Enlaces accesibilidad
Libros

Nueve novelas de suspense para devorar este verano

  • Entre las novedades, el retorno de clásicos del género como Stephen King, Donna Leon y John Connolly

Por
Las novelas negras siguen acaparando la atención de los lectores EPA EPA/David Cheskin

Esclavos del deseo, Donna Leon

Portada de 'Esclavos del deseo'

Donna Leon retorna con la entrega número 30 del comisario Guido Brunetti, radicada en la ciudad de Venecia, un escenario que ejerce como coprotagonista. El comisario, que ha hecho mundialmente famosa a la escritora de Nueva Jersey, se enfrentará a un caso vinculado con la trata de mujeres nigerianas. Un delito que Leon abordó en otra novela de la saga hace años aunque la autora cree que en el tráfico de personas “no ha cambiado nada en la sociedad” y apunta escéptica a que el futuro “va a peor”.

Con Esclavos del deseo, Donna Leon recupera a su protagonista más querido, al que dedica una carta homenaje en el prólogo, para abordar cuestiones que le preocupan como la injusticia, la corrupción, el abuso o el cuidado del medio ambiente. “Me sigue gustando Brunetti y lo más importante, me sigue gustando escribir sus novelas”, afirma Leon, de 80 años, sobre este sabueso amable, sensible y amante de los clásicos.

Especie, Susana Martín Gijón

Portada de 'Especie'

Mucha acción, crímenes en Sevilla y una policía peculiar al frente de una investigación con poso social. Especie, de Susana Martín Gijón, es su segunda novela protagonizada por la inspectora Camino Vargas, en la que se ha producido un salto cualitativo de popularidad y éxito tras su debut con Progenie.

Una narrativa femenina y feminista con la que Martín Gijón quiso situar a “mujeres fuertes” al frente de los misterios que le gustaban. La novela aborda el tema del maltrato animal y es una palanca a la reflexión salpimentada con un reparto coral de diferentes puntos de vista con Camino Vargas en el centro. “Camino es una tía que cae bien porque no tiene filtro, es muy disfrutona y no solo piensa en el trabajo como esos detectives torturados, también tiene vida propia”, describe la autora.

Los buenos hijos, Rosa Ribas 

Portada de 'Los buenos hijos'

¿Dónde están los límites en una investigación? Rosa Ribas lanza este interrogante en su última entrega de la saga de la agencia familiar de detectives los Hernández, en la que la investigación del suicidio de una adolescente les enfrentará a pagar un alto precio por escarbar en la verdad.

La aclamada escritora barcelonesa afincada en Alemania, donde ubica su serie de la inspectora Weber Tejedor, compone una novela entretenida, trepidante y tan bien hilada que le reafirma como un referente de la novela negra española tras El pintor de FlandesLa detective miope o sus libros a cuatro manos con Sabine Hoffman. Ribas describe categórica el trasfondo de sus textos que destacan por su agudeza: "La novela policiaca permite entrar en zonas de la mente humana bastante oscuras".

Antigua sangre, John Connolly

Portada de 'Antigua sangre'

La decimoctava entrega de la serie del atormentado detective Charlie Parker entronca con el final de La mujer del bosque y presenta una trama con tintes góticos enhebrada con precisión. Un estilo puramente Connolly que mezcla lo sobrenatural con lo real como palanca para ofrecer material siempre fresco a sus seguidores. Un método literario heredero de la cultura irlandesa de este escritor de culto.

En un solitario páramo situado en el noreste de Inglaterra, cerca de donde antiguamente se alzaba una iglesia, ha aparecido el cadáver de una joven. En el sur, una niña yace enterrada en un montículo sajón que data de la época medieval. En el sudeste, las ruinas de un priorato esconden una calavera humana. Parker, "el hombre al que el mal teme", abordará este misterio, en una novela que difumina el protagonismo de su personaje principal para cederlo a unos secundarios gloriosos.


La desaparición de Adèle Bedeau, Graeme Macrae Burnet

Portada de 'La desaparición de Adèle Bedeau'

Impedimenta ha rescatado la primera obra de Graeme Macrae Burnet, finalista del Premio Booker con Un plan sangriento. La vuelta del inspector Gorski vertebra este thriller psicológico rural que mantiene al lector en tensión hasta el final y que homenajea al maestro francés del suspense George Simenon. Manfred Baumann es un hombre solitario y socialmente torpe que se pasa las tardes bebiendo mientras alimenta su tóxica y retorcida obsesión por Adèle Bedeau, una seductora camarera del monótono Restaurant de la Cloche, en Sant-Louis, Alsacia.

Cuando la camarera desaparece, Baumann es el principal sospechoso y Gorski se encargará de la investigación, que se convertirá en un infierno para ambos en una búsqueda a contrarreloj. Un exponente del noir más destilado con juego constante entre la culpabilidad y la inocencia. Como guinda cuenta con un epílogo del escritor que narra el éxito tras su publicación en 1982 y cómo su adaptación al cine se convirtió en película de culto.

Lo que la marea esconde, María Oruña

Portada de 'Lo que la marea esconde'

Oruña recupera la serie de Valentina Redondo con su novela más ambiciosa en un homenaje directo a Agatha Christie y a sus tramas de crímenes de “habitación cerrada”. La presidenta del Real Club de Tenis de Santander, una de las mujeres más poderosas de la ciudad, ha aparecido muerta en el camarote de una preciosa goleta que con unos pocos y selectos invitados surcaba las aguas de la bahía al anochecer.

Todos los invitados parecen tener motivos para acabar con ella pero nadie ha podido entrar o salir del barco para cometer el asesinato.
Con esta premisa, María Oruña construye un thriller adictivo con un enigma dentro de otro que planteó como un desafío a los lectores, en el que no falta el toque personal y un final sorprendente.

El juego del alma, Javier Castillo

Portada de 'El juego del alma'

El malagueño Javier Castillo se ha coronado como uno de los reyes del thriller superventas en tiempo récord, tras despachar un millón de ejemplares en más de 60 países. Su anterior libro, La chica de nieve, se convirtió en el más leído durante el confinamiento.

El juego del alma continúa en la misma senda de éxito. Un thriller que Castillo sitúa en Nueva York tras la pista de un asesino en serie, y que fue lanzado con oropeles en Times Square para el público hispanohablante. Un puzle vertiginoso donde algunos de los protagonistas se reencuentran con los lectores (como la periodista Miren Triggs). “Son