Enlaces accesibilidad

La lucha del cine por los estrenos sin 'spoilers': desde finales múltiples hasta drones

  • El equipo de Spider-Man: No way home pidió desde sus redes un estreno sin filtraciones
  • Alfred Hitchcock fue el primero en concienciar al público sobre la importancia de no revelar la historia

Por
Spider-Man vuelve a los cines de todo el mundo y todo el equipo, desde productores hasta actores, pide un estreno sin spoiler RTVE

Tras cuatro semanas en cartelera, Spider-Man: No Way Home ya es la octava película más taquillera de la historia y, a pesar de los intentos de Sony, Marvel, Disney y los propios actores de conseguir un estreno sin filtraciones, desde que se estrenó el 16 de diciembre el tema es trending en redes y con él, sus spoilers.

Ante un estreno mundialmente esperado, las compañías deben hacer grandes esfuerzos a la hora de evitar pirateos informáticos, filtraciones de material gráfico y guiones, y publicaciones, intencionadas o no, que adelanten parte de la trama.

Es cierto que hay muchas personas a las que no les importan "comerse" spoilers, pero también hay muchas otras a las que la falta de sorpresa y las constantes revelaciones hacen que pierdan el interés en seguir la trama. Si bien el concepto es relativamente nuevo, los productores y la industria del cine lleva enfrentándose a ellos como mínimo desde Hitchcock.

En 1960, Alfred Hitchcock con Psicosis cambió el cine para siempre. No solo porque obligó a la audiencia a llegar a la hora de la película y no cuando quisieran - algo muy común en la época -, sino porque para proteger el giro narrativo, hizo que el público se diera cuenta de que "guardar el secreto" de la historia era imprescindible para que otras personas la disfrutaran. 

Son muchas las producciones que se han sumado en los últimos meses a esta tendencia anti-spoiler. Así, series como La Casa de Papel han compartido vídeos en sus redes sociales para concienciar a la audiencia de que no revelaran el final de la serie.

¿Qué es un 'spoiler'?

El mundo se divide en dos tipos de personas: las que hacen spoiler y las que se los tragan, y si no eres del primer grupo, seguro que has visto tu serie favorita o aquella película que llevabas meses esperando destripada en más de una ocasión. Hoy en día, es uno de los fenómenos más odiados de Internet y, al mismo tiempo, una de las grandes luchas de la industria del cine.

Pero, ¿qué es un spoiler? Es una información que revela parte de la trama de una obra de ficción. Esta información no debería conocerse por anticipado, pues la obra está pensada para revelarla en el momento apropiado. Por tanto, un spoiler es aquella información que arruina el misterio en torno a un libro, una serie o una película.

No es lo mismo disfrutar de los giros de la historia que saber desde primera hora qué pasa, quién muere y quién se lía. Es por todo esto por lo que desde hace unos años se están tomando medidas contra las filtraciones.

Medidas en los rodajes

El set de rodaje es el corazón de una producción audiovisual, en él se da vida a los personajes y se desarrolla la trama que meses después disfrutamos en la pequeña y en la gran pantalla.

Sin embargo, muchas personas están expuestas todos los días a ese material inédito y la seguridad del mismo es prioritaria y cuando alguien quiere revelar la trama puede llegar a ser de lo más ocurrente: desde esconder un móvil para grabar, “olvidar” devolver una copia del guion y tener “chuletas” repletas de información hasta sobrevolar el set con drones.

Así, podríamos decir que las filtraciones vienen en ambos sentidos, tanto desde el público como desde el equipo de producción, y el denominador común siempre es el mismo: el factor humano. Para evitar caer en la tentación, los productores tienen que tener todo pensado.

Uno de los casos más conocidos es el de The Walking Dead y el final de su sexta temporada. Para mantener el secreto de la víctima de Negan se grabó la muerte de los once personajes que podrían ser ejecutados. Esta es una técnica que no suele usarse mucho, pero es la que mantiene mejor el suspense, ya que ni los actores ni el personal involucrado saben cómo acaba la trama.

Otro ejemplo más que curioso es que durante el rodaje de Star Wars: Episodio V - El imperio contraatacasolo dos personas sabían quien era el padre de Luke Skywalker: el director Irvin Kershner y el creador de la saga, George Lucas. David Prowse, quien estaba dando vida a Darth Vader, tenía en su guion una línea falsa y no lo supo hasta el momento de rodar la escena. En vez del archiconocido “Yo soy tu padre”, en el guion figuraba “Obi-Wan mató a tu padre”.

Algunos años más tarde, se filtraron imágenes recogidas por drones del rodaje del Episodio VII de la franquicia, entre ellas, la maqueta del Halcón Milenario. Ante esto, el estudio pensó en encargar un DroneShield para que hiciera saltar la alarma si se detecta un dron o helicóptero sobrevolando la zona. Sin embargo, no llegaron a implementarlo.

Proteger el guion a toda costa

La mayor pesadilla de todo director es que se filtre el guion y toda la trama, giros y desarrollo de personajes queden expuestos ante el público. Para evitarlo, centran sus esfuerzos en proteger el documento de la difusión a toda costa, aunque eso suponga modificar iPads o habilitar oficinas para su lectura.

