si mis compañeras podrán decir algo,

porque yo no he jugado todavía.

Pero me gustaría saber si ellas piensan que con este juego

ya sé está potenciando,

por lo menos es lo que se ve desde fuera,

cuando no lo pruebas,

es una es una figura femenina que no está tan sexualizada,

en el sentido de fuerte,

que es lo que comentaba una compañera también en mesa.

En plan, vas a un mundo exterior, a la selva,

a salvar gente...

Pues estás fuerte...

Como que lo podrías cambiar perfectamente por un chico

y no afectaría, en mi opinión, a la temática del juego,

No sé si estáis de acuerdo.

No, perdón, no quiero hacer "main",

pero como persona que tiene el platino de Horizon: Zero Dawn

es que es la hostia Aloy.

Sin tampoco entrar en mucho detalle...

Cristinini, en cuanto acabe esto,

empieza a jugar, por favor, al juego.

Lo haré. Es muy importante.

Muy importante.

Para el universo.

Muy importante.

Y es lo que decía un poco antes,

que lo puedes sustituir por un muchachito joven,

que da igual.

Y, luego, cuando pelea contra estos bicharracos,

sobre todo, más qué fuerte es hábil.

Que yo creo que también es importante el punto.

Es que tenía el platino, tenía que decirlo, ya está.

Tengo le platino. Te han tocado el corazoncito.

Os habéis tocado el corazón.

El corazón también nos lo toca nuestro halo de luz,

que siempre se viene aquí a hacer una breve comentada

del topic que comentamos hoy, que es Danel.

A ver si os mola el vídeo, chicas.

Buenos días. Bienvenidos a la cocina con Danelicius.

Espero que la redecilla que me he confeccionado

no ofenda a ninguna cultura.

La receta de hoy es sencilla.

Necesitas un recipiente vacío.

Si no tienes nada mano, puedes utilizar tu alma.

Añade, cuidadosamente, sin pasarte,

250 mg exactos de rechazo sistemático.

Coloca sobre esto dos lonchas de misoginia intranalizada.

Agita vigorosamente

mientras añades 100 ml de incapacidad

para lidiar con las propias emociones

que se forma y fermenta dentro del hombre de esta sociedad.

Finalmente, que se te rompe, como quien no quiere la cosa,

añade el ingrediente X, que es el anonimato en Internet.

Si todo va según lo planeado,

puedes meter el frasco en el horno nueve meses...

¡y tendrás un gamer!

¡Hey! ¡Juegos! ¡Juegos de vídeo!

El contenido audiovisual favorito de todos los niños.

Yo, de pequeño, era puta en el Habbo.

Es sencillo: teclea palabras que has oído en sitios

y, de repente, te regalan cosas.

¿Por qué? Porque eres una chica guapa.

Eso era un claxon.

Es increíble lo rápido que se interioriza,

se extiende y se asimila que las mujeres en los videojuegos

solo sirven para satisfacer a los hombres.

¿Se han fijado

en cómo cualquier personaje masculino de videojuego

luce así?

Mientras que un personaje femenino de cualquier videojuego luce así.

¿Se han fijado a su vez

en cómo cualquier aficionado de cualquier videojuego

cuestionará el rigor histórico, el realismo

o la legitimidad de la inclusión de cualquier personaje

que no fomente este arquetipo?

"¿Por qué es gay el soldado 76

si no hace ninguna falta que sea gay?".

Tampoco hace falta que sea hetero.

Es un personaje, un amasijo de píxeles.

No te lo vas a coger. Mogollón de cosas.

Last of... Lesbians, movidas.

Chicas...

Chicas, no tengo dedos en el cuerpo,

combinando mis manos, mis pies y mis cojones 33,

para contar la cantidad de gente

que se ha hecho pasar por una mujer en un videojuego

para conseguir bienes materiales.

¡Y les has funcionado!

Con un personaje chica en el World of Warcraft

te regalan cosas.

Te pones un nickname que sugiera que perteneces al sexo femenino

de manera hegemónica en cualquier juego,

todo el mundo, aunque sea en el Among US,

seas una chica, no te voy a acosar

porque a lo mejor me validas.

La validación es una droga, es peligrosa,

los gamers saben de esa mierda.

Belle Delphine se baña y vende el agua.

Si el Rubius vendiera el agua en el que se baña, ¿la comprarían?

Yo sí.

¿Y has visto que en las páginas de videojuegos

hay una categoría que es "juegos de chicas"?

Tienes juegos de tiros, tienes juegos de coches,

rompecabezas, juegos anime,

juegos de chicas.

Y esto no son juegos de chicas, son juegos de verdad.

Tienes juegos de chicas que son: viste a Stacy Malibú,

prepárame un sándwich... ¡No! ¡No!

La pregunta en boca de todos:

¿por qué los que juegan a videojuegos huelen a roquefort?

No sé, seguramente, alguien diseñó una escapada,

una vía de escape a un mundo digital en el que todo era perfecto,

y no contó con que, en su fantasía de perfección,

las mujeres piensan.

No lo sé. No soy gamer ni soy mujer.

Los personajes femeninos del Tetris están sexualizados. Mirad esto.

Esto me parece fatal,

me parece nefasto, me parece vergonzoso.

¿Por qué tengo acceso a 2000 artículos diferentes

sobre cómo el primer equipo de eSports

formado únicamente por mujeres fue una catástrofe,

un desastre y una vergüenza para toda la comunidad gamer?

Pero no tengo ni un 1 % de volumen de información

hablando sobre todos los abusos sexuales,

extorsiones y crímenes llevados a cabo

por la comunidad gamer a través de los años.

No lo sé, solo soy una chica.

Buenos días.

