Enlaces accesibilidad

Etiopía concede la amnistía a varios líderes de la oposición

  • Han liberado a varios dirigentes del Frente Popular de Liberación de Tigray, grupo enfrentado al Gobierno central desde 2020
  • Han sido excarcelados Sabehat Nega, fundador del TPLF, y el jefe del principal partido opositor, Eskinder Nega

Por
El periodista etíope Eskinder Nega en una foto de 2018
El periodista etíope Eskinder Nega en una foto de 2018 Yonas TADESSE / AFP

El Gobierno de Etiopía ha concedido este viernes la amnistía a una docena de presos políticos, incluidos el líder de la oposición y dirigentes del Frente Popular de Liberación de Tigray (TPLF), contra el que combate en una guerra desde hace más de un año.

"El objetivo es allanar el camino hacia una solución duradera de los problemas de Etiopía de forma pacífica y no violenta", ha dicho  el Servicio de Comunicación del Gobierno en un comunicado.

Sabehat Nega, fundador del TPLF y detenido en diciembre de 2020, y cuatro correligionarios han sido liberados gracias a la amnistía. Esos excarcelados se encuentran entre los veinte dirigentes acusados ​​de organizar un grupo ilegal para derrocar el orden constitucional.

Las autoridades etíopes han liberado también al líder del partido opositor Balderas por la Verdadera Democracia, el periodista Eskinder Nega, encarcelado en 2020 y acusado de terrorismo, ha informado su formación política.

Detenidos por el asesinato del cantautor Hachalu Hundessa

Eskinder ha sido excarcelado junto a otros tres dirigentes de su formación y a Jawar Mohammed y Bekele Gerba, ambos líderes del partido regional Congreso Federalista Oromo.

El líder opositor y sus correligionarios fueron detenidos en la primera semana de julio de 2020, tras la oleada de violencia desencadenada por el asesinato del popular cantautor de la etnia oromo Hachalu Hundessa, que recibió varios disparos de hombres armados no identificados en Addis Abeba. Su muerte desató graves protestas que causaron más de 200 muertos y numerosos arrestos.

Etiopía declara el estado de excepción por la guerra de Tigray

El cantautor fue instigador, con sus letras, del levantamiento social que facilitó en abril de 2018 la llegada al poder del primer ministro etíope, Abiy Ahmed, galardonado con el Premio Nobel de la Paz en 2019 por su contribución a poner fin al conflicto de Etiopía y Eritrea.

Sin embargo, Abiy también ha encajado críticas por no solucionar algunos problemas de raíz, como la falta de federalismo y las tensiones étnicas. Su acabó con décadas en las que la coalición gobernante multiétnica estuvo dominada por líderes de la minoría tigrina.

Una "reconciliación nacional"

Las amnistías han sido concedidas después de que Abiy afirmase este jueves, en su mensaje anual por la Navidad etíope, celebrada el 7 de enero, que es necesaria una "reconciliación nacional" en un país desgarrado por 14 meses de conflicto armado.

El primer ministro ha argumentado que esto permitiría "abortar las malignas conspiraciones" del TPLF, lo que "ayudaría a garantizar la unidad".

Etiopía, segundo país más poblado de África, vive una guerra civil que enfrenta desde noviembre de 2020 al Gobierno central y a los rebeldes de la región norteña de Tigray. El conflicto estalló tras un ataque del TPLF contra la principal base del Ejército, situada en Mekelle, tras lo que el primer ministro ordenó una ofensiva contra el grupo tras meses de tensiones a nivel político y administrativo.

Miles de personas han muerto y unos dos millones han tenido que abandonar sus hogares en Tigray debido al conflicto, según la ONU.

Noticias

anterior siguiente