Enlaces accesibilidad
GEN PLAYZ

La bajona no perdona: ¿Por qué nos ponemos tan tristes cuando arranca el año?

  • Gen Playz, ahora los martes y miércoles a las 20 horas
  • Este miércoles hablaremos del odio en redes sociales

Por
Inés Hernand y Darío Emehache
Inés Hernand y Darío Emehache cropper

Por fin hemos pasado página al 2020. El año en el que hemos tenido que sobrevivir a la pandemia, al confinamiento y a tres discos de Bad Bunny. Pero, acabado el 2020, muchos arrancamos el 2021 un poco más tristes de lo habitual. ¿Es esta tristeza algo natural en el ser humano o es una consecuencia de la cultura de la felicidad y nuestras altas expectativas? ¿Es por el frío, por la vuelta al trabajo, por la añoranza de las vacaciones? ¿Cómo explica la psicología esa bajona que nunca perdona después de la Navidad?

No recomendado para menores de 16 años Gen Playz - La bajona no perdona
Transcripción completa

¿Qué pasa, peña? Por fin se ha acabado 2020.

Y con él, todos nuestros problemas:

la pandemia, el confinamiento, el toque de queda... ¿O no?

Despedimos este año infame

con Ana Obregón y Anne Igartiburu de la mano.

¡No se oye! Y también con mucha ilusión.

Pero ¿hay alguna diferencia

entre el 31 de diciembre y el 1 de enero?

¿Sirven los propósitos?

¿Cómo explica la psicología esa bajona que nunca perdona

después de la Navidad?

Dentro "Gen Playz".

Pero ¡bueno! ¡Feliz vida!, ¿no?

Porque, a 12 de enero,

no podemos decir, Darío, otra cosa ya.

Porque ya se ha pasado la turronada.

Ya estoy a dieta, que yo no te quiero ni enseñar

lo que se está cociendo por aquí debajo.

Menos mal que pilla aquí el corte.

Bueno, ¿qué tal? ¿Qué tal ese Fin de Año?

¿Vistas las campanadas con Ibai? Muy bien. No, no.

Yo no soy apátrida de esos.

Yo no soy... prácticamente un piojo social.

Lo tenía puesto en el móvil.

Para darle... Una "view".

Hay que hacerles un favor. Paco sí que necesita "views".

Necesitan. Hombre, son niños twitcheros soldado.

Para colaborar, pero no, no.

Yo en TVE.

Ah, bueno. De toda la vida.

Hombre. Y para toda la vida.

Para toda la vida, y más si nos paga el sueldo.

De todo esto vamos a hablar,

de la bajona de Ramona, la bajona de enero, ¿no?

Siempre, ya sabes, las proyecciones,

los propósitos... Estas cosas que tienes tú, Darío,

y que acabas no cumpliendo. Porque se ha terminado un año,

pero no sus desgracias. Ponme el vídeo.

(ACENTO EXTRANJERO) Hasta la vista, 2020.

Tanta paz lleves como descanso dejas.

(Música animada)

Después de un año de lo más especial,

"Algunos de los visones sacrificados

para minimizar el riesgo de transmisión del coronavirus

han emergido de sus tumbas"...

Por decirlo finamente.

Es normal que recibamos al nuevo año casi con ansia.

Pero ¿qué cambia del 31 de diciembre al 1 de enero?

# ¡Año nuevo, vida nueva! #

¿Por qué nos hacemos propósitos que no cumpliremos?

-Nos propusimos ir al gimnasio, bajar la dosis de pizzas...

¿Sirven de algo o son contraproducentes?

¿Por qué nos ponemos tan tristes cuando arranca el nuevo año...

si deberíamos estar esperanzados?

-Cero dramas, siempre "smile".

¿Cómo lidiamos con la bajona que no perdona?

-No tengo depresión posvacacional porque no me voy.

¡Ay, madre mía, madre mía!

Pero me gusta: # Año nuevo, vida nue... # Bueno.

¿Qué pasa? Yo te explico, Darío.

No pongas gestos, te veo.

Si no, lo veo en la cámara. Es que, de verdad,

la gente que se rige por el calendario gregoriano...

¿No te gusta?

Bueno... No, no soy tan..., no lo soy.

Ah, vale, vale. Pero, bueno, yo qué sé.

Yo sí, a mí me gusta.

Yo vengo cargada de propósitos y, sobre todo, muy ilusionada,

porque estrenamos año y programa con una mesa inmejorable.

A mi izquierda, Ana Macías.

Hola. Conocida como Soy Cardo.

Es ilustradora y fan de bajar en pijama al súper.

Eso me gusta mucho. Me siento poderosa y adulta.

Un poco. Claro.

Pues muy bien.

Además, si no la seguís en redes, por favor, seguidla.

Tiene unas ilustraciones que son otro rollo.

¿Sabes? "Estoy de bajoncito, pues tócame el palmito".

Exacto, ese es mi rollo.

Ese es su rollo.

Doctor Santos Olano, ya un "regular" de esta casa.

Doctor en Psicología Clínica y de la Salud.

Pues aquí, de la Poronda.

¿Es o no es? Así es.

Se ha vuelto ya un narcisista,

me corrige todo. No, no.

Ahora en serio, muchas gracias por volver a invitarme.

Es un placer, y lo sabéis. Y lo que decíamos antes,

que me alegro de estar en un programa menos denso.

Y vamos a ver otras cosas.

En el fondo, le gusta el cachondeo al doctor Santos.

En cuanto se abran puertas, vamos a flipar.

Elizabeth Duval.

Estudiante de Filosofía, escritora, autora de "Reina y excepción".

Y, bueno, ministra, donde las haya, de Asuntos Exteriores.

Ahí la tenemos, en París.

capitaneando desde su cocina. ¿Qué se cuece por allí?

Bueno, no sé si comparto de estar agradecida

por ser un programa menos serio,

porque me he traído fórmulas matemáticas

para esta movida de la bajona.

-Bueno... -..."entre comillas".

Mafer, "Chequea cómo se menea", Virtual Diva en redes.

Consejos de amor.

Y, bueno, culona, que le gusta menear.

O sea, quiero decirte, ¿es o no es, Mafer?

Sí, sí. Además, estudiante de Biología.

Que está hasta la cuca de hacer exámenes "offline".

Mírala.

En su programa...

Así pagamos nosotros,

para que vayan haciendo otras cosas mientras.

Bueno, bienvenida, Mafer.

Gracias por estar aquí con nosotros.

Y no por ello menos importante: Paola Rivero.

-Holi. Paola Rivero.

Que es una integrante del grupo Cariño.

Además, bueno, tienen la canción para enero,

que es "La bajona".

Bueno, tiene muchas canciones bajoneras.

"Carita triste" y un largo etcétera.

Disfruté de ellas en el FIB en su momento.

Y esperemos poder disfrutar también pronto de vuestra música.

Muchas gracias por traerme aquí.

Licencia en Bellas Artes. Tenemos muchos artistas.

Tenemos mucha gente formada.

En fin, cosas, ya sabes.

Bueno, empiezo diciendo:

Kanye West y Kim Kardashian probablemente "broke up".

La gente idealizando la nieve y poniendo "Let It Snow!".

(RÍE) ¿Idealizando la nieve?

Idealizando la nieve.

Sí, casi me dejo la cadera andando.

Un asteroide que va a caer en el 2022 y todos "kaputt".

¿Os ha pegado ya la bajona?

Sí, yo aguanté hasta el día cinco sin llorar.