Pues bueno días. ¿Queréis comentarlo?

¿Qué os ha parecido?

No sé quién es, pero le amo.

Danel, Danelicius en redes; arroba Danelicius.

Lo voy a seguir. Estáis a tiempo de seguirle.

-¿Y no lo hemos traído hoy? No, no, no.

Está far away.

Hay que traerlo otro día. Es un ente.

Está ahora arreglando Marte. Yo le hago un ingreso, me da igual.

Del vídeo, ¿qué os ha llamado la atención?

¿En qué estáis de acuerdo o en desacuerdo?

-Es que cerramos debate, lo ha dicho todo él.

No, me refiero... -(RÍEN)

-O sea, chapó. Tiene toda la razón del mundo.

Sobre todo, en todo lo que habla

del tema de cómo se comporta la peña online.

de cómo te tratan.

Yo me acuerdo con 10 años, que empecé a jugar al WoW,

y fui mi hermana, en plan:

"Mola mucho, como soy chica, me regalan cosas".

Ah, ¿sí, eh? Claro.

Y me cogió mi hermana y me dijo: "A ver, debemos hablar".

Y me soltó la charla

de por qué no estaba bien y por qué no era guay

que me regalaran cosas por ser mujer.

Era... "Te consideran inferior".

Y yo... "Tengo 10 años, en un futuro lo entenderé mejor".

¿Sabes? Total.

¿Qué piensas del vídeo, de lo que han dicho? Tal cual, ¿eh?

Hay una parte que te afecta de manera directa por tu curro.

Os están dando mucha cera. Y con razón.

Y tú estás ahí... Con razón. Al fin y al cabo,

somos minoría dentro de un ente muy grande.

Dentro de él hay mucho gilipollas. ¿Por qué no? Claro, obviamente.

A las claras.

Entonces, sí, yo creo que esto, lógicamente,

lo tenemos que intentar cambiar.

Y ya pasó, no sé si os acordáis

de la polémica que hubo en el Gamer Day de Anita Sarkeesian.

Sí. Sí, sí.

Aquello, lógicamente,

iba muy enfocado a los creadores de videojuegos.

Los creadores de videojuegos

somos los que creamos esa experiencia.

Esa experiencia, lo que recibe la gente,

no deja de ser un mundo que creamos nosotros.

Si nosotros creamos un mundo desigual,

están en un mundo desigual.

Funciona así. Qué frase. Sí, sí, Aidy.

-Quiero decir una cosa, esta semana me ha pasado algo.

Y...

Creo... Bueno, no sé si las chicas que están en las cámaras

estarán de acuerdo con lo que ha dicho...

¿Tengo que encargar un camión de estiércol

para arrojárselo a alguien?

Sí. ¿Lo tengo que encargar?

Vale. Playz.

¿Sabes lo que me pasa a mí?

Que, por ejemplo, esta persona, me he olvidado el nombre, perdona,

lo dice irónicamente, abiertamente, y todo el mundo le aplaudimos,

porque tiene toda la razón, es genial.

Pero ¿qué pasa? Cuando yo lo digo,

por quién soy, porque soy mujer, por donde estoy,

a mí me cae toda la mierda del mundo.

Esta semana, me han dicho:

"Aidy es una turbopopulista en Twitter".

Y yo pensando: "Si no hablo en Twitter".

Si en Twitter pongo una jugada mía, que jugamos esta semana

y mi código de no sé qué

para que te compres algo y te den un descuentito.

-Es que es tal cual, es tal cual.

Hay así de veces... -¿Por qué no hay

esa libertad de expresión?

-Nosotras llevamos años y años diciendo:

"Esto no es así, esto no es así".

"Por favor, hacednos caso. Escuchadnos, hola, existimos".

-Pero con respeto siempre. -Sí, sí.

Quiero decir, nada de incendiar las calles.

Solo de... "Oye, este personaje...", tal.

A lo mejor hay que incendiar las calles,

no quiero ser yo aquí la kale borroca gamer.

Soy valenciana, ahí lo dejo.

Las Fallas... No hemos tenido este año.

Yo soy de Madrid, pero voy a hacer el donut en España.

Es verdad. Ahora viene un chico, con toda la buena intención,

que él no tiene la culpa, pero viene un chico

y dice lo que llevan miles de mujeres hablando años,

y todo el mundo... "¡Ay, qué bien!".

¿Qué? ¿Cómo? LOL.

A escuchar más a las mujeres.

Hemos incluido a dos en nuestro Super Zoomer.

Erika, que es madrileña, lleva jugando desde los nueve años

a videojuegos en línea.

¿Cómo estás? Encantada de saludarte.

Igualmente.

Olé, olé. Destaco que yo también huelo bien.

Ya lo habéis dicho hace bastante tiempo.

Vamos ganando. Vale, vale...

Vamos...

O sea, alguien tiene que oler mal, por estadística, ya.

Raquel, que es sevillana,

y trabaja en el diseño de aplicaciones web,

y gamer también.

Bueno, estoy aprendiendo.

Me he apuntado... Estoy empezando a estudiar este año.

Y en los iGames llevo 10 años jugados online.

Igual que Erika. Y todo lo que decís es brutal.

Hay una pequeña introducción que nos ha querido hacer Darío,

con sus porcentajes y sus cosas,

pero no sé si las quieres lanzar.

¿O está esto tan bonito que te quieres callar?

No, voy a comentar algunas cositas, tengo datos.

Decía Danel que el mundo del videojuego huele a roquefort.

No, huele a esmegma.

Ese es un problema principal por el que tal.

Entonces, la gente dice: "Es una cosa de chicos".

¡Mentiras!

¡Mentiras!

