Enlaces accesibilidad

K-POP

BLACKPINK, de jóvenes aprendices a estrellas en Coachella: "Nos hemos convertido en algo que ni siquiera sabíamos que era posible"

  • Light Up The Sky es el primer documental de la banda femenina surcoreana
  • Miedo, incertidumbre, alegría y estrés, entre las emociones que detallan Rosé, Jisoo, Lisa y Jennie
  • "En medio de todo esto, sentimos que hemos dejado de tener vida personal"

Por
 BLACKPINK, de jóvenes aprendices a estrellas en Coachella
Netflix

A día de hoy ya es considerado como todo un fenómeno, pero aún hay quien desconoce todo lo que se encuentra detrás de BLACKPINK. La banda femenina surcoreana más famosa de la historia acaba de lanzar su documental en Netflix y, lejos de ser el reflejo de cuatro artistas repletas de ego y tiranía, los 70 minutos de Light Up The Sky suponen toda una declaración de intenciones para todo aquel que sigue viendo el K-Pop como un género creado exclusivamente para embolsarse grandes cantidades de dinero. 

"Librábamos una vez cada dos semanas"

El K-Pop sigue siendo una incógnita para muchos sectores de la población occidental. Poco a poco, el género musical que nació en Corea se ha ido popularizando hasta el punto de crear grupos que obtienen los primeros puestos en listas de ventas y streaming tan importantes como la Billboard 200. Ante esto, BLACKPINK no ha perdido la oportunidad de mostrar el trabajo, dedicación y sometimiento que hay detrás de un grupo de éxito como el suyo. Los bailes enérgicos y ritmos rápidos son tan solo algunas de las características de un modo de vida que llega a rozar el término de "esclavo" y que suele dar comienzo con 10 u 11 años. Preparar a los aprendices que aspiran a ser superestrellas se ha convertido en una industria en sí misma, así que no es de extrañar que muchos de ellos debuten tras unos meses de entrenamiento, una década después, o... nunca lleguen a hacerlo. Una presión para lo que ningún coach les guía en el camino y que en más de una ocasión ha terminado en suicidios de los propios artistas.

"Creo que lo que hace del K-Pop lo que es, es el tiempo que pasamos como aprendices. Necesitan que estés a la altura en todas las asignaturas. Nos tomábamos un día libre cada dos semanas y volvíamos a ensayar durante otros 13 días. Recuerdo que todos los meses mandaban a una amiga a casa porque no aprobaba el examen. No podíamos beber, fumar ni hacernos tatuajes", comentaban entre sí mientras visualizaban las primeras audiciones que realizaron en solitario. Cada integrante tiene una procedencia distinta y aunque todas acabaron formándose en Corea, la diferencia cultural es una de las señas de identidad que han convertido a la banda en una de las más seguidas en todo el mundo.

Poco a poco, el documental muestra la experiencia de cada una de sus integrantes siguiendo un criterio que difícilmente puede ser criticado: el orden de entrada en la industria. Jennie fue la primera de ellas en dedicar su infancia y parte de la adolescencia en aprender todo lo necesario para alcanzar el culmen de su carrera. "Siempre debemos estar perfectas en el escenario haciendo lo mismo. Es triste decirlo, pero del primer grupo de gente que se formó conmigo... ninguno está aquí ahora mismo".

Lisa vuelca en el documental todos los miedos y dudas que tuvo cuando la llamaron los cazatalentos para hacer las primeras audiciones. "Era una niña de mamá, así que cuando tuve que irme a Corea sola sentí que debía empezar a cuidarme". Unas palabras que comparte con Jisoo, la tercera integrante en formar parte del K-Pop: "Cuando era pequeña, mis parientes me marginaban porque era fea. Me llamaban mono, pero... ahora estoy teniendo una vida muy diferente a la que creía que tendría", comentaba la artista mientras se sometía a una sesión de maquillaje. Con esta sinceridad, la intérprete hacía toda una declaración de intenciones y evidenciaba lo vulnerables que pueden ser ante una sociedad que sigue buscando el cumplimiento de unos cánones de belleza que en multitud de ocasiones siguen siendo inalcanzables. 