Luego, ya empecé. Los propósitos de Año Nuevo.

Vale, hasta el cinco sin llorar. Es bastante.

El año pasado lo empecé con un esguince.

Llore el día uno, porque me dolía.

Y ahora ya voy avanzando.

Bueno, ahora es otro tipo de el llanto,

quieres decir, ¿no? Sí, más de 2021.

Llanto pandemia, un poco. Llanto pandemia.

Una risa llanto; más de Joker, ¿no?

Sí. ¿Puedes hacer la risa Joker?

Ah, vale. No es tanto "ji".

Bueno, ¿tenemos expectativas, Paola, en este 2021?

Lo siento por la negativa, pero no.

Yo empecé en plan: "Bueno, el 2020 me lo ha quitado todo".

No pienso empezar en plan:

"Bueno, es que me voy a proponer tal y tal". No.

Semana a semana, y lo que venga, que venga.

Y así me sorprendo un poco, ¿no?

Ha sido prórroga de la negatividad, de lo que teníamos en el 20.

Sí, pero, cariño, es que ya... Ya, es mucho tiempo.

Y, además, que yo soy bastante pesimista,

pero no pasa nada. Juego con eso. Ah, vale.

Muy bien. Bueno, un buen pimpón.

¿Puedes decirnos algo guay? (RÍEN)

Algo guay tipo... No. Ya sabéis que los mensajes de taza, no.

Creo que eso es uno de los grandes errores.

Tenemos la sensación de que hemos venido al mundo

para ser felices, y es mentira.

Hemos venido al mundo para ser adaptativos.

Y ahora estamos viendo que ser adaptativos

es presente más que nunca.

Y, en ese sentido, no es cuestión de esperar que pasen cosas malas,

pero no de inventarse que van a pasar cosas buenas.

Porque, luego, claro...

Pero creo que esto también nos está reconectando

con cosas que a lo mejor antes olvidábamos

un poco por todo esto, ¿no?

Pequeñas cosas que antes no nos alegraban tanto

porque teníamos las expectativas muy altas.

¿Creéis que hemos salido...?

Un poco, los mensajes de taza,

esta vez han sido mensajes institucionales...

¿Pensáis que hemos salido más fuertes de esta?

Yo más estable. O sea...

Antes era como que me agobiaba mucho por todo.

Y ahora es como... "No pasa nada, relax".

Pero también porque estoy más en el presente

y pienso menos en lo que va a pasar.

Y eso me ha ayudado un montón a relajarme.

Bueno, aprovechando este momento alto medievo,

por lo que acabas de decir:

"Se viene a vivir aquí para que sea todo un valle de lágrimas

y ya después la gloria no resarcirá",

Liz, cuéntame tu fórmula matemática.

Básicamente, lo que yo quería decir con la fórmula matemática

no es del todo cierto.

No existe una verdad matemática. Joder.

Pero es igual que la cuestión de la bajona.

He venido a decir que la bajona no es verdad,

que la bajona es mentira.

No tenemos la bajona porque estemos automáticamente programados

para que unos días después de...

Bueno, el tercer sábado de enero, no me acuerdo, el Blue Monday,

de repente tener la bajona.

Eso se lo inventó una agencia de viajes,

que sacó una fórmula en la cual, supuestamente,

está el clima, la deuda, el salario mensual,

el tiempo que ha pasado desde la Navidad,

el tiempo desde fracasar en las resoluciones de Año Nuevo...

Y que esto es mentira.

Igual que se ha dicho que no hay que estar todo el rato

con esas frases en la cabeza,

pues hay teóricas que también nos hablan

de cómo esta cosa de la felicidad

y de buscar la felicidad a toda costa

es un engaño.

Y hay dos libros, son el de Eva Illouz, "Happycracia",

y el de Sara Ahmed, "La promesa de la felicidad",

Parece que no es la bajona,

que en enero haga más frío, estemos más tristes,

aunque eso puede tener un poco de verdad,

sino que es que los autónomos no cobran facturas atrasadas,

es el capitalismo, el trabajo, volver a la rutina.

Es volver de vacaciones y estar en la mierda,

así, en general.

Madre mía. Ya está.

Buah, chaval, estoy flipando con esta apertura de programa.

Estoy flipando.

Es lo mejor. A ver...

Mafer, quería preguntarte,

¿tus Navidades han sido más reflexivas y austeras?

¿Crees que se debería repetir

esta fórmula que hemos tenido para próximos años?

A ver, creo que es cierto

que, a medida que vamos creciendo todos,

ya cada vez hace un poco menos de ilusión, ¿no?

Al final nos vamos dando cuenta

de que... Pero también un poco en la línea de lo que dice Liz,

que vamos creciendo y vamos viendo que el constructor de la familia

no es lo que pensábamos en nuestra cabeza.

No tenemos por qué compartir tiempo con gente

porque tengamos lazos familiares y nos apetezca estar con esa gente,

sino que tenemos que ir un paso más allá y decir:

"Lo voy a pasar con quien yo quiera".

Sí que podemos hacer unas épocas felices,

pero con las personas que nos apetezcan.

y no necesariamente tiene que ser una obligatoriedad.

Que nadie se sienta mal si has cenado sola en Nochebuena.

Al final es un día más.

El tiempo y las fechas tiene la importancia

que les hemos querido dar nosotros; así, por ponernos profundos.

Total.

Yo de lo que quería hablaros era de si tenéis algún truco...

para disuadir este momento del que me estabais hablando,

de bajonero o cualquier cosa.

Ya sé que la bajona no existe, la felicidad no existe,

pero miénteme con elegancia, por favor.

Por favor, decidme algún truco.

-Es que soy muy dramática. -(RÍEN)

-Yo igual. -Es que yo la paso.

Me gusta ponerme con la manta en la cama y con música triste.

Luego, me miro desde fuera, y digo: "¿Qué haces?".

Porque me paso de dramática.

Pero, antes de la cuarentena, lo pasaba, seguía con mi vida,

intentaba evadirlo, y ahora la sufro.

Y digo: "Si sufro ahora, mañana ya estoy mejor".

Voy para arriba. "Sufrir",

ese es el primer consejo. Para mí, sí.

Un consejo, doctor Santos Olano. -(RÍEN)

Realmente, lo bueno es que sabemos que la realidad

no es la que nos provoca las emociones.

Esto nos choca un poco.

Lo que decimos: enero, por ser enero,

no nos pone tristes.

Es la interpretación que nosotros hacemos de la realidad

los que nos lleva a sentirnos de una manera u otra.

Con los acontecimientos que acabas de citar,

habrá gente que esté contenta y otros que lo vivan como un drama.

Y todo va a depender del punto de vista.

Entonces, entrenarse en ver las cosas

desde diferentes puntos de vista

sí que sabemos que ayuda a regular mejor las emociones.

Creo que eso puede ser un buen consejo.

Un buen "tip": entrena tu inteligencia.

Pero es que yo me he quedado en Operación,

el juego Operación.

Como para ponerme a entrenar mi inteligencia.

Alguna tip, Paola.

Cualquier persona que me conozca y que me vea dando tips para eso...

Es que no puedo.

Bueno... Lo único que he hecho en 2020,

que hemos estado encerrados con uno mismo,

yo estaba diciendo en plan: "Estoy bien, estoy bien".

Y, bueno, empecé a afrontar que igual no tanto.

Empecé a ir a terapia.

Y lo que dices tú,

afrontar la ansiedad y ese tipo de cosas de una manera diferente.

No sé, en mi ámbito,

en el ámbito creativo. puede sacar una buena canción.