Te lo voy a decir con un dato,

aquí, exactamente, el 43 % de los consumidores de videojuegos

son mujeres.

Que es, más o menos, casi casi, la mitad.

Lo decía antes Bea.

¿Qué pasa? Que en el mundo de los videojuegos,

un mundo tan de estalactitas de...

mal...

Mal. De esperma en el techo. -¡Dilo, dilo!

En los últimos años

parece que ha habido cositas nuevas.

Vosotras pertenecéis, sin duda, a ese 43 %.

¿Sí que notáis, que..., joder,

que a veces cuesta incluso encender el micro

en una partida online porque, de repente, cae?

Totalmente.

-Bueno, yo quería... Si, dale, dale, dale.

Yo quería añadir que en mi página de Instagram

hice un llamamiento dónde mogollón de mujeres me contaran

cuáles fueron sus experiencias en juegos online.

Bueno, lo recabé todo, está en un destacados.

Básicamente, las conclusiones que saqué

fue que muchas de ellas jugaban con el micro apagado

para que no supieran que eran mujeres.

Les daba miedo sufrir acoso,

como ya habían sufrido tantísimas veces, por ejemplo.

O que usan nicks ambiguos o masculinos

para ocultar su género.

O sea, al final, en el siglo XIX,

las mujeres usaban seudónimos para escribir libros

y ahora estamos en el siglo XXI

y las mujeres seguimos en el mismo punto.

¿Qué está pasando? Pelos de punta, tía.

No es broma. -Yo lo hago.

-Nosotras lo hemos hecho en el equipo.

¿También vosotras?

El año pasado lo tuvimos que hacer...

Me sabe de fatal decir esto, yo nunca lo he hecho.

En un equipo, qué heavy. Sí, lo hemos tenido que hacer

porque estábamos a punto de empezar una competición muy fuerte

y, claro, los entrenamientos que encontrábamos

eran pues de nivel bastante bajo.

No nos importa competir contra ese nivel

porque nos permite practicar todo lo que tenemos,

todas las estrategias.

Y es verdad, como digo siempre,

mejor que te revienten la cara antes,

en el entrenamiento, antes del torneo

y te metan una paliza y luego ya tú revientas...

Entonces, como no encontrábamos esos entrenamientos fuertes...

Pues eso: "No, es que no entreno contigo

porque eres chica".

No sé qué, no sé cuántos...

Tuvimos que cambiarnos los nombres,

quitarnos de las redes sociales, todo ese rollo...

Estoy flipando. Qué heavy. Pero lo cambiamos.

Porque dijimos:

"Quien no quiera jugar contra nosotras, se lo pierde".

Erika, ¿esto también te ha pasado?

-A mí lo que me ha pasado también es, aparte de esto,

porque además yo juego mucho a Call of Duty,

vengo de la saga Call of Duty,

y ahí es... -Es tela.

(HABLAN A LA VEZ) -...es bastante tóxica.

Entonces, sí que es verdad

que, el hecho de hablar, ya te limita mucho.

Pero mucho.

Ya es escucharte y empiezan a llamarte fea

o te empiezan a decir... -Fea es lo mínimo.

-...que no sabes jugar. Te empiezan a decir de todo.

Pero también es verdad, a mí me lo enseñó mi padre,

que es el que me ha metido en este mundo desde pequeña,

fue el hecho de saber defenderme.

Y decir: "Háblale. Ponte el micro. Empieza a decirles tú cosas".

"Empieza"... Y sí que es verdad que, por una parte,

yo no he tenido tantos problemas en ese aspecto

porque me pongo el micro

y empiezo a ponerles verdes y a decirles de todo.

Claro, entonces, es un punto a destacar.

¿No? El hecho de... También vaya mierda...

tener que estar con esos códigos. sinceramente.

No puedes llegar, jugar, y ya.

O sea, meterte en una partida de LoL

y que eso sea directamente poco menos que... Al final...

Tía, yo tengo muy buena vibra y creo que el mal llama al mal.

Todo el rato estás diciendo: "Tus muertos", tal...

Hostia, tío. Sí, sí.

¿No? Sí, sí, sí.

Es incómodo; pero, bueno, es una forma de "atacar" eso.

Raquel, como gamer, ¿qué opinión te merece esta movida?

Yo no he vivido igual.

Al principio, inocentemente me puse un nick femenino.

Y es que fue bestial el nivel de acoso, de insultos,

pero incluso antes de empezar la partida.

En la pantalla de carga,

que están haciendo el emparejamiento con los compañeros,

ya había gente que estaba insultando porque veía mi nombre.

Y decían: "Zorra, puta, vete a cocinar,

vamos a perder por tu culpa". -Eso es heavy.

"Eres malísima". Y era como... "Si no me has visto jugar todavía,

pero en tu cabeza soy lo peor y vamos a perder por mi culpa".

Vaya chistes de pajillero, tío. Es una cosa que impacta.

¿Creéis que esto lo podemos atacar desde la raíz, Bea?

Quiero creer que sí.

Yo lo intento en cada cosa que hago, desde luego.

Es muy complicado en el juego online,

porque un problema que tenemos en los videojuegos

es que nosotros...

Claro, vosotros sois creadores de contenido,

los streamers.

Entonces, hasta que no se ataje lo que es la comunidad,

es muy complicado en un juego online...

A ver, por ejemplo,

el Counter tiene el problema de que los jugadores,

lo que son los personajes, la mayoría son masculinos.

Pero imaginemos un juego totalmente diverso,

que haya personajes de todos los tipos y demás,

la comunidad va a poder seguir siendo así.

Entonces, eso es complicado de atajar.

Es muy complicado como desarrollador

hacer que todo el mundo sea buena persona.

¿Te sientes sola desde dentro?

