Enlaces accesibilidad

Esta denuncia contra un colegio de Alicante por vacunación infantil no consentida es engañosa

  • Analizamos cada jornada los bulos que circulan en redes sociales
  • Escríbenos por Whatsapp al 659 800 555 y verificamos por ti los mensajes que recibas

Por
 Fotografía de dos páginas de la denuncia contra un colegio de Alicante por vacunación infantil no consentida con el sello engañoso
Fotografía de la denuncia contra un colegio de Alicante por vacunación infantil no consentida VerificaRTVE

Estos días hemos observado en redes sociales y canales de mensajería instantánea la fotografía de una denuncia interpuesta contra los sanitarios que administraron vacunas en el Colegio Público Enric Valor de Alicante. Se les acusa principalmente de inocular el suero a los niños sin consentimiento informado. La denuncia describe lo sucedido en términos engañosos y no tiene viabilidad según las fuentes consultadas.

En el mensaje que se está distribuyendo se dice: “Denuncia interpuesta en juzgado contra colegio “Enric Valor” de Alicante por proceder a la “inoculación” de pequeños sin consentimiento informado ni prescripción médica alguna”. Junto a ese texto se adjunta la imagen de dos folios de la presunta denuncia, donde se lee, escrito a mano, que se ha procedido a la vacunación de niños de 5 a 12 años sin respetar distintas normas jurídicas. Las críticas se centran sobre todo en que las vacunas se han administrado presuntamente sin información suficiente, sin consentimiento previo y sin prescripción médica. “Habiendo llamado a la Policía Nacional, se presentaron los agentes [...] y procedieron a la identificación de los sanitarios que estaban vacunando”, puede leerse.

Qué sucedió

Según se ve en el documento, la denuncia se presentó en el Juzgado de Guardia de Alicante el lunes 17 de enero a las 9:30. En esa instancia judicial no nos han querido confirmar si existe por respeto a las normas de privacidad de datos, y en la Consellería de Sanidad de la Generalitat Valenciana no tienen constancia de la interposición de esta denuncia ni de otras similares.

Yolanda Rodríguez, directora del Colegio Enric Valor, nos ha ofrecido su versión de la situación: “El lunes 17 de enero se presentó un grupo de personas sin mascarilla en la puerta del Colegio Enric Valor de Alicante junto a dos miembros de la Policía Nacional. Los dos agentes pidieron permiso para acceder al gimnasio del centro, donde se estaba vacunando a los alumnos”. Explica que una vez dentro “identificaron a la coordinadora de los sanitarios”.

En la Consellería de Educación de la Generalitat Valenciana, el gabinete de comunicación ha confirmado a VerificaRTVE que “colectivos antivacunas han alertado a la Policía de que en el interior de dos colegios de la provincia había personas ajenas al centro y los agentes han procedido a identificarlas”. Al comprobar que se trataba de personal sanitario que estaba realizando su labor en el marco del Protocolo para la vacunación de la población infantil de 5 a 11 años“los agentes abandonaron el centro sin realizar ninguna acción más”

En colegios de Alicante y Valencia

Aunque en el caso del Colegio Enric Valor fuentes jurídicas no nos han querido confirmar si existe la demanda, otro caso similar sí ha terminado con denuncia en Valencia. En concreto, en Paterna unos padres se han querellado contra la Conselleria de Sanidad y el colegio de su hijo. Aseguran que el centro ha vacunado contra el coronavirus al menor sin su autorización. Desde la Oficina de Comunicación del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana nos confirman que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 5 de Paterna recibió la denuncia el 17 de enero.

Fuentes de la Conselleria han afirmado a VerificaRTVE que a día de hoy no han recibido notificación del procedimiento. Desde Educación admiten que “varios colegios de la comunidad han recibido escritos de colectivos o de familias del alumnado en los que se cuestionan las medidas de vacunación en los centros educativos, que en ocasiones incluyen amenazas y coacciones a la dirección sobre la posibilidad de incurrir en responsabilidades penales”. Ante esta situación, cuenta que envió a todos los centros un comunicado con recomendaciones a seguir para proteger y prestar apoyo a los profesionales que están sufriendo amenazas por “simplemente cumplir con el protocolo de vacunación establecido”.

Fuentes policiales de la Comisaría Provincial de Alicante con las que hemos hablado apoyan esta versión: “En ningún caso se ha identificado a los sanitarios para iniciar actuaciones contra ellos”. Desde su gabinete de comunicación nos confirman que ha habido presencia policial en cuatro colegios de la provincia con el fin de evitar altercados en las jornadas de vacunación de los niños. Detallan así el procedimiento: “Si hay presencia de antivacunas, se les identifica para advertirles que no pueden coaccionar a sanitarios, profesores, ni padres y así garantizar el libre ejercicio de la vacunación”. Estas mismas fuentes policiales añaden que, por su parte, “solo se ha propuesto sanción a algunos de los identificados por no llevar mascarilla”. Es contra estas personas contra las que se ha iniciado un procedimiento.

Información y consentimiento informado

Hemos consultado a Alberto Villa, abogado especializado en Derecho Sanitario. Opina que el conocimiento sobre la vacuna contra la COVID-19 es “público y notorio, quizá hasta excesivo, si se considera el nivel de información y conocimiento sobre estas vacunas”.

Yolanda Rodríguez asegura que entregó a todos los progenitores la hoja informativa sobre la vacuna contra la COVID-19 facilitada por la Consellería de Educación de la Generalitat Valenciana. En ella se especifican los posibles efectos secundarios del suero y se adjunta el formulario de “Autorización” (página 4 del documento anterior), donde los padres consienten o rechazan el proceso.

La directora asegura a VerificaRTVE que el centro recibió todos esos documentos firmados por los padres y que el 95% de ellos fueron en sentido afirmativo. Recalca que no se vacunó a los pocos niños que no contaban con el consentimiento de sus progenitores.

Prescripción médica

Sobre el posible rigor de la normativa que se menciona en la denuncia, el abogado Villa destaca que se cita la Ley 3/2001, 28 de mayo, de consentimiento informado, “que es de aplicación únicamente en la Comunidad Autónoma de Galicia”, cuando los hechos sucedieron en Alicante. Según este especialista, tampoco la crítica relativa a la prescripción médica parece justificada. Villa asegura sobre ella que “no se exige para vacunaciones aprobadas como de carácter general por las autoridades sanitarias, ya que se entiende que la prescripción es como si la realizasen estas autoridades”.

El abogado concluye que la querella “responde más a una intención de obtener repercusión mediática que a una actuación que tenga jurídicamente viabilidad”. Es el mismo parecer que nos ha manifestado la Policía. De confirmarse la existencia de la denuncia, su intuición es que no iría “a ningún sitio”.

Los términos en los que se está compartiendo la presunta denuncia sobre vacunación infantil en redes sociales no concuerdan con lo sucedido en el Colegio Enric Valor. Según las fuentes consultadas, el episodio se puede describir como una acción de personas no partidarias de la vacunación. 

*01-01-2022. Actualización para introducir otra denuncia a un colegio de Paterna (Valencia).


Primera fecha de publicación de este artículo: 21/01/2022.