O puedes canalizarlo de una manera completamente diferente.

No todo es malo,

y quedarse con la batamanta en el sofá.

Y una cosa, Liz, los parisinos...

están más pajizos, más tristes.

¿Piensas que los latinos lo llevamos mejor?

La cosa es que es difícil no estar más triste

viendo París comparado con el clima de Madrid o Barcelona.

O sea, aquí tenemos una cantidad de horas de sol al año

que baja un poquito.

Aquí hace un frío de la hostia.

No ha nevado, lo cual fomenta que estamos más tristes,

porque la nieve es ese momento feliz, navideño,

de volver a ser un poco niños y lanzarse bolas,

pero no creo que haya nada intrínseco

que haga a los parisinos más tristes.

A otros países más al norte, sí,

pero es una especie de escala infinita,

en la cual dices: "No, yo no, los del norte".

Los del norte te dirán: "No, yo no, los demás al norte".

Con lo cual, creo que no hay nada de verdad en esto.

Exacto, tiene sentido. Mafer.

¿Qué le pides tú al 2021?

Bueno...

eso, pido que la gente se vacune, la verdad.

Como bióloga. Claro, es que tú puedes aportar.

Claro. Como bióloga, pido a la gente,

con los conocimientos que tengo,

que aún estoy ahí peleando con esos 30 créditos que me quedan,

jolín, que la gente confíe en los científicos.

Jolín, han trabajado mucho, no es tan difícil...

Entiendo las reticencias de la gente con respecto a esto,

pero, si lo pensamos con perspectiva,

se han puesto a los mejores cerebros a la gente más inteligente,

la más trabajadora, la que más ama la ciencia, a tope,

todos trabajando en conjunto para sacar algo adelante

que, mínimo, va a ser seguro, y eficaz esperemos que sí.

Pero mínimo seguro...

Jolín, ¿cómo no lo va a ser, por Dios?

Bueno, muchas gracias, "Maferilla".

(RÍEN) Aprovecho, por si acaso...

Por si acaso, si quieres hacer alguna petición hacia ti,

yo qué sé, a algún chato o a alguna chata...

Lo que yo le pido al 2021 es acabar la carrera.

Porque ya estoy cansada.

Ya quiero ponerme de ministra o de lo que pille.

¡Vamos! Oye, ¿algún deseo para el 21?

Ninguno. ¿Ninguno?

No. Lo de la vacuna me tiene bastante esperanzada.

¿Follar más?

No, con eso estoy bien, la verdad. ¿También?

Bueno, bueno, bueno, ¿ves?

-Oye, muy bien. Está fenomenal.

O sea, yo ya tengo un consumo de masturbadores en mi casa,

que eso ya es espectacular, es de vitrina.

Así que, bueno, muy bien. ¿Algún deseo, Cardo?

Siempre pido que todo vaya bien.

Es muy general, engloba salud, dinero y amor.

Siempre pido eso en las campanadas. Hostia, tía.

-Suele ir bien. -Y cuando es mi cumpleaños.

Bueno, si lo digo, se cumple igual. No pasa nada.

Yo creo sí. Ya te lo has cargado.

Que todo vaya bien.

Creo que lo estás emitiendo.

O sea, que eso... Va a pasar.

Algo vas a recibir. Liz, ¿una petición de 2021?

-Yo no tengo peticiones.

Salvo cosas que escapan de mi control,

estoy muy contenta con las cosas.

Joder, hay que dejar de traer a estoicos.

Que se resuelvan.

Vale, vale, vale, vale.

O sea, el estoicismo, presente en esta mesa.

Sí, sí, sí.

Si la paz es interna.... lo demás, pues bueno...

Si hay un golpe de Estado en Estados Unidos,

me retiraré a mi casa con mis gatos.

Bueno. Pero que no...

Una "civil war".

Que no acaben destrozando el Parlamento.

Doctor Santos, ¿cuáles son tus peticiones?

Tú dedicas mucho tiempo al resto, pero ¿para ti? ¿Tú cómo estás?

Gracias.

Eres de las pocas personas que me pregunta esto,

y te lo agradezco.

¿Soy de las pocas personas que te preguntan cómo estás?

Más allá de mi familia y amigos, debo decir que sí.

Suelo hacerlo yo más.

"¿Qué tal la semana?". Claro.

A ver, no te voy a ayudar mucho con esto.

Realmente, lo que decía ella, dentro de lo que depende de mí,

bien por ahora.

Tengo suerte.

Creo que, para la época difícil que estamos viviendo,

me considero afortunado.

Así que, a nivel muy individual, que continúe igual.

Yo tengo que decir que soy una afortunada,

que hay una situación general muy movida,

y que, bueno, que sea mejor para todos también.

¡Bien!

¡Danel! ¿Qué nos cuenta Danel?

Bienvenidos a la segunda temporada de "Gen Playz".

Las segundas partes nunca fueron buenas.

Y lo sé porque soy hermano mediano.

Vosotros os creéis que la vida es gratis,

que la vida es una chanza, una broma de mal gusto,

pero no es cierto.

Las cosas están fríamente organizadas

por una élite reptiliana

que está oculta entre las altas esferas

de la política mundial,

y todo tiene una razón de ser.

La Navidad está ahí para que, en la comparativa,

te duela menos el mes de enero,

porque el mes de enero es una puta mierda.

El síndrome posvacacional solo existe

porque las vacaciones están antes.

Y, aunque no hubiera vacaciones, enero sería una puta mierda.

Este vídeo ha sido grabado cuando estoy de vacaciones.

Y ya tengo síndrome posvacacional.

Los últimos días de una festividad

ya puedes escuchar las campanas fúnebres que vienen.

Que vienen, que no se detienen.

Se acerca la responsabilidad, la rutina, el trabajo, el frío...

Porque qué mejor momento

que incorporarte a las dinámicas de trabajo del capitalismo

que en un mes en el que amanece a las 10:30, anochece a las 18:00

hay lluvia, ratas y nieve.

Odio la nieve, detesto con cada latido de mi corazón

a esta hija de puta impresentable,

que se te pega en la ropa y que hace que los niños piensen

que es gracioso agredirse entre sí

y, lo que es peor, a otra gente.

La "cuesta de enero" es un término para normalizar y para asumir

que hemos cometido el mismo error: tener menos dinero en la cuenta.

¿Por qué? Porque la Navidad es una fiesta de ostentación,

de compartir y de amor,

pero, sobre todo, de tener las luces de Navidad

más chulas en casa.

Entonces, has comprado un iPad a tus hijos

para que te dejan en paz.

Jódete, debes trabajar, no tienes dinero.

Puedes utilizar ese tiempo libre que tienes ahora

para volver a recuperar el dinero que te han costado tus regalos

y luego ya volver a tu vida normal.

El año que viene o cerca de verano. No quedan días de verano

porque es invierno, que es una puta... ¡mierda!

Soy Tim Calor, aquí donde me veis.

Entra el debate Tim Frío-Tim Calor.

Soy Tim Calor, lo siento. Lo lamento por aquellos

que tengan que reincorporarse al engranaje este mes.

Espero que lo hayáis pasado bien

y os hayáis metido tres tabletas enteras por el ojete.

Porque no vais a catarlo hasta diciembre;

no solo por la tradición, sino porque es caro.

Pensad en las cabezas de langostino que habéis rechupeteado.

¿Quién es más feliz, ellos o vosotros?

No lo sé.

Hala, por la cara.

¡Uh! ¡Uh! -Bumba.