¿En esa lucha importante para cambiar?

Todas las mujeres que estamos lo intentamos.

En eso, he de decir que hacemos mucha piña.

Es lo que le iba a preguntar a Cris.

Ella, como presentadora twitchera a saco,

¿qué comunidad estás generando?

¿Cómo ves todo este panorama desde dentro

y que estamos comentando?

A mí me gustaría comentar lo que veníais diciendo

de atajar el problema desde la raíz.

Por la parte que me toca, de creadora de contenido,

yo sí que es verdad que veo a muchos de mis compañeros,

no lo veo tanto en mis compañeras,

de hecho, apenas lo veo en mis compañeras,

pero sí que mis compañeras me dicen abiertamente...

Imagínate: Estamos jugando al LoL, ¿vale?

Contexto de LoL, hay un streamer que está estremeando LoL.

Juega una mujer o dos en la partida, cualquier cosa.

a lo mejor no hace los comentarios abiertamente,

de... "Hostia, estamos perdiendo porque es una mujer".

Pero deja que su comunidad en su chat se explaye.

Y no se corta eso.

Cuando ellos deben ser los primeros

en decir a los moderadores: "Esos comentarios no los permitáis".

En el momento en que se hable mal de una mujer,

de cómo juega, o lo que sea, por ser mujer,

eso se tiene que cortar. ¿Vale?

Y no lo hacen.

Me parecen muy bonitas las perchas que se ponen todos:

"Sí, soy superfeminista", "apoyamos muchos movimientos",

"incluimos a las mujeres".

Pero hacedlo con todo.

O sea, moderad vuestra comunidad. -Eso da chicha.

-La movida es que dicen que al final todos sufren acoso

y todos sufren insultos en los videojuegos,

que, por ser mujer, no es más agravante.

Y es como... ¡No estáis entendiendo el problema desde el principio!

Claro. No me estás llamando gilipollas,

me estás atacando por mí género.

-Yo quiero contar una cosa rápida. Sí.

Cuéntalo. A mí me hace mucha gracia también,

en Twitch, justamente,

yo cojo, me pongo a jugar con dos amigos al Overwatch.

Uno llevaba jugando mucho tiempo y el otro no había jugado nada.

Y yo me pongo a jugar con mis dos amigos, ¿vale?

Y yo era la del medio, se me daba normalillo.

Tampoco soy ahí...

Pues todos los memes que luego se hicieron en el Discord,

a pesar de que yo tenía más experiencia

que uno de mis amigos, que no había jugado nunca,

y él era fatal, un mierdas, o sea, no hacía nada bien,

pues todos los memes eran sobre lo mala que era yo en el Overwatch.

"Mejores jugadas de Dana", en negro.

"Estos dos jugando a Overwatch", superpro.

"Dana jugando Overwatch", y uno cayéndose.

¿Sabes? Y era como...

Ya no es que seamos mejores o que seamos peores,

no, es que, automáticamente, lo que decíais,

dan por hecho que somos malas.

Y da igual que lo demuestres en directo, ante 1700 personas,

los memes van sobre que tú eres mala jugando,

a pesar de que ha habido otro jugador peor,

y sobre él no se sacan.

O sea, ahí yo dije...

"Adiós".

-Es que a mí me pasa todos los días eso.

Eso es puto bullying, tío, muy laboral.

Es que me estoy calentando mucho,

es que no sabía que esto era tan extremo.

Por supuesto, yo, nombre neutro y sin micro siempre, online.

Me estoy calentando, me pongo hostil.

Los juegos que más lo han petado,

de hecho, los dos juegos que más lo han petado últimamente

son Fall Guys y Among Us,

que, para empezar, los personajes son alubias.

Sí. O sea, ya está.

Sí, sí.. Me flipan.

Hay una cosa preciosa en Fall Guys:

"No odies a los jugadores, odia al juego".

¿Vale? Sí.

Y en Among Us es algo precioso,

es un juego de ser un desgraciado,

independientemente de cómo te sientas tú.

Ya, ya, ya, ya. (RÍEN)

Es precioso. -Yo quiero competir en un juego así.

Quiero competitivo.

Antes de poner solución a esto,

creo que de esta mesa vamos a sacar una solución...

Voy a salir de aquí como en el Counter-Strike,

que luego pasan estas cosas.

Eh... El vídeo de... Aprende a cubrir larga rápido.

Ah, vale. No, o sea, estoy hostil. Vídeo de Kilgore.

"And"...

¡Madre mía! Madre mía, el machistómetro, ¿eh?

Es que esto es una realidad.

A lo mejor es que es objetivamente el sexo débil.

Y por eso han tenido que hacer esa pátina arrastrada...

durante décadas y décadas y siglos...

y nos estamos atorando aquí.

Es que no lo sé.

Antes ella quería comentar una movida,

que es el tema, estamos hablando de la raíz, del origen

y vamos a tender a cerrar este programa hacia la solución.

De verdad, estoy muy atascada. Estoy muy hostil, violenta.

(RÍE) Ya te veo, ya te veo. Por favor, Aidy, SOS.

Ay, perdón, que no me puedo...

No nos podemos tocar, madre mía. Perdón.

Sí, quería comentar que creo que el problema

hay que erradicarlo desde casa, desde el colegio,

desde la educación, desde la calle.

O sea, desde educar a los niños y a la gente,

no solamente a los niños, porque hay gente que telita...

Pero, en general, educar a los humanos

en que todos somos iguales.

O sea, todos somos iguales, y ya está.

Bases, bases, educación.

Y rebajar también el tono de estos códigos.

Porque tampoco es entrar ahí directamente para insultar.

Claro, el respeto, la igualdad, no sé...

Perdón. Yo soy muy de principios.

