Enlaces accesibilidad

Un incendio en Boiro, A Coruña, avanza sin control y obliga a desalojar a 700 personas de un camping

  • Las labores de extinción están siendo complejas debido al viento que azota la zona
  • Las llamas han arrasado ya 2.000 hectáreas del Barbanza tras afectar a las localidades de A Pobra do Caramiñal y de Ribeira

Por
El fuego avanza sin control en Ávila y en Boiro, A Coruña, ha quemado ya 2.000 hectáreas

Un incendio en Boiro, A Coruña, avanza sin control este sábado tras arrasar 2.000 hectáreas del Barbanza, ya que ha afectado también a las localidades de A Pobra do Caramiñal y de Ribeira. Las llamas han obligado a desalojar a 700 personas en el camping Ría de Arosa, en el vecino municipio de Ribeira.

Además, según los últimos datos ofrecidos por la Consellería do Medio Rural recogidos hasta las 19,30 horas de este sábado, también aumenta el terreno calcinado por el fuego en la localidad pontevedresa de Ponte Caldelas, donde el fuego declarado en Xustáns ha arrasado ya 350 hectáreas.

En ambos incendios la Xunta mantiene activa la 'Situación 2' por la proximidad de las llamas a las casas. En Boiro, la alerta continúa en el núcleo de Piñeiro, mientras que en Ponte Caldelas, esta situación se había activado por la proximidad del fuego al núcleo de A Canicouva, en el ayuntamiento de Pontevedra.

Las labores de extinción están siendo complejas debido al viento que azota la zona, por lo que se han mantenido la situación 2 como medida preventiva. Las autoridades locales ya han habilitado polideportivos para los vecinos evacuados, mientras que los bomberos han dispuesto un plan de evacuación en el hospital de Barbanza por si fuera necesario.

Otro de los fuegos que ha crecido en extensión quemada es el de Xustáns, en Ponte Caldelas, que ha pasado de 150 hectáreas devastadas a 300. En Ourense, el incendio de Verín ha sido estabilizado tras arrasar 600 hectáreas. 

En Santa Cruz del Valle (Ávila) se espera una noche "dura"

Por otro lado, el operativo de extinción de incendios desplazado a Santa Cruz del Valle (Ávila), integrado por más de 400 personas y 26 medios aéreos, espera que tras la retirada de estos últimos la próxima noche sea "dura" y de "muchísimo trabajo".

Y ello, para tratar de "sujetar" las llamas "en algún sitio" de esta zona situada al sur de la provincia abulense, en el Valle del Tiétar, dentro de una zona muy complicada desde el punto de vista orográfico y con unas temperaturas muy elevadas, según ha explicado a los periodistas el director técnico de extinción del dispositivo gestionado por la Junta de Castilla y León, Carlos Mendiguchía.

"Todo lo que puede ir mal, está yendo mal", ha señalado de forma gráfica, respecto a la labor realizada este sábado para tratar de controlar este incendio que, según los primeros indicios, ha podido ser intencionado y puede haber arrasado, hasta el momento, en torno a 400 hectáreas, aunque no hay aún estimaciones precisas.

Este fuego, declarado de Nivel 2 en una escala de peligrosidad de 0 a 3 por la posible afección a la población, se encuentra por el momento alejado de las poblaciones de la zona.

El incendio se declaró a las 16.18 horas del viernes en este municipio del Barranco de las Cinco Villas, en la comarca abulense del Valle del Tiétar, una de las zonas más sensibles de la Comunidad desde el punto de vista medioambiental, situada a unos 70 kilómetros de la capital.

Noticias

anterior siguiente