Me ha encantado lo de la nieve. Estoy super de acuerdo.

Nos ha jodido, encima vive en Bilbao.

Ya, en Mondragón.

Es verdad.

La cuna de Fujitsu, Eroski y la ETA.

Perdona, Danel.

Danel, te queremos. Siempre eres el mejor.

Y a Madre Lucius también. Por supuesto.

A toda la "crew".

Sí. No, lo que iba a decir. A ver.

Lo que iba a sacar para preguntar a nuestra gloriosa mesa,

es si, en las redes sociales,

pensáis que se representa bien esta bajona.

¿O se intenta hacer la triquiñuela,

la vieja confiable de las redes sociales de...

"Sonrío; y, si sonrío, no pasa nada"?

¿Pensáis que se representa...?

Cuando estoy de bajona, no toco el móvil.

Yo, cuando un escribo un tuit, lo borro al segundo.

"Estoy triste". Lo borro.

¿Sí? Sí.

Pero ¿por qué no permites amparo ajeno?

No, como estoy de bajona y no me siento muy con fuerzas,

pues no creo que lo que estoy diciendo

lo estoy diciendo bien.

¿Sabes? No me siento como empoderada y cómoda.

Entonces, intentó dejarlo a un lado. No sé ustedes, pero yo...

Pero ¿la bajona es cosa de niños pijos, ricos y acomodados?

A ver, la bajona la podemos entender como tristeza, ¿no?

Y siempre va a surgir cuando hay una pérdida.

Puede ser una pérdida de algo que ya no está

o de unas expectativas que sabemos que no se van a cumplir.

Y, en ese sentido, la Navidad... Estamos de vacaciones,

hay un ambiente, ves a gente que te apetece ver...,

o no tanto, por eso decíamos, dependiendo de la persona.

Pero, claro, volver a trabajar,

quizá dejar de tener tantos eventos sociales,

este año raro es raro de por sí,

mucha gente ha perdido a personas queridas,

hemos perdido trabajo...

Pues, bueno, creo que en ese sentido es entendible esto.

Pero, bueno, no quiere decir que todo cause depresión.

La tristeza es una emoción adaptativa,

como todas las demás,

algo que nos enseñó "Inside Out", la peli.

-Muy guay.

Y "Soul" también.

"Soul" es buena también.

De Pixar. Es más reciente, es verdad.

Hay que verla. -No vamos a hacer spoiler,

pero viene muy a...

Viene relacionado con... Con el tema de la movida.

Sí, claro. No, no vamos a hacer spoiler.

¿Tú qué piensas, Ana, amor?

-Creo que este año hay menos bajona que nunca.

Ya ha sido todo el año 2020 mal.

2021 hemos empezado normal, como siempre.

¿Y tú te dejas echar un cable?

¿Si pones un tuit de "estoy triste"?

Es que me da vergüenza a veces poner eso, porque me van a decir:

"Qué pesada, todo el día triste".

-(RÍEN) -Es verdad, a veces...

-Es que es verdad. -A veces no pongo cosas por eso.

Siempre digo: "Lo que pongo no es mi vida", pero, en parte, sí.

Sí que cuento lo que me pasa, pero digo que no...

Ah, "tristechonda"; eso me lo dijo un amigo.

Tiste y cachonda, que es el "mood" de...

Universal. -Es lo malo.

En realidad, emociones básicas no hay tantas.

Y solo nos parece buena una.

Eso de por sí es un problema.

Estás negando la normalidad del resto.

Y todos los días tendremos emociones

que a lo mejor nos parece que estamos haciendo algo mal

por tenerlas, pero tampoco dices:

"Qué pesado, todo el rato contento en las redes".

Y es a lo que hay que ir.

En realidad, es falso también.

Aunque transmitas eterna felicidad,

si tienes un organismo normal y corriente,

tendrás todas las emociones.

Otra cosa es que se te dé mal identificarlas.

Eso ya es otra clave.

Todas las tienes, porque no depende de ti,

son una reacción del cuerpo.

Claro, pero, socialmente, sí que dices: "Hombre, es agosto,

la gente está de pigüis, yo estoy aquí".

"No debería de estar expresando lo hasta la cuca que estoy".

pero estás más hasta la cuca que, por ejemplo, en enero, ¿sabes?

El "mood" es estacional.

Tiene que ver también con la educación.

Estamos educados para...

O sea, estar bien es estar contento o feliz.

Claro. Pero hay diferencias.

Tradicionalmente, a los chicos nos educan un poco

en que la alegría y el enfado está bien mostrarlo.

Es decir, cuando te frustras, puedes llegar cabreado.

Si tienes ansiedad, te cabreas. "Si estás triste, enfádate".

A las mujeres, se os "permiten" otras,

pero también vistas desde la vulnerabilidad.

Al final, la tristeza, la ansiedad es como...

"Jo, sois neuróticas, es que sois"...

Tiene que ver con la normalización o no de esto.

Pero menos mal que eso se va deconstruyendo poco a poco.

Acuérdate, estamos trabajando en ello.

Y por eso, educación emocional en los coles.

Educación emocional en los coles. -Ojalá.

Mafer, desmutéate.

Ahí está, vamos. Lo tenías ya para pulsar.

Así, ¡bunga!

Oye, ¿tú te propusiste cosas el año pasado para cumplir?

Jolín, la verdad es que sí.

Pero es lo que estaban diciendo,

que ya ha ido todo un poco mal y ya no puede ir a peor.

Yo ya solo tengo esperanzas buenas.

¿Y no...? ¿Y en vista de que no cumpliste, a lo mejor,

alguno de tus objetivos o propósitos que tenías...?

No, en realidad, he cumplido un montón de cosas

que me había propuesto.

Vale. Tampoco ha sido un año tan malo.

Un poco como ha dicho Liz antes, en lo personal no ha sido tan malo.

Pero entristece ver la situación general.

También es verdad, jolín...

Yo tengo más apatía, por ejemplo, con respecto a mi universidad...

Ver cómo el mercado laboral, que ya estaba regular,

ver ahora que, dentro de nada,

mi generación va a entrar a ese mercado laboral,

y ver cómo se encuentra...

Creo que es algo de lo que tampoco hablamos tanto,

y como que se invalidan

las emociones que tenemos los jóvenes,

cuando somos los que estamos empezando a vivir

una vida "adulta", y nos encontramos con un muro:

recesión económica, megapandemia...

Y entonces parece que no podemos quejarnos

porque hay otra gente que está viviendo cosas

que se consideran más graves.

Claro.

Pero, bueno, permítetelo.

¿Sabes? Ráyate.

(RÍE)

Eh, doctor... Doctora... -No, pero tiene razón.

Esto pasa mucho.

Hay veces que se intenta... ¿No está bien el diagnóstico?

Tu parte sí. Vale, vale.

Pero ella dice... Es lo que decíamos antes,

desde un adulto, que ha vivido mucho,

que un adolescente no pueda quedar con sus amigos no es un problema.

Entonces, intentamos animar con lo de... "Hay gente peor".

Pero eso no anima,

porque las emociones tienen que ver con tu realidad,

no con la de otros. Exacto.

Ser adolescente y que te esté pasando esto,

obviamente, es una pérdida.

Es una pérdida.

Estar a punto de terminar la universidad

y ver que la situación de trabajo no es...,

es una pérdida.

"Aún no tienes hijos ni cargas".

Claro. "Da igual. Es mi vida".

O no haberte ido a los Sanfermines.

A lo mejor le apetecía mucho a Mafer.