Una de las medidas más populares es utilizar nombres en clave, tanto para la producción como para los personajes. Así, en caso de perderse una copia del guion, podrían desviar más fácilmente la atención. El Episodio VI de Star WarsEl retorno del Jedi se apodó Blue Harvest (Cosecha Azul) y Los Vengadores recibieron el nombre de Group Hug (Abrazo Grupal).

Por otro lado, el guion de Star Trek: En la oscuridad ha sido uno de los más protegidos, ya que solo podía ser leído bajo supervisión y en las oficinas preparadas para ello. Además, los documentos estaban impresos sobre papel rojo para que fueran más complicados de fotocopiar.

Una forma más innovadora de regularlo es a través de iPads modificados, así Guillermo del Toro en Pacific Rim y Neill Blomkamp en Elysium los utilizaron. En la primera, el documento solo podía leerse en una app especial que destruía el archivo varias horas después de su recepción. En el caso de la de Blomkamp, los iPads estaban modificados de tal manera que era imposible extraer información del dispositivo.

Las precauciones de Marvel

Marvel es una de las franquicias que más precauciones toma a la hora de evitar spoilers. Algunos actores reciben los guiones censurados y otros son emparejados con otros integrantes del reparto que disponen de la misma información. Además, en algunos casos, las páginas de rodaje se las entregan el mismo día de grabación y, una vez finalizada la jornada, son destruidas.

En el caso de la última película del hombre araña, los actores tenían prohibido revelar información acerca de la película o del reparto. Los medios entrevistaron en varias ocasiones a Toby Maguire, quien fue Spider-Man entre 2002 y 2007, y a Andrew Garfield, quien lo fue en 2012 y 2014, sobre si eran ciertos los rumores de que aparecerían en la película. No obstante, siempre negaron esta información y hasta que no se estrenó la película ni siquiera figuraban en los carteles.

Es tanto el esfuerzo por combatir las filtraciones que para el estreno de Avengers: Endgame, la última película de la fase tres del Universo Cinematográfico de Marvel, los hermanos Russo, sus directores, publicaron una carta en Twitter.

El caso de 'Juego de Tronos'

La última temporada de Juego de Tronos llegó a HBO en abril de 2019 y a las siete de la mañana los servidores de la plataforma ya se habían caído. La serie, basada en los libros de George R. R. Martin tiene varias entradas en el libro Guinness de los Récords, entre ellas, por haber sido durante seis años consecutivos la serie más pirateada de la historia, con una media de 14,4 millones de descargas por episodio.

Visto esto, evitar revelaciones cruciales en esta serie mundialmente conocida es toda una odisea, pues las redes arden con cada nueva temporada y el fandom se vuelca en ellas para comentar y compartir sus momentos más memorables. A pesar de esto, con el paso de los años el equipo ha extremado las precauciones y, sobre todo, cuando se trata de extras.

Así, en el último capítulo de la quinta temporada de la serie, se contrataron a más de 200 guardias de seguridad y se prohibieron los teléfonos móviles con el fin de no revelar la secuencia del “paseo de la vergüenza”. Además, pagó a los comerciantes de las inmediaciones para que durante los cuatro días de rodaje no fueran a trabajar, si filtraban algo podían ser multados con hasta 250.000 dólares.

Por otro lado, cuando hay muchos paparazzis frecuentando el set, el equipo organiza escenas falsas para despistarlos y que si publican algo que sea falso y no revele nada de la trama.

Una estrategia de marketing

Parece que todo se hace por y para que el público disfrute de la experiencia, pero esto podría también ser una estrategia de marketing que favorece a la empresa porque si eres fan de una serie o película y quieres evitar los spoilerstratarás de verla cuanto antes. 

Esto supone que muchas personas acudan al cine durante el primer fin de semana de estreno y que la caja aumente considerablemente. En el caso de las plataformas de vídeo bajo demanda como HBO, Prime y Netflix, muchas personas pagan meses específicos para consumir las series en el momento en que las productoras las lanzan.

Aparte de suponer un mayor ingreso para las productoras, también es una medida contra la piratería, pues si quieres ver una película en exclusiva y sin filtraciones no puedes esperar a que la suban ilegalmente en una calidad aceptable y en el idioma que te gustaría verla.

¿Puedo evitar el 'spoiler'?

Twitter, Facebook e Instagram disponen de herramientas para silenciar palabras concretas y que así se puedan evitar las filtraciones. Así, en Twitter se pueden silenciar palabras, hashtags e incluso frases específicas desde "Configuración - Palabras silenciadas”.

En el caso de las dos redes de Zuckerberg, no es tan efectivo. En Facebook se puede hacer desde “Ajustes - Comentarios” y filtrar las palabras que no queramos que nos aparezcan. Por otro lado, la única forma de bloquearlo en Instagram es bloqueando páginas y perfiles concretos.

Chrome también se ha unido a esta tendencia y ha habilitado varias extensiones que se pueden activar en el navegador para evitar los spoilers que se encuentran tanto en la web como en las redes sociales. Algunos de ellos son GameOfSpoils, UnSpoiler y SpoilerProtection.

En las stores de Android e iOS también hay aplicaciones que bloquean temas concretos en redes sociales, concretamente en Twitter y Facebook. Las más conocidas son Spoiler Shield y Spoiler Block.

Sin embargo, a pesar de que tengas todo bloqueado en las redes, un día puedes llegar al trabajo, la escuela o incluso el gimnasio y escuchar aquello que llevas tantas semanas evitando.

Noticias

anterior siguiente