Enlaces accesibilidad

¿Qué es la kombucha? Así es la bebida de moda que se elabora también en La Rioja

  • La kombucha, una bebida natural, baja en azúcares y ecológica
  • En La Rioja, una pequeña planta en Lardero, elabora este producto que proviene de Asia

Por
La kombucha, un té fermentado en auge por sus infinitas propiedades

La kombucha es una bebida milenaria cuyo origen no está muy claro. Aunque podría venir de Asia. Y aunque apareció hace muchos años, es ahora cuando ha pasado de ser la bebida "de moda". Años atrás, sólo podíamos encontraba en herboristerías y locales detox pero ahora se puede comprar en cualquier supermercado o gran superficie. 

La kombucha es un té azucarado que se ha dejado fermentar durante un tiempo. Pero esa fermentación se parece muy poco a la que se produce en otro tipo de alimentos como pueden ser el yogur, el pan o la cerveza. En este caso, está basada en la unión de la bebida con bacterias y levadura.

La mezcla conforma el hongo de la kombucha. Durante este proceso se aumenta la acidez y las bacterias disminuyen, ralentizando el proceso hasta que la bebida, con un sabor agridulce, se puede consumir.

En la medicina china es considerada como el elixir de la vida, por sus diversas propiedades.

Emprededoras en La Rioja   

En plena pandemia, una emprendedora riojana y su socia, decidieron lanzarse a elaborar este producto que además es ecológico.  

Cristina Clavijo, es la fundadora de la planta riojana que elabora este tipo de bebida en Lardero, La Rioja. Ella, probó por primera vez la kombucha en Estados Unidos. Allí vivió diecisiete años. Hace tres, en 2019 volvió a su tierra natal y decidió emprender. Desde entonces, su producto llega a toda España, Italia, Francia y Alemania.

Producen unas 50.000 botellas a la semana

Para elaborar esta bebida natural, es necesario hacer un té previo, que hay que endulzar. Después, dejan que se temple y luego añaden "el secreto mejor guardado" de la kombucha. A esta primera mezcla se le da el nombre de 'scooby'. Un acrónimo en inglés para cultura simbiótica de bacterias y levaduras. 

Las responsables de esta empresa, dicen que en la elaboración, convierten el té en una bebida muy probiótica, baja en azúcar y con un sabor diferente.

De hecho, tienen varios tipos de kombucha diferentes. La de té verde, de cítricos con jengibre, con sabor a canela y manzana. Y este año, el sabor del verano es la kombucha de remolacha y mango.

Las propiedades atribuídas a la kombucha son infinitas. Entre otras cosas, ayuda al crecimiento del cabello, reduce la presión arterial, los dolores de cabeza, y ayuda a regular el metabolismo. 

Llevan un año en el mercado y el balance aseguran, es muy bueno. 

Noticias

anterior siguiente