Hombre, es la verdad.

Pegarme un meneo me apetecía

y liarme con algún raro en la discoteca, y me lo he perdido.

Y es muy triste, la verdad. Ya.

Tres discos de Bad Bunny, sí.

A ver si se va a pasar el "twerk" de moda, Mafer.

Quería preguntar... (RÍE)

Quería preguntar...

A mí, personalmente,

y creo que es ampliable al resto de gente,

el mal común...

a mí me reconforta un poco.

Ah, ¿sí?

Hay un refrán que dice:

"Mal de muchos, consuelo de tontos".

Seré tonto, pero consuelo si suspendemos 18 de 20 en clase.

A mí me pasaba eso. Ah, ¿sí?

Si yo suspendía, pero veía que todos estábamos suspensos,

digo: "Bueno"...

Si yo estoy confinado, pero todos estamos confinados...

Claro, eso tiene que ver con... Hay dos vías, ¿no?

Una, que la pérdida no es tanto porque todo el mundo ha perdido.

No estoy perdiéndome nada porque nadie lo está teniendo.

Y, por otro lado, también disminuye la culpa.

Si suspendemos todos, no será mi culpa.

No lo habré hecho tan mal cuando a lo mejor hay otra razón.

Sí, es básicamente lavarme las manos.

No, pero, claro, eso es normal. Te entiendo, vale.

Liz... ¿Son los medios...?

Bueno, di lo que quieras decir y te pregunto,

para que enlaces de esa forma...

O sea, eres una DJ mezclando temas.

Pregúntame primero y ya enlazo yo con eso.

Por eso digo, que eres una DJ

mezclando bits de unos temas y de otros.

Los medios han reinterpretado la bajona,

y son culpables en parte de infundirnos esta situación.

Realmente la gente está en la mierda,

pero ¿realmente estaba en la mierda hace 20 días también?

Esa es la pregunta. (ASIENTE)

Pues en un primer momento

se podría esperar que en redes sociales

ver a un montón de gente triste, ya con la bajona de Año Nuevo,

y que Twitter estuviera lleno de niños locos

que pasean y declaman su tristeza, su aburrimiento o su enfado

con el mundo,

pero, cuando he empezado este 2021, he visto una especie de júbilo,

de querer dejar atrás todo lo malo,

este año inconmensurablemente malo, que ha sido 2020.

En relación con todo eso, como decía antes,

lo del Blue Monday viene de una agencia de viajes,

estrategias de marketing,

todas estas cosas, y no tiene nada de real,

nada de asentado, más allá de esa bajona posvacacional.

En relación con lo que estamos hablando antes

de lo que nos hemos perdido,

había una frase muy graciosa del presidente de Francia,

que decía que era duro tener 20 años en 2020,

Y es duro.

Porque creo que siempre, lo positivo,

es el otro el que nos salva,

y son esas relaciones, son esos afectos,

es el cuidarse con la gente de tu entorno.

Y, en esa situación, lo más duro de confinamiento

o lo más duro de esas cosas,

es no poder ver a esa gente.

Es lo que más echo de menos, por ejemplo, de principios de 2020,

que yo podía ir con cierta regularidad a Madrid,

donde conozco un montón de mis amigos,

y que ahora ya hace un montón que no les veo.

Tengo amigos que hace que no veo casi un año

porque vivimos en ciudades distintas y no podemos vernos.

De todos modos, creo que hay que ser más optimista por el tema la vacuna

con el año 2021 que entra.

Y también, si hacemos caso al refranero,

como tú ya has dicho, Inés,

"Año de nieves, año de bienes",

por lo cual, todo saldrá un poquito mejor.

# Y es que me paso el día de juerga,

# toda la noche sin descansar.

# Dándole al vino y a la guitarra... #

Hombre, un himno a Peret.

Di que sí, pero un refrán...

¡Perret! Un "perret"...

Un Perret, bien, pero un válido para la Edad Media...

¡Uy, Darío! (LIZ) ¡Bueno, bueno!

La Edad Media no era una época oscura,

es un mito. Estaba muy bien la Edad Media.

En la Edad Media también había orgías.

Estaba muy bien, con 20 años,

ya pagabas el bonobús de los viejos de ahora.

Y la pandemia, que le hemos cogido el gusto.

En la Edad Media, el fondo de autónomos era menos.

Eso es verdad.

Bueno, ¿qué ibas a preguntar tú, mi amor?

Iba a preguntar, Cardo...

Obviamente, la situación mundial es la que es,

pero que desde los "mass media"

se esté todo el rato con este metralleo

de noticias negativas... Uf...

Yo he dejado de ver las noticias desde que empezó la cuarentena.

Todo sigue más o menos igual. ¿El qué?

Es que me agobio. Además, ponen un caso superaislado,

y lo ponen como si estuviese pasando en todo el mundo.

Y me agobio, no veo noticias.

Solo memes, más que nunca.

Y me entero de las noticias a través de los memes.

Que es para tener tema de conversación

y no quedar como de tonta, y ya está.

Has hablado antes, Paola, del rollo creativo.

Que a lo mejor te lleva

como a hacer más canciones, etcétera.

¿Has sido productiva en ese sentido o te has dado tus "chances"?

Hay veces que sí. Había días en los que me sentía creativa,

y decía: Lo voy a hacer".

pero los días que no, también es muy importante...,

en plan, cuando estás mal, permitirte estarlo.

Claro. O sea, estás mal.

Y también el hablarlo con gente.

Antes dije que no lo pongo en las redes sociales.

Tampoco creo que eso sea algo bueno.

Sí, sí. Me refiero a que hay que visibilizar

que las personas no estamos felices todo el rato, ¿sabes?

Y, no sé, he perdido un poco el hilo.

No, no, no.

No, estábamos hablando precisamente de eso,

de que la creatividad,

el estar en un punto en el que te lleve a más hilos,

Días sí y días no.

Al principio de la cuarentena, estaba a tope:

"¡Voy a aprovechar mazo!".

Llevaba muchísimo de gira,

era la gira infinita de Las Cariño.

Decíamos: "Gira, gira", pero era infinita.

Nunca parábamos. Y fue como... "Qué guay,

unas semanas de relax".

Al principio, a tope, pero luego ya era como...

"Sacadme de aquí". Ya.

Al cuarto brownie, te atascabas un poco.

No brownie, no sé cocinar nada.

(RÍEN) Ni lo intentamos.

No sé, a la cuarta pizza

de Casa Tarradellas. Sí, sí.

Encima, lo de no pedir comida a mí me tenía loca.

Yo, por una hamburguesa, mataba. Sí, ¿eh?

Es que nos obligó, nos forzó, nos forzó la situación.

Oye, ¿y tu canción de 2020?

Ay, me has pillado.

Bueno, mi artista, lo pensaba el otro día,

y es Sen Senra, me gusta mucho lo que ha hecho.

¿"George Ezra"? No... Senra.

No sé ni quién es. ¡Ojo! ¿Eh?

Ah, ¿el gallego?

Sí, sí. Ah, vale.

Me gusta mucho lo que ha hecho. Perdón.

No, no... Lo has tenido que escuchar.

Sí. (TARAREA)

(TARAREA) Pues le mandamos un "ber"...

Un "verso". ¡Buah! Estás regular, ¿eh?

¡Uh! Regular.

Regular. Bueno... Sí, perdona, Darío. Ay, pobre.

Eh... No.

Igual que puede servir la bajona,

en dosis, como gasolina, para la creatividad,

¿sirve para el "jijí jajá" del que tú eres manufacturadora?

