Enlaces accesibilidad
Italia

Fracasa la cuarta votación en el Parlamento italiano para elegir al presidente de la República

  • La derecha se ha abstenido y el centro-izquierda ha votado en blanco
  • El acuerdo entre ambas partes podría llegar este viernes

Por
Mario Monti, ex primer ministro italiano y Senador vitalicio, vota en el Parlamento para elegir al nuevo presidente de la República Italiana. EFE/EPA/ETTORE FERRARI
Mario Monti, ex primer ministro italiano y Senador vitalicio, vota en el Parlamento para elegir al nuevo presidente de la República Italiana. EFE/EPA/ETTORE FERRARI

Los partidos políticos italianos no han sido capaces de ponerse de acuerdo en una cuarta votación parlamentaria para elegir al presidente de la República que ha de sustituir a Sergio Mattarella. Este jueves era la primera jornada en la que el candidato elegido solo tenía que obtener una mayoría absoluta (505 votos), en las tres votaciones previas eran necesarios dos tercios de los 1.009 "grandes electores" (673).

La quinta votación para la elección tendrá lugar el viernes a las 11:00 horas según ha anunciado el Presidente de la Cámara de Diputados, Roberto Fico. Así que no habrá doble voto este jueves, como sugirieron algunos políticos.

La derecha (Liga, Hermanos de Italia y Forza Italia) se ha abstenido y ha afirmado que planea apoyar a un candidato "con un alto valor institucional" en futuras votaciones.

Por su parte, el bloque de centro-izquierda, formado por el Partido Democrático, el Movimiento 5 Estrellas y LEU había anunciado que votarían en blanco y ha tendido la mano para buscar un candidato "que represente a todos los italianos".

Reparto de votos

El número de votos para el actual Presidente de la República, Sergio Mattarella, ha aumentado en esta cuarta votación, pasando de 125 a 166. Ha habido 56 votos para el fiscal Nino Di Matteo, indicado por los antiguos parlamentarios del M5S de l'Alternativa. Pierferdinando Casini, que el miércoles había obtenido 52 votos, este jueves se ha quedado en solo tres debido a la abstención de los delegados de centro-derecha.

Tras añadir que la Liga no votará a Pierferdinando Casini, "propuesto por la izquierda" y "elegido con el Partido Democrático", Matteo Salvini ha subrayado que "la abstención es para evitar enfrentamientos" y que no quiere "un candidato emblemático, sino un buen candidato o una candidata".

Ninguno de los bloques tiene votos suficientes para elegir al presidente de la República, y han de ponerse de acuerdo. El ex primer ministro italiano Matteo Renzi, del PD, ha asegurado que el acuerdo podría llegar este viernes. "Nos enfrentamos a la elección más importante de los próximos siete años. ¿Le parece normal ver el tipo de juegos que hemos presenciado en los últimos cuatro días? Me parece escandaloso", ha criticado Renzi.

El actual jefe de Gobierno, Mario Draghi, sigue siendo uno de los candidatos, pero las fuerzas políticas temen que un cambio de gobierno pudiera precipitar unas elecciones generales.

Irrumpe una nueva opción

Según el corresponsal de RNE en Roma, Jordi Barcia, el nombre de Elisabetta Belloni, diplomática y jefa de los servicios secretos italianos, empieza a sonar como posible candidata de consenso.

"¿Belloni? Un perfil alto, pero no juguemos a quemar nombres", ha razonado Luigi di Maio, ministro de Exteriores y perteneciente al M5S.

En Italia, son los parlamentarios (diputados y senadores) quienes eligen al presidente, un cargo de siete años, con gran prestigio y con funciones de mediación y arbitraje, que tiene entre sus tareas nombrar al primer ministro, disolver el Parlamento y convocar elecciones. 
 

Noticias

anterior siguiente