Enlaces accesibilidad

PP, Vox y Ciudadanos cargan contra Garzón por sus críticas a las macrogranjas: "Tiene que rectificar ya o dimitir"

  • La patronal cárnica considera que sus afirmaciones son "una infamia y una burla" y sopesa tomar acciones judiciales
  • El ministro ha respondido asegurando que lo que dijo en la entrevista fue un "justo elogio de la ganadería extensiva"

Por
PP, Vox y Cs cargan contra Garzón tras criticar a las macrogranjas en una entrevista

Tanto PP, Ciudadanos y Vox como el sector cárnico han cargado este martes contra el ministro de Consumo, Alberto Garzón, y le han acusado de "atacar" a los ganaderos a raíz de unas polémicas declaraciones en las que ha cuestionado la sostenibilidad y la calidad del producto exportado por las "megagranjas" españolas.

En una entrevista, publicada en The Guardian el pasado 26 de diciembre, el ministro ha defendido su campaña para reducir el consumo de carne por el impacto que su producción tiene en el medio ambiente. Así, ha comparado los productos de producción masiva con la carne criada de forma tradicional.

"Las granjas extensivas son un medio sostenible medioambientalmente de ganadería y que además tiene mucho peso en partes de España como Asturias, Castilla y León, Andalucía y Extremadura", ha señalado Garzón, afirmando que "eso es sostenible".

"Lo que no lo es en absoluto son las llamadas megagranjas... Encuentran un pueblo en una parte despoblada de España y ponen 4.000, o 5.000, o 10.000 cabezas de ganado. Contaminan el suelo, contaminan el agua y luego exportan esta carne de mala calidad de estos animales maltratados", ha proseguido.

Sus palabras han molestado no solo al sector ganadero y a los empresarios cárnicos, que hablan de dimisión y acciones legales contra el ministro, sino también a partidos de la oposición como el PP y Ciudadanos. Ya en julio Garzón estuvo también en el foco de la polémica por recomendar un menor consumo de carne.

Casado exige "responsabilidades" y Cs busca la reprobación de Garzón

El primero en cargar contra el ministro fue el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. "Qué ha hecho #CastillayLeón para que el Gobierno de España ataque de nuevo a nuestros ganaderos", escribió en su cuenta de Twitter.  "Nos tendrán enfrente en la defensa de los hombres y las mujeres del campo. El ministro de Consumo tiene que rectificar ya o dimitir", añadió. 

Por su parte, el ministro ha respondido a Mañueco, también a través de un tuit, asegurando que lo que dijo en la entrevista fue un "justo elogio de la ganadería extensiva" y que el presidente autonómico está "desesperado por los votos de ultraderecha" y por eso recurre a la "mentira".

Mientras, el líder del PP, Pablo Casado, ha exigido este martes "responsabilidades y una rectificación". "Es inaceptable que el Gobierno diga a la prensa extranjera que 'España exporta carne de mala calidad de animales maltratados'", ha sostenido en Twitter, citando parte de las declaraciones realizadas por Garzón.

Por otro lado, Ciudadanos ha presentado una proposición no de ley en el Congreso con el objetivo de conseguir una reprobación a Alberto Garzón. En el texto, la formación afirma que el ministro consigue en un "solo párrafo" dañar "irremediablemente" la reputación internacional de la ganadería española, que depende "en gran medida" de la exportación de productos.

Además, a juicio del grupo parlamentario, se "ataca" a la ganadería "como vector de fijación de empleo y población en las zonas despobladas de España, sin ofrecer alternativa alguna".

El Grupo Parlamentario también ha presentado sendas solicitudes de comparecencia de Alberto Garzón y del ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ante la comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación del Congreso para abordar este asunto.

"Para ellos, vida de millonarios parásitos en pago por hablar mal de los trabajadores de España. Ojalá las gentes del campo y las pymes nunca olviden quien les apuñala", ha criticado el presidente de Vox, Santiago Abascal, en sus redes sociales. "Es indignante que un ministro se dedique a señalar y desprestigiar a nuestros ganaderos cuando concede entrevistas a medios extranjeros", ha expresado la cuenta de la formación. 

Sin embargo, las críticas no solo han sido desde la oposición. El presidente de Aragón, el socialista Javier Lambán, ha asegurado que "estas desgraciadas e insensatas declaraciones son una agresión directa a una parte importante de la economía aragonesa, que se esfuerza por ser competitiva y sostenible. El que las hace no puede ser Ministro de #España ni un día más. Es en sí mismo un insulto a la inteligencia".

La patronal cárnica sopesa emprender acciones 

La Asociación Empresarial Cárnica (Anafric) considera que estas afirmaciones son "una infamia y una burla" y muestran "un absoluto desconocimiento del sector", por lo que va a pedir una reunión "al más alto nivel" para reivindicar su buen hacer y exigir una rectificación.

"Además, nos vamos a reservar el derecho a emprender acciones judiciales si no hay rectificación. Basta ya de soportar más injurias de este señor", afirma en un comunicado el presidente de la entidad, José Fríguls.

La patronal cárnica recuerda al ministro de Consumo que "la industria cárnica es el cuarto sector industrial en España" y representa una cifra de negocio de 27.000 millones de euros, más del 22 % de todo el sector alimentario español, lo que se traduce en el 2,4 % del PIB total español, según los datos de 2020. Además, afirma que España "está sujeta a la legislación más estricta en materia de bienestar animal".

A las críticas de Anafric se han sumado la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) y Unións Agrarias, que han pedido la dimisión del titular de Consumo. 

En un comunicado, Asaja ha lamentado que sea otro capítulo más de la "actitud de sectarismo" del ministro Garzón y no comprende cómo desde la Presidencia del Gobierno se puede mantener un Ministerio que está "continuamente atacando a un importante sector como es el agroganadero, y por lo tanto a los intereses de España".

Unións Agrarias, por su parte, ha asegurado que la industria cárnica "supone el último soporte económico y social para comarcas enteras" y ha enumerado las funciones sociales que aporta el sector a la comunidad como el mantenimiento de las praderas como cortafuegos o el control de la fauna salvaje.

Noticias

anterior siguiente