Yo hago "jijí jajá" con dramas.

Entonces, me sirve estar mal. Claro.

Pero yo tenía idealizado lo de estar mal

para ser creativa, y no es verdad.

He comprobado que, cuando estoy mejor,

soy más creativa.

Entonces, creo que hay que quitar el romanticismo

de la idea de dibujante...

(HABLAN A LA VEZ) Y déjame... la nieve.

El agua, en ningún otro estado.

Yo odio a todos los payasos.

¡Y Ronald McDonald y Joker, joder!

(RÍE MALÉVOLAMENTE) O sea, control + alt + suprimir.

Qué mal rollo. O sea, que no, desechar esa idea.

Prefiero estar feliz para crear,

porque, al estar triste, me cuesta.

¿A qué es así? -Y que lo disfrutas más.

Eres el comodín.

"¿Lo que estoy diciendo tiene sentido?".

A ver, como yo no creo, de lo que no sé no hablo.

A ver.

Sí que es cierto que tenemos que diferenciar, ¿no?

Es decir, una cosa es tener un impacto emocional por algo

que puede ser positivo.

Nos puede provocar tristeza, ansiedad...

y a lo mejor eso sí que ayuda a crear como propia experiencia.

Hay que diferenciar la experiencia de un estado de ánimo malo

o una depresión, que supongo que no ayudará

porque, como tú dices, los procesos atencionales,

a nivel conductual, social,

estamos a otra cosa y no ayudará.

Pero, quizá, una ruptura de pareja, a nivel creativo, puede venir bien,

pero no quizá el día que te han dejado.

-Exacto. -Si es esa experiencia,

ya que te han dejado, toca llorar,

o, si es bueno, alegrarte.

Pero que...

Mira cómo se ríe el doctor Santos, es espectacular.

-También pienso que el estar viendo y estar viviendo todo el rato

de estímulos positivos, creo que también es negativo.

-Es que el aprendizaje... -Es como un vicio, ¿sabes?

-El aprendizaje, además, implica que no todo sea bueno.

No he visto a ningún niño que eche a caminar sin caerse.

También necesitamos esas otras cosas.

He utilizado muchas veces este refrán, y vuelvo a emplearlo:

"Si todos los días son un día soleado,

¿qué es un día soleado?". ¡Oh!

Es que soy un bebé gigante.

Liz... (RÍE)

Danos un mensaje sucinto, y os voy a despedir desde el Zoom,

pero yo quiero saber un poquito tu mensaje de cara a este 2021.

Bueno, mi mensaje de cara a 2021.

¿Pensé que me ibas a preguntar un verso o una canción...?

¿Quieres? Os habría dicho este de Bad Bunny,

que al comienzo su primer disco, este año, de...

"Ya no escribo nada, solo comparto memes".

Y añadir a esta cosa que están diciendo el resto,

que en absoluto creo que la tristeza o estados de ánimo depresivos

sean buenos para crear.

Me parece, de hecho,

que algunas de las mejores cosas que se crean

se hacen precisamente desde la felicidad,

la ternura, el compartir con los demás y el amor.

A mí es eso ahora mismo lo que me mueve,

y me hace crear y me hace querer compartir cosas.

Es el amor.

Así que yo transmito para este 2021

un mensaje de amor, concordia y entendimiento...

y afectos entre todos.

Es que no es lo mismo

que estar a la conquista tonta de la felicidad.

persiguiéndola como si fuera una zanahoria colgando de un palo,

sino simplemente a apreciarse, reconocerse,

saber esta frase de Italo Calvino:

"Saber reconocer en medio del infierno

quién no es infierno y preservarlo y darle espacio".

¡Joder! ¡Joder! Bueno, Mafer,

un mensaje de 2021, o por lo menos de enero, de la próxima semana.

A mí no me va a quedar tan bonito.

Jo, encima estáis hablando de la creatividad.

Yo arrojo una lanza a favor de la gente que no es creativa,

y voy a decir que no pasa nada

por haberte pasado la cuarenta con TikTok.

O sea, que también es válido, ¿eh?

Que es lo que hecho yo, por ejemplo.

Así que, nada, un mensaje de positividad,

que parece que se ve un poco de luz al final del túnel,

aunque a mí me da vértigo lo que viene ahora.

Pero ya, no digo más;

si no, entro en un bucle de pasarlo mal.

No te lances otra vez al tobogán del Aquópolis, ¿sabes?

A ver si te va a quemar el culo.

Bueno, chicas, muchísimas gracias

por haber estado esta tarde con nosotros.

Y, nada, nos vemos en el próximo programa.

-Nos vemos. Adiós.

-Adiós, adiós. -Chao.

Chao. Y tenemos nuestra "Basura Gris",

que nos ha preparado el billete de la semana.

A ver qué se cuenta. ¡Grey Trash!

(Música de piano)

Todo lo mejor de nuestra parte. Yo creo que intentaremos

y, por supuesto, ganaremos este partido al coronavirus.

Y solo puedo decir...

Como capitán de la Selección española

y ciudadano, gracias.

Gracias, gracias.

Vuestro ejemplo de trabajo y generosidad

sirva para luchar contra este virus todos juntos.

(RÍE) (RÍE)

Es que, tío...

Es que... Es que esta persona, este ser...

(RÍE) Este ser... En fin...

¡Grey Trash, bravísimo!

Pero vamos a sumar, como siempre, a nuestras charletas.

a dos chicas.

Ruth, 22 años, diseñadora gráfica.

¿Cómo estás, Ruth?

Muy bien. Muy bien. Muchas gracias por estar aquí.

E Irene Peris, 24 años.

Ella es estudiante y trabajadora.

Y, bueno, ahí tiene su estrella colgando.

Entendemos que no es la de Belén.

Son los adornos de Navidad, que todavía no los he quitado.

Hay tiempo.

Oye, ya estamos a día 12, hay que quitarlo ya.

Voy a empezar contigo, Irene.

Nada, si eres de las que no lo quita

y aprovecha los ledes todo el año, pa'lante, como tú te sientas.

Te quería preguntar,

¿te motiva o te inspira este arranque de año?

Bueno, un poco a partes iguales.

Es algo diferente. De normal, este principio de año

siempre suele ser prepararse los exámenes,

un poquito de frío...,

pero es que ahora tenemos el coronavirus.

O sea, ¿qué podemos esperar de eso?

Todo negatividad.

Pero también sacar un poquito de parte positiva.

Que es...

-¡Claro! -(RÍEN)

-No, siempre salen noticias positivas.

Por ejemplo, las vacunas.

Siempre hay que sacar alguna cosita. Vale.

Vale, vale, vale. Bueno, Irene, tú sabrás.

No sé si... Es por no sacarle todo negatividad.

Si no, creo que nos hundimos.

Dr. Dre se está poniendo bueno, el rapero,

que estaba malo, le había dado un telele,

pero ya está mejor.

Eh... Ruth.

¿Volverá a ser todo como antes,

como decía El canto del loco, o no?

# Ya nada volverá a ser como antes... #

-Temazo, ¿eh? -Un temazo de los de...

-Bueno, no lo sé, la verdad.

Personalmente, terminé la carrera hace un mes.

Entonces... ¡Anda, enhorabuena!

Claro. Bueno, no creo que sea el mejor momento de todos

para haberla terminado.

Diseño gráfico, si la cosa ya estaba complicada,

encima con un posible confinamiento,

el toque de queda y todo lo que está pasando ahora,

la cosa está un poco chunga.

