Enlaces accesibilidad
El universo en su cerebro (VII)

Santiago Ramón y Cajal: la historia de su legado

  • Descubre las facetas del Nobel español en la serie documental Santiago Ramón y Cajal: el universo en su cerebro
  • El Museo Nacional de Ciencias Naturales expone a Cajal a la espera de un museo propio para el científico
  • El Legado Cajal, material de una de las mentes más brillantes de la humanidad, está encerrado en un cuarto durante décadas

Por
Santiago Ramón y Cajal: la historia de su legado

Todas las piezas que Santiago Ramón y Cajal quería que se conservaran cuando falleciera, mayoritariamente científicas, constituyen su herencia hasta nuestros días. Para entender el Legado Cajal es necesario conocer el contexto del momento.

Recorte de prensa del diario El Liberal informando de la muerte de Santiago Ramón y Cajal, 18 de octubre de 1918 Legado Cajal

Cajal falleció a finales de 1934, el 17 de octubre, y en año y medio estallaría la Guerra Civil en España. “Es entonces cuando todas sus pertenencias se guardan en los sótanos del Instituto Cajal, de reciente creación en ese momento. Se espera a que acabe la guerra, pero el instituto estaba colocado en la parte sur de Madrid, en Atocha, y el Madrid de 1936 prácticamente acababa allí. Para su defensa se llenó de milicianos e incluso fue bombardeado, por lo que fue seriamente dañado”, señala Juan Andrés de Carlos, neurocientífico y responsable del legado del científico español.

Penúltimo escrito realizado por Ramón y Cajal horas antes de morir

El Instituto Cajal se desdibujó tras la Guerra Civil

Cuando termina la guerra, el Instituto Cajal tiene que reconstruirse y acondicionarse. Lo hace aproximadamente hasta 1942, cuando se produce una purga en la que se echan a todos los que no eran afines al régimen franquista y, por tanto, la Escuela Histológica de Cajal es severamente purgada. Al final, el Instituto Cajal acaba abriendo de nuevo sus puertas, pero con un director "que no tenía nada que ver con la Neurociencia ni con la Histología, puesto a dedo por el nuevo régimen", recalca De Carlos.

Algunos de los discípulos de Cajal trataron de guardar su legado después de la guerra de manera que pusieron en marcha un Museo Cajal, pero dentro del propio instituto. Oficialmente, en 1945 se inaugura e irá acompañando al instituto en cada cambio de sede que haga. 

El Legado Cajal lleva más de treinta años encerrado en un cuarto

Cuando el Instituto Cajal cambia de sede en 1989, situándose en la actual avenida del doctor Arce de Madrid, el director del instituto de aquella época no piensa en el Museo Cajal y cuando termina de repartir los espacios “se da cuenta de que no queda hueco para meter un museo, por lo que las cosas quedan encerradas en un cuarto”, asegura De Carlos. 

“Pensábamos que las cajas iban a estar encerradas por poco tiempo y aprovechamos para hacer un buen inventario porque había algunos que estaban incompletos. Tenemos todas las piezas guardadas en materiales de conservación y el cuarto está acondicionado a temperatura y humedad constantes, por lo que tenemos todo muy bien conservado", manifiesta.

El legado de Ramón y Cajal está esperando más de tres décadas encerrado en un cuarto

De Carlos insiste en que están esperando para que exista un museo en el que todo ese material salga de forma permanente. El problema es que el legado de Ramón y Cajal está esperando más de tres décadas encerrado en un cuarto: “Evidentemente eso es un crimen”, recalca. 

El Museo Cajal, cada vez más cerca

Juan Andrés de Carlos ha intentado que el CSIC y el Gobierno hagan un museo dedicado al Nobel español muchas veces, pero no ha habido manera porque, en palabras del encargado del Legado de Cajal, "un museo debe ser un marrón muy grande, no solamente es buscar el sitio donde se pueda exponer dignamente la cantidad de piezas que tenemos, que son muchas, sino que también hay que dotarlo de personal. Todo el mundo ha intentado escurrir el bulto”, lamenta.

Buenas palabras le han dado muchas personas, “aunque ahora mismo estamos más encaminados porque no me he quedado en pedírselo al presidente o presidenta del CSIC", afirma. El asunto trascendió al que fuera ministro de Ciencia hasta julio de 2021, Pedro Duque: "Poco antes del comienzo de la pandemia de coronavirus, en febrero de 2020, él dijo públicamente que Santiago Ramón y Cajal tendría un museo durante la legislatura”, asegura con rotundidad.

Pedro Duque aseguró que habría un Museo Cajal en el nuevo Museo de Ciencia y Tecnología

Pedro Duque, ministro hasta julio de 2021, dijo el 20 de febrero de 2020 en el Congreso de los Diputados, durante la presentación de las líneas maestras de su ministerio, que habría un proyecto de Museo Cajal a raíz del nuevo museo de Ciencia y Tecnología, con una parte dedicada a Santiago Ramón y Cajal: "Nuestra intención es darle el protagonismo que merece al legado del mejor científico de nuestra historia", pronosticó.

En definitiva, Pedro Duque formó un comité que trabajaba por un Museo Cajal que, al parecer, sigue en funcionamiento y no se ha detenido con su cese. Ahora queda por saber el pensamiento a medio plazo de la actual ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, acerca de la puesta en marcha del merecido Museo Cajal. 

Noticias

anterior siguiente