"Cuando cada una está donde debe estar, nace la magia"

Rosé se define a sí misma como una persona inquieta, "con muchas ideas en la cabeza" y con muy poco tiempo para relajarse y dedicarse a la música de forma pausada. "Me cuesta mucho dormirme y cantar me mitiga el estrés. Cuando abandoné Australia para venir a Corea tenía tan solo ocho años, pero mi padre me dijo: "Si no te presentas a las audiciones, cumplirás los 25 y te arrepentirás de no haberlo intentado". Así que aquí estoy, dedicándome a la música 24 horas al día".

Si echamos la vista atrás, aún hay quien ve con recelo el éxito de una banda plenamente femenina. "Nuestra formación ocurrió de forma natural: encajamos. Que haya cuatro chicas en un grupo no es nada fácil... Todas tenemos la oportunidad de brillar, así que así fue como nació la sinergia. Cuando cada una está donde debe estar, nace la magia. Nos mantenemos unidas porque nos cuidamos individualmente para luego juntarnos de forma sana y hacer que todo salga bien". Unas declaraciones que marcan la línea de BLACKPINK, un grupo cuya media de edad no supera los 26 años y que antepone el respeto entre compañeras a la competencia insana que puede llevar a acarrear el éxito inmediato.

"Tras el debut, sentí que nos perseguían"

YT Entertainment fue la discográfica que apostó por ellas. En agosto de 2016, la compañía decidió que era el momento de presentar al mundo el proyecto que llevaban años gestando: llegaba BLACKPINK, un grupo que en tan solo 15 días logró colocar "Whistle" en el número uno de ventas. "Tras el debut sentí que nos perseguían", confesaba Jisoo ante las cámaras. Y es que después de alcanzar el mayor éxito de toda su carrera, a día de hoy sigue preocupando el hecho de no estar a la altura y decepcionar a unos fans que se entregan con cada disco, single o concierto que llevan a cabo. "Trabajar es estresante, pero cuando no trabajamos... nos estresamos por no hacerlo. Es un dilema".

Según las imágenes del documental, Rosé, Jisoo, Lisa y Jennie residen en un apartamento donde conviven las 24 horas del día. Un hecho que nos hace replantearnos una cuestión: ¿son capaces de gestionar su relación sin ser tentadas por los celos? Durante Light Up The Sky dan a entender que poseen una de las amistades más fuertes dentro de un grupo de K-Pop, pero... ¿serán capaces de mantenerlo en el tiempo y esquivar el peso de los años?

"En medio de todo esto, muchas veces sentimos que no tenemos vida personal. Parece que hay un gran agujero en nuestra vida. Básicamente, vivimos para el concierto de mañana". Con esta afirmación, el cuarteto da voz a un sentimiento que hasta ahora nunca habían hecho público: el estrés. La vorágine de giras, presentaciones, eventos y entrevistas ha hecho que se vean sumidas en un bucle de trabajo incesante que les impide llevar a cabo una vida tranquila y controlada. 

Coachella, su consolidación en el mundo occidental

Han pasado unos meses desde que BLACKPINK acudió a la última edición del Coachella, pero ellas mismas son capaces de criticar con audacia una actuación que las consolidó definitivamente como girlband dentro de la cultura occidental: "A veces, si algo no nos sale bien o no actuamos como deberíamos, es estresante. En comparación con otras etapas, este festival fue muy abrumador porque estábamos muy nerviosas. Era la primera vez que actuábamos en EEUU y lo habíamos estado soñando desde que éramos aprendices".

Hablan de su etapa como aprendices como algo lejano, pero lo cierto es que la abandonaron hace apenas cuatro años. Su corta edad hace que YG Entertainment siga viendo en ellas una auténtica mina de oro. Y los datos, por el momento, las avalan. Son muchas las presiones a las que tiene que hacer frente un artista de alto reconocimiento, pero la cosa adquiere un matiz mucho más preocupante cuando además forma parte de la industria del K-Pop. La maquinaria que se pone en marcha cada vez que una discográfica decide apostar por un grupo reporta millones en términos de beneficio económico. Así que es de esperar que, a pesar de las consecuencias físicas y emocionales que acarrea en cada artista, no deje de ponerse en funcionamiento en los próximos años. Porque como bien dicen las protagonistas del documental... "Nos hemos convertido en algo que ni siquiera sabíamos que era posible". 

PLAYZ

anterior siguiente