Entonces, ¿volverá a ser como antes?

Pues espero que en algunas cosas sí y en otras no.

Espero no tener más exámenes en la universidad

sin estar matriculada,

pero sí que... No, sé, no sé.

Por ejemplo, fuera los besos, que decía Darío.

# (IMITANDO) "Eso es lo que quieres, besos"... #

(HABLAN A LA VEZ)

¡Dios mío! El canto del loco, Nostradamus.

Bueno, hablando de la vieja..., de perder viejas costumbres...

de la vieja normalidad.

Eh...

Pues no sé, por sacarle un este...

Lo de los besos ya era una turra, ¿no?

Creo que nos estamos volviendo un poco locas todas,

porque yo ahora estoy en mi casa,

mi madre es médico, está en el hospital

y es como que yo también estoy como medio confinada en mi casa

cuando estoy con mi familia.

Estamos separados todo el rato.

Se nos va a ir a un poco la pinza

cuando la cosa pueda estar un poco como estaba antes,

en lo de los abrazos, los besos y demás,

que va a ser una faena volver a acostumbrarnos a...

No sé, yo era una persona supercariñosa.

Y ahora es como...

"Quiero dar un abrazo, pero no puedo".

Y no sé. Ya.

Mira, ventaja para los que teníamos la pinza idísima de antes.

Mira, ¿ves? esto no nos ha sobrevenido.

Irene, propósitos de 2021.

2021.

Joder, Irene, hija, -¿Propósitos?

Pero ¡bueno!

Sí, tengo propósitos, pero no sé si los voy a cumplir.

Me he propuesto independizarme, pero... (RESOPLA)

¿Independizarte? Tela.

Buen año para elegirlo.

Bueno, vale, está bien.

Está bien. Sí, exacto.

-Está bajando el precio del alquiler.

Puedes hacerlo también mediante un método ilegal,

como la okupación.

No insto a eso, ¿eh? -No, mejor no.

Era una broma.

¿Y algún propósi...? Por ejemplo, ¿y si no sale eso?

¿Hay algún otro propósito o te dejas llevar un poco,

sobre la marcha?

No, me he propuesto terminar de sacarme el carné de conducir,

que creo que lo voy a conseguir.

Yo también lo creo. Es preferible.

Tienes una pinta de conductora que te cagas, tía.

O sea, ten cuidado. Gracias.

No, no, no. Coches chocones, total.

Ruth.

¿Crees que ha sido la Navidad más sana de tu vida?

Eh... Sí.

Bueno... Sí, sí.

A nivel de salud mental, también.

¡Anda!

Es que estamos descubriendo el pastel

de que nadie se lleva bien con sus familias.

Lo cual, pues, bueno...

Yo me uní a esta tendencia en el año 2000, ¿sabes?

(RÍE)

A ver, sí que... ha venido muy bien...

ahorrarse ciertas charlas en mitad de algunas cenas,

de intentar ser políticamente correcta todo el rato.

Dejar eso a un lado y estar con mis padres y con mi hermana,

que es mi familia más cercana, me ha venido muy bien.

Seguir siendo como puedo ser siempre,

Pero sí que es verdad que ha sido aburrida.

Me he aburrido un montón.

Pero, bueno, es que... Es que...

Ya, bueno, de tanto verles el jeto...

También te digo, mira, un mensaje de amor y también de cordura.

No sé, al final,

ver a las personas que realmente nos interesa.

Eso ha sido muy positivo.

Bueno, chicas,

un mensaje para superar la bajona de enero

y de 2021 en general.

y ya os dejo estudiar o hacer lo que queráis hacer.

O echar currículums o mirar pisos en Idealista.

Eso me a venir muy bien,

lo de los currículums. Claro.

Un mensaje, Ruth, venga. Cuéntame, amor.

Mi mensaje, un poco la filosofía

que estoy intentando llevar a mi vida estos días:

asumir el contexto en el que estamos bien.

Bien.

No generarnos inmensas expectativas.

Y, bueno, pues...

no buscar esa felicidad utópica de la que estabais hablando antes.

Pero sí trabajaré... Con lo que tengo,

voy a intentar estar de la mejor manera posible

porque no sé cómo voy a estar la semana que viene.

El doctor Santos se va a quedar sin trabajo,

Te están diciendo ya todo lo que dices.

Espectacular. -Mejor.

Mejor quedarse sin trabajo...

Es que esta persona es espectacular.

Santos no puedes parar.

Irene, mensaje de 2021. -Yo un poco...

Un poco como Ruth.

Ir poquito a poquito,

sacando las cosas buenas, sin agobios,

y haciendo las cosas que nos gusten.

Chicas, muchísimas gracias, Irene y Ruth,

por haber estado este ratito con nosotras.

Igual. Y yo qué sé,

recomendad el programa,

para que no seamos más en esa masa que llaman INEM, ¿no?

Muchas gracias, chicas.

Adiós. Un saludo y feliz enero.

Bueno, Ana, te toca a ti iniciar una ronda.

La ronda, bueno, pues eso, de la mensajada para enero.

No tengo que mirar a ninguna cámara, ¿no?

¿Te gustaría? Me he puesto nerviosa.

Creía que era como el mensaje del rey.

No, no, pero el mensaje del rey...

¿Te acuerdas, que parecía que iba en "delay".

Sí, lo hacía mal.

Para una cosa que tenía que hacer el hombre.

Ya, no es tan complicado.

Bueno, voy a mirar... a ti.

Te miro a ti. Venga, y yo a ti.

Mi mensaje es que viváis todos,

estoy mirando a todo el mundo,

que viváis el día a día y que no os agobiéis con el futuro.

Y no os flipéis con los propósitos.

Hay mucha gente que dice cosas que en realidad sabes que no.

Entonces, mejor, propósitos pequeños y a tope de presente.

"Carpe diem". Por ejemplo, poner una lavadora.

¡Exacto! Misión a cumplir...

¡Puesta! Tenderla, otro rollo. Como el Cholo Simeone.

"Partido a partido".

Dale, papá. No como el resto de equipos,

que juegan al último. Bueno, pues cállate.

El otro día, no sé qué ha pasado, creo que han bajado...

Un equipo catalán... Ha desaparecido, lo han disuelto.

Sí, cállate. Tenéis que ver "El Pionero",

Yo siempre recomiendo esas cosas, con el Imperioso y Jesús Gil.

Bueno, nada que ver.

Empezad vuestro año con propósitos de verdad,

no con mierdas.

Doctor Santos Olano, por favor.

¿Algún mensaje? ¿Alguna risa? ¿Alguna oportunidad?

(CARRASPEA) ¡No!

Bueno, en relación a lo que ella decía,

el mensaje es... Bueno, lo divido en dos partes.

La, primera, ajustemos expectativas.

Es decir, ¿a lo mejor nos están empezando a venir

buenas o malas noticias? Vamos a ajustar expectativas

para que luego nos sintamos capaces de llegar a ellas

y no tengamos la sensación de que no estamos a la altura;

sobre todo, con el tema de los propósitos.

Y por otro lado, independientemente de qué nos depare el futuro,

el futuro que no depende de nosotros,

lo que os decía: vamos a normalizar todas las emociones.

Vamos a darle cabida.

Vamos a ver que todas son útiles,

y, sobre todo, que son compatibles.

¿Vale? Que no hace falta

estar todo el rato contento, todo el rato triste,

sino que de la tristeza también puede salir alegría,

del malestar puede salir crecimiento...