El respeto, la educación, la igualdad,

las cosas más básicas de la vida para mí son claves.

Si una persona no tiene eso,

para mí, lo siento, pero no es persona.

¿Y cómo os educaron a vosotras para entrar en todo esto?

Quiero decir, ¿vosotras habéis tenido, yo qué sé,

un mentoring desde casa...?

¿Cómo habéis decidido, por ejemplo, estudiar esta carrera,

que solamente tiene en 2016 un 15 % de presencia femenina?

O sea, de tías que tiran la matrícula para esto.

Pues, a ver, yo, en mi caso, siempre ha sido un poco mezcla.

En mi familia, mi padre y mi hermano son informáticos.

Pero siempre he tenido mucho amor por las letras y la literatura.

Y se convirtió en Chickapig, en plan... ¡Bum!

Yo estudié Filología Inglesa,

pero realmente lo que a mí me gustaba era el modo digital,

Todo lo que tuviera que ver con las nuevas tecnologías

a mí siempre me habían gustado muchísimo.

Hice el Máster de Videojuegos, todo en la Complutense.

"Vamos, a tope, se puede".

Y, claro, cuando entré en la industria,

yo me encontré que, bueno, a ver,

yo daba por hecho que ya hay una barrera...

Yo había jugado desde pequeñita en casa

con mi hermano, sobre todo, que es un friki de cuidado,

pues imagínate, y al final me educó en sus valores,

que son el frikismo puro.

Y es muy bonito porque yo recuerdo jugar al Doom II,

que es un juego del año 93, que tela marinera,

los primeros tres person shooter más memorables,

y yo jugaba a eso, pero también jugaba a los Sims.

Claro, cuando yo decía:

"No, yo juego al Doom, al Age of Empires"...

Yo jugaba a todo.

Todo lo que caía en mis manos: Spyro, MediEvil, todo.

El Metal Gear, si es que me pasé el Metal Gear.

El Medal of Honor, el Dino Crisis...

(HABLAN A LA VEZ)

Yo pintaba Warhammer también. Tú imagínate.

Yo hago Blood Bowl es de la misma marca, pero...

Sí, sí, todas estas cosas... (RÍE)

Y nunca me lo han impedido en casa.

He tenido suerte. Vaya mesita tenemos aquí, Bea,

te lo digo... Oh, la mesa de ping-pong...

Estáis invitadas. Pongo aquí unos verdes y nos hacemos un...

En Mediatonic saben que queremos una mesa de ping-pong.

Porque tenemos de todo, VR, de todo, pero no tenemos mesa de ping-pong.

Pero ¿mesa de ping-pong para debate o para jugar?

Para both. Para las dos.

(HABLAN A LA VEZ)

Laura...

Cari... -Dime.

¿Tú cómo empezaste, cariño?

Yo empecé en los videojuegos desde que tenía 8 años.

Desde la NES, desde la Play Station I...

Y un juego que me marcó mogollón fue el Metal Gear Solid.

Y mi personaje favorito era Meryl Silverburgh.

Y el problema que pasa con estas cosas es que, cuando juegas...

Cuando eres adulta, te das cuenta

de la hipersexualización que hay detrás, el paternalismo,

la infantilización que hay...

Al final te das cuenta de que todos tus referentes,

los referentes femeninos que has tenido

a lo largo de la historia de los videojuegos

son machistas.

Aun así, tu entorno te animó en esto, ¿no?

Porque, para que con ocho años te cuelen en el videojuego...

Te están apoyando. Sí, mi hermano era muy jugón.

Entonces, mis padres, por suerte, apostaron por nosotros...

Y nos regalaron esas consolas.

Gracias a ello, siempre ha sido una gran afición para mí.

Cris, tú, por ejemplo,

¿cómo has desarrollado tu entorno familiar,

así, de las primeras veces que te metes en esta movida?

Yo tengo que decir que mis padres no querían que jugase a videojuegos.

Pero no porque fuera de chicos o de chicas,

sino porque quería que estudiarse.

Solo que estudiase, solo el cole.

Se pensaban que, si jugaba mucho, iba a dejar de lado el colegio.

Pero vieron que no era así y me dejaron en paz.

No acertaron. No les ha salido bien la jugada,

yo creo. No, pero nada bien.

Aún, a día de hoy, no les gusta.

¿No les gusta? ¿Por qué? Dicen: "Si ella es feliz"...

¿Por qué? ¿Lo ven...? Yo creo que es, más que nada,

ya no los videojuegos en sí, sino mi trabajo.

Un trabajo tan nuevo, que se está formando ahora,

hay muchas cosas en el aire...

Están inquietos. Creo que es normal.

Los padres quieren para sus hijos que tengan un futuro certero,

saber que de aquí a equis años tengan su trabajo, sus cosas...

A ver, yo estudié Derecho, y aquí estoy.

O sea... (RESOPLA) -Claro, porque tú vas a tope...

Esto tiene muchas entradas, pero pocas salidas.

Esto es el que la busque uno.

Erika...

¿Cómo te iniciaste? Te decía tu padre sus movidas,

en plan de... "Si te contestan,

si te dicen esto, le dices: 'Predicado, tus muertos'".

Sí.

De hecho, yo empecé con nueve años, diez años, él tenía el ordenador.

Al ser ingeniero informático, me dejaba el ordenador.

Y me decía: "Juega a esto".

Me empezó con el Warcraft, con el Starcraft

con el Age of Empire...

Entonces, cuando yo jugaba al Warcraft,

entonces, te flameaban, y él me decía: "Déjame a mí".

Y se ponía él... ¡Vamos!

"Ponle esto, dile esto y haz esto".

-¡Qué fan, tío, qué fan!