Es decir, que puede ser bueno.

Así que ese es mi mensaje. Ay, espectacular.

Espectacular.

Paola, amor... ¿Y ahora qué digo yo?

Pues tú di lo que quieras.

Como si te tienes que cagar en alguna deidad.

No. La conclusión que he sacado es que se viene vacuna.

Se vienen morreos, se viene fiesta.

Así que, realmente... ¿No? Se viene, se viene.

Está bien. Y aceptarse uno mismo, convivir con uno mismo,

con las circunstancias...

Si es que todo no es tan malo.

Y, si se acaba el mundo, se acaba, ya está.

Pero que no te quiten lo bailado. Exacto.

"Que el fin del mundo te pille bailando

y que el escenario te tiña las canas",

que diría Chavela Vargas.

Los 27 años me van a coger en los festivales.

¡Bueno! Me han quitado la juventud.

Bueno, bueno... Uy, la juventud...

Que le han quitado la juventud.

Pero siempre voy a parecer que tengo 18 años.

El otro día me pidieron el carné para pillar cerveza en un chino.

Eso está muy bien.

Aquí uno de los codirectores del programa me ha dicho:

"Cada vez parece más mayor en el programa".

Digo: "Anda". Pues no.

Por mi aspecto croata. Yo tengo un mensaje cortísimo.

A ver. ¿Puedo darlo?

Claro, di lo que quieras.

¿Cómo no vas a poderlo decir?

Gente, ¿qué tal?

Mi mensaje y mi reflexión

va sobre lo de "propósitos de Año Nuevo".

¿Os acordáis de lo que he dicho antes de "si yo suspendía,

pero suspendía el 98 % de la clase me importaba menos"?

Por eso fallan los propósitos de Año Nuevo.

Porque los iniciáis el mismo día que gran parte de la población.

Elige, por ejemplo, empezar los propósitos...

el tercer jueves de abril.

La primera noticia de una señora de 60 años que haya parido.

La segunda soplapollez que diga Feliciano López en el año.

Escoge tu día, hazlo único y empieza tus propósitos ahí.

No cuando todos lo hagan.

Si no, es muy fácil dejarlo.

No, si todos lo hacen...

¡Eso es, bien dicho!

¡Nada de bajona! ¡Mucho ánimo!

Vamos a ese 2021... ¡Mira!

¡Me lo he comido ya!

Y muy importante, mañana tenemos un programón,

programa de odio en las redes y la polarización.

Fíjate, ahora con todo el tema EE. UU. que está todo muy caliente.

EE. UU. y supertendente.

Bueno, y síguenos, por supuesto, en todas nuestras redes:

TikTok, Instagram, YouTube, Twitter...

Y ya no tenemos más.

Gestionarlas con cuatro personas que tenemos es suficiente.

¡Que no les da tanto de sí el tiempo, hombre! ¡Adiós!

La bajona no perdona

Inés Hernand y Darío Emehache arrancan la segunda temporada de Gen Playz para hablar de la bajona, de los propósitos y los despropósitos que cada año nos imponemos. Y para abordar el tema contamos con la ilustradora Ana Macías (a.k.a. "soycardo"), con Paola Rivero (integrante del grupo de música Cariño), con nuestara colaboradora y filósofa Elizabeth Duval, con la instagramer y estudiante de biología Mafer (Virtual Diva) y con Santos Solano, doctor en psicología clínica y de la salud e ídolo del público más fiel de Gen Playz.

"No hemos venido al mundo a ser felices, sino a ser adaptativos"

¿Por qué nos ponemos tan tristes cuando arranca el año? ¿Tiene que ver la bajona de la cuesta de enero con nuestras altas expectativas que nunca se cumplen? Para el doctor Santos, nuestra idealización de la felicidad tiene bastante que ver con la dificultad para afrontar la gestión de nuestras emociones negativas. 

"Siempre tenemos la sensación de que hemos venido al mundo para ser felices, y es una gran mentira. Hemos venido para ser adaptativos. Y también hay que ser conscientes de que la tristeza que podemos sentir no nos la provoca la realidad, sino la interpretación que hacemos de la realidad. Por eso no a todos nos afectan las cosas en igual medida, por cómo interpretamos la realidad. Es bueno entrenarse para ver las cosas desde diferentes puntos de vista para gestionar bien las emociones", explica el doctor Santos. 

¿Estamos "programados" los humanos para sufrir bajonas?

La interpretación de la realidad, nuestras expectativas en la vida o la gestión de la frustración afectan a nuestra estabilidad emocional. Pero, ¿de alguna manera estamos programados para sufir las bajonas después de las vacaciones de navidad? Para Elizabeth Duval, la bajona como tal no existe. "Hasta el Blue Monday es una gran mentira que se inventaron los de una agencia de viajes" para comenzar su campaña publicitaria de cara a que la gente contratara en el mes de enero las vacaciones de verano. 

Tal y como recuerda nuestra filósofa de referencia, en los últimos años se han publicado varios libros analizando el fenónemo sobre la imposiciónd de la felicidad. Uno de los más destacados es Happycracia, de Eva Illouz y Edgar Cabanas, en el que analizan la industria de la felicidad, la cual mueve millones de euros cada año. En una sociedad en la que se nos educa para poner resistencia a los sentimientos negativos, los autores plantean si todo esto no es una estrategia para convencernos de que solo nosotros somos responsables de nuestros éxitos y fracasos. 

Duval también recomienda el libro de Sara Ahmed La promesa de la felicidad, en el que la autora analiza el actual mandato de la felicidad como una técnica que organiza nuestro mundo y nuestras conductas, así como el potencial político del malestar

¿Tenemos derecho a quejarnos los jóvenes con lo que está pasando en el mundo?

Enero ha empezado con el repunte en el número de contagiados por covid, el asalto al Capitolio o la gran nevada que ha aislado a miles de ciudadanos en España. Con este panorama, ¿tenemos derecho los jóvenes a quejarnos del tiempo que nos ha tocado vivir, en el que no podemos quedar con nuestros amigos y vemos más incierto que nunca nuestro futuro laboral? 

"Los jóvenes que empezamos a vivir ahora nos encontramos con un muro y parece que no nos podemos quejar porque hay gente que lo está pasando peor", explica Mafer, que está cursando su último año de Biología. 

"Para un adulto que ya ha vivido bastante por supuesto que no es un problema que un adolescene no pueda quedar con sus amigos. Pero las emociones tienen que ver con nuestra propia realidad, no con la realidad de otros. Ser adolescente y que esté pasando todo esto es una gran pérdida. Que no tengas hijos o cargas no significa que no puedas estar triste porque este año terminas la carrera y no sepas si vas a trabajar después", explica el doctor Santos. 

Y el miércoles, Gen Playz sobre el odio en redes

A pesar del clima de pesimismo, nosotros no renunciamos a nuestro yo más misterwonderfuler para mantener vivas algunas de las esperanzas que hemos depositado en el 2021. Superado este primer análisis del año, este miércoles 13 de enero tenemos nueva entrega de Gen Playz para hablar del odio en redes. Aún no nos hemos recuperado del asalto al Capitolio, ¿qué papel juegan las redes sociales en la polarización política y social? ¿Son una burbuja separada de la realidad en la cual podemos odiar sin freno al otro? ¿Es positivo que Twitter o Facebook tengan un papel moderador y censor o va contra la libertad de expresión? Todo esto y mucho más lo analizaremos en el programa con Jano García, Iago Moreno y David Espinós, entre otros. 

PLAYZ

anterior siguiente