-Y era brutal.

No sé, yo he aprendido un montón de él.

Fue gracias a él que siempre me he puesto nombre de chica

y he atacado siempre esto.

El hecho de... "¿Me vas a decir cosas porque soy una tía?".

"Una polla, ¡uy, perdón!, te voy a demostrar...

(RÍEN) Dale, dale.

...que no es así".

"Te voy a demostrar que se me da bien

y que no por ser tía me vas a decir equis cosas".

Al revés, todo lo contrario.

Le agradezco a mi padre, donde esté,

que me haya enseñado todas estas cosas. Y, vamos...

Qué bueno. Para llorar.

-Aplaudimos a tu padre. Fan de tu padre.

-Mis dieces. Quiero decir una cosa.

Con todas estas experiencias que estamos contando,

estamos hablando del modelo ideal

de cómo querríamos que estuviesen todas las nuevas generaciones

o las generaciones venideras educadas?

-Sí. -Hombre...

Pues sí. -Vamos a ver...

De los problemas que tenemos, no. He entendido así la pregunta.

No, no digo de... Ah, claro, sí, sí, sí.

De cómo estáis vosotras educadas. Que ese fuese el modelo a seguir.

Claro, sí. Yo, por ejemplo,

en mi caso... Yo recuerdo estar jugando...

Mi madre me lo dijo, se mete en todos mis directos.

¡Tía, no me lo puedo creer! Se llama Mari Flor.

Y todo el mundo: "¡Mari Flor, hola!". Un saludo.

Lo contaba ella en el streaming,

que ella se acuerda que yo, antes de los 4 años...

Ella se acuerda de mí jugando a la Play 2.

Me llevo muchos años con mis hermanas,

20 y 13 años, prácticamente.

Vale.

Mis hermanas han hecho todo el camino.

En cuanto a mis padres, yo he tenido el camino muy hecho.

Claro, mis hermanas iban primero

y me pusieron Zelda, Spyro, Hércules y demás.

Vaya casa, ¿eh? Empecé un poco así.

Y, ya te digo, no ha habido mucho problema.

Cuando yo nací, ya jugaban a juegos en mi casa,

se jugaba a rol, ellas ya habían traído a novios...

Ya he tenido el camino más hecho que nadie en este mundo.

O sea, que yo, en casa, problemas, pocos.

¿Tú qué traes? Nada.

Padres de hoy en día, yo como representación de ellos,

Es verdad, es que él es "apapa".

Mi "vástaga" está educada de puta madre.

Aún no sabe hablar. Esa vástaga se va a venir de buti.

Como cuando empiece a jugar..., porque va a jugar,

Porque va a jugar. "Papá, quiero hacer matemáticas".

Cuando sea mayor de edad, si no quiere jugar, que no juegue.

Pero, bajo mi techo...

(AMBOS) ¡Se juega!

No, o sea... -Castigado jugando videojuegos.

¿Te imaginas? ¿Te imaginas? Sí, sí. "¡Deja de leer!".

"¡Deja de leer ya, qué tanto estudiar!".

"Que tienes a medio pasar el Final Fantasy 24".

(RÍEN)

Vamos a comentar un poquito...

Vamos a hablar de la representación en los videojuegos.

Por ejemplo, la doña...

En la parcelita que aparece en el Donkey Kong.

¿A ver? Lo vamos a ver.

Ahí está. ¡Jesús!

Pero ¡chica!

Eh... ¿Qué? ¿Qué parece esto?

Fijaos en lo primero de todo.

Esto... ¿Bien? ¿Guay? ¿No? ¿Mal? ¿Sí?

(RESOPLA) A mí me atasca un poco.

Yo ya estoy hostil, no soy objetiva en todo esto.

Que hablen las personas ya adecuadas a este entorno.

Es que, de verdad, chicos,

esto me está pareciendo tan de 1902...

¿De verdad estamos así? Sí.

O sea, de verdad, ¿no podemos...?

¿No hay organizaciones, no hay cosas?

Es que yo me voy a ir a la calle. De desarrolladoras, sí que tenemos.

Por lo menos intentamos visibilizar que hay mujeres...

De visibilizar nada, voy a ir a desenchufar todos los enchufes...

Si queréis quemar empresas, soy la primera que voy.

-"Es mi momento". "Es mi momento".

Voy a darle al off a todas las regletas.

Escúchame, estamos hablando un poco por encima,

pero la podríamos liar muy fuerte.

Sí, yo sigo sí.

¿Cómo son esas asociaciones? (HABLAN A LA VEZ, RÍEN)

¡Corten! ¡Que nos vamos! -Que yo conozca,

está WIGES, que no me acuerdo ahora mismo de qué son las estas...

O Fendeps, por ejemplo.

Son organizaciones que intentan juntar a mujeres

y divulgar un poco que los videojuegos

no son solo una cosa para que las hagan chic...

Mi padre, decía siempre una cosa:

"Los videojuegos los hacen los listos para los tontos".

Pues las niñas no somos tontas, ni mucho menos.

Desde luego que no. Por supuesto que no.

Tenemos que ir a institutos, debemos hacer cosas, chicos.

Es importante.

Y divulgar que podemos hacer videojuegos,

jugarlos, disfrutarlos, crear contenido a partir de ellos

y estar en todos los tinglados, por supuesto.

Dame luz. Vamos con el siguiente personaje.

Que es Ivy. ¡Ay, sí!

Del Soul Calibur. Ivy.

Eh... Bien.

Placa. A lo mejor,

a la hora de dar una patada, tira un poco.

A lo mejor aprieta un poco. Ese liguero de Anne Igartiburu

que le han calzado ahí es... Sí, sí.

O sea, yo intuyo que no es el outfit de regla.

-Yo solo digo una cosa: cistitis. -Y con el látigo, claro.

¿Nivel de indignación?

Del uno al diez. 29.

29.

¡Ay, Dios mío, lo que me gustaba esta!

¡Ay, Dios mío, ya no me gusta! ¡Ay!

Todos los discos los voy a empezar a tirar desde el tercero.

Ni siquiera tiene esa capa,

un ejemplo fuera de los videojuegos,

de Jessica Rabbit o Lola...

que es como... Es un poco el rol, ya entiendo.

No sé. No, no, no.

Esto está mal. ¿Nos vas a salvar de algo?

Tengo una más para que veáis. A ver.

Tengo dos más, la última, bueno...

Vamos con Vanille, Final Fantasy.

Ahí está.

Ay, con lo que me gustaba el Final Fantasy.

De hecho... ¿Y nada de Resident Evil?

Esa sí que me gustaba.

(VOZ GRAVE, HABLA EN INGLÉS) Rebecca...

Es que no me acuerdo. Jill Valentine.

¡Jill Valentine! ¡Jill Valentine! Y yo la llamaba Rebecca.

Hay una Rebecca. Hay una, pero ya después.

Juraría que sí.

No sé. -Rebecca Chambers.

Rebecca Chambers, ahí la tienes. Ay, Diosito...

Oye, una cosa, ¿lo más loco que os ha pasado qué ha sido?

¿Puede ser una...? -Me dejó un chico...

Me dejó un chico, porque me dejó...

"Es que"... Mira, no...

Literalmente...

"En el mundo de los cómics y de los videojuegos

siempre has sido de hombres,

y vosotras os acabáis de meter por moda

y tú vas de que sabes demasiado, y no sabes".

Y me dejó.

¿Dónde está?

Y yo era como... Yo es que, de verdad...

Pensaba que, al ser frikis los dos,

tendríamos compatibilidad, pero...

"¿Perdón?". No, cariño.

La imbecilidad no es compatible contigo.

Eso lo aprendí más tarde. Que te den por el culo.

¡Sinvergüenza! (RÍE)

Eh... Raquel.

¿Qué es lo más gore que te ha pasado

echándote tus partidas, cariño?

Lo más más fuerte..., no lo sé.

Es que es una cosa diaria.

No es que un día te digan algo gordísimo...

Es constante, siempre hay algún misógino.

¿Y lo que más te haya afectado? De decir: "Hasta aquí".

¿Ha dejado alguna vez de jugar por esto?

No, nunca he dejado de jugar,

pero si he tenido épocas de apartarme un poco.

Yo, como conté antes,

me puse desde el principio un nick femenino.

Y el nivel de acoso llegó a tal punto

que un día un tío me dijo algo en plan...

"Chúpamela", o algo así, jugando, y ya fue el punto en el que dije:

"Me he cansado, me cambio el nick".

Y ahora tengo un nick neutro.

Ya no se sabe mi género, yo paso desapercibida.

Pero es una cosa que molesta mucho.

Tú quieres jugar tranquila, sin tener que ocultarte

ni cambiar de identidad para que la gente no te moleste.

Así que, para mí,

eso fue lo que me hizo hacer clic y decir: "Hasta aquí".

Vaole, Aidy quiere cerrar con un mensaje de esperanza

de lucha de barricadas. ¿Sí?

Bueno, es una cosa que me pasó.

Vale, pero ¿luego lo podemos cerrar por todo lo alto?

Si no, no puede ser. Entonces no.

Primero lo malo... Vale, lo malo.

Es una situación de acoso

que nunca he contado en redes sociales,

es la primera vez que lo cuento.

Lo saben... tres personas en mi vida.

Pero, hace años, cuando yo vivía en Barcelona,

me fui por amor y por trabajo...

En el trabajo donde estaba, tenía un seguidor, suscriptor mío...

Bueno, en resumen, no voy a contar toda la historia,

pero me acosaba en redes sociales, me venía a buscar al trabajo...

Mis compañeros tuvieron que inventarse

que yo ya no trabajaba allí y que me había mudado de ciudad.

Bla, bla, bla...

Resulta, que este chico tenía una esquizofrenia aguda,

no sé si era del 40 o del 50 %,

estaba medicado... Bueno...

Una situación crazy crazy, que yo me acojoné... Muy fuerte.

Muy fuerte. Incluso hubo días que no iba a la oficina

porque me escribía y me decía:

"Oye, que voy a la tienda a comprar no sé qué".

"Te espero abajo". Y era como... Nivel policía, 911.

Sí, y nunca lo he contado

porque tampoco quiero darle importancia

pero como has comentado que fuera algo

que me haya pasado... Hombre, es gore, es gore.

Es gore, desde luego.

¿Y un mensaje de esperanza para todas las que estáis ahí?

Because #WeAreGiants. Sí.

A ver, yo siempre lo que digo es que, hablando en plata,

que os la sude todo lo que diga la gente.

Que nadie os diga lo que tenéis o no tenéis que hacer,

que vosotras sois dueñas de vuestra vida.

Y, si queréis cumplir sueños, cumplid sueños.

Si queréis jugar a un videojuego, jugadlo.

Si queréis competir, competid. Si queréis crear contenido, creadlo.

Nadie en este mundo os tiene que decir nada.

Ni siquiera vuestros padres, tíos o hermanos.

"Free", libertad de expresión y a tope.

Chicas, tenemos que hacer una frase de cierre...

potente de mensaje...

y, por favor, con soluciones. De verdad, estoy muy preocupada.

Me ha dado... (SILBA)

Dana.

No... O sea, di algo, por favor.

-No likes a esmegma. Sí.

Es... Es el resumen. -Prácticamente.

"No likes a esmegma".

Me gusta. Como lema...

de vida, de todo.

Voy a hacer las camisetas. ¡Buah! ¡Dame cinco!

Chicos... -¿Cinco?

Ay, madre mía... Bueno, cinco...

¡Dame 100!

Voy a comentar yo en mi grito habitual

para cerrar esto un poquito. Vale.

Pero no lo manchemos,

que ha quedado bonito todo esto. ¿Qué tal? No, no, no te preocupes.

A veces, la gente somos peatones del GTA,

como decía Inés antes,

Vagamos por la vida sin un rumbo,

yendo del punto A al punto B... inconexo.

Los videojuegos os ayudan a conectar,

a ser mejores personas.

Porque los videojuegos es top 4 de las mejores cosas del mundo

junto con los Chichos, follar y los canelones.

Por tanto, juega a videojuegos y no des por culo.

No molestes.

Porque los videojuegos son bonitos,

como para que vengas tú con tu montaña de esmegma

a tocar la polla.

Si no, ya te lo traigo yo en el offline, izquierda y derecha.

Nos vemos en el próximo capítulo.

Vamos a hablar de nueva masculinidad.

Un poco de todo.

Síguenos en Instagram, Twitter, YouTube.

Estamos creando una comunidad muy tocha.

Y vamos a montar aquí una barricada que se te va a ir de las manos.

Estoy calentita calentita.

Hosti... Hostil, me quedo hostil hoy.

¡Uf! Bien, bien, bien.

A cambiar las cosas en casa. Vamos, vamos, que nos vamos.

Rage Against The Machine. (TARAREA)

¡Hostia, me ha dado un tirón! (RÍEN)

Hostia...

Gen Playz - ¿Es machista la industria del videojuego?

Ser consideradas jugadoras de segunda o recibir insultos machistas son algunos de los motivos. Sí, en 2021 hay mujeres que tienen que hacerse pasar por hombres o ponerse nombres neutros para evitar actitudes de todo tipo hacia su persona. De hecho, según un estudio realizado por el Observatorio Sobre Videojuegos y Animación de la Universidad Europea de Madrid, menos del 8% de las mujeres que juegan lo hacen en partidas multijugador. 

"Es escucharte y ya te empiezan a decir de todo", confesaba Erika, una chica gamer que contó su experiencia en Gen Playz. "A mí lo que me enseñó mi padre es a defenderme. Y como les contesto, no me ha afectado tanto", confesaba. Pero desgraciadamente, no es la única. Uno de los testimonios más impactantes del debate fue el de Rocket of Doom: “Al principio me puse un nick femenino y ya en la pantalla de carga empezaron los insultos. Ya había gente que te empezaba a insultar y a decir que iban a perder por tu culpa”.

¿Cuáles son los videojuegos favoritos?

Teniendo en cuenta estos datos, que de por sí resultan reveladores, este estudio muestra cuáles son los títulos más jugados por las mujeres. Entre los primeros se encuentran videojuegos tan conocidos como Los SIMS, Final Fantasy, Mario Bros, Zelda o Animal Crossing. Gran parte de ellos tienen la característica de que se juega de manera individual, remarcando la idea inicial de que muchas usuarias reniegan de las partidas multijugador.

Entre las características de la oferta de juegos, destacan aquellos que tratan sobre ingenio y estrategia (48%), de resolución de problemas y enigmas (38%), tramas más elaboradas (34%) o con más protagonistas femeninas (24%). Los datos siguen mostrando que los personajes femeninos, al margen de estar hipersexualizados, cuentan con una representación bastante más inferior que la masculina.

Según un estudio publicado por Buzzbingo a finales de 2020, la cuota se dividía de la siguiente manera:

  • El 30,6% de los juegos cuenta con un protagonista masculino.
  • El 37,2% permitían a los usuarios personalizar el género.
  • El 11,4% tenían exclusivamente una protagonista femenina.
  • El 6,4% contaba con protagonistas de género ambiguo.
  • El 14,4% no tenían protagonista de género (juegos de construcción, etc.).
 Solo el 9.2% de los juegos lanzados en 2020 cuentan con protagonistas exclusivamente femeninas

Solo el 9.2% de los juegos lanzados en 2020 cuentan con protagonistas exclusivamente femeninas PLAYZ

¿Hay sexismo en los soportes culturales de ocio?

Las mujertes suponen el 16% de los profesoinales dedicados a la creación de videojuegos en España. Un porcentaje aún muy inferior al de los hombres, y más teniendo en cuenta que la cuota de participación en ellos a nivel de usuario es prácticamente la misma (48% de mujeres frente al 52% de los hombres). Aún así, no es lo mismo ser hombre o mujer a la hora de narrar o retransmitir competiciones en plataformas como YouTube o TwitchEjemplo de ello es Cristinini, la streamer que tantas veces ha tenido que lidiar contra comentarios machistas en su canal: "No tiene sentido que vayas con un bikini o en bragas a luchar en medio del desierto", explicaba durante su paso por Gen Playz. "Así dibujan a los personajes femeninos en muchos juegos", concluía la que ahora es compañera de piso de Ibai.

"Una comparación muy fácil es Batman y Catwoman", continuaba matizando Hurona Rolera. "Cuando aparezca Kratos en una portada a cuatro patas y mostrándote todo el booty, entonces te diré que Kratos es el que está sexualizado". Aún queda mucho camino que recorrer para que una industria, a priori tan avanzada a nivel tecnológico, deje atrás los estereotipos y roles de género actuales. ¿Será el punto de inflexión para que empresas de ambos hemisferios se replanteen sus nuevos lanzamientos?

PLAYZ

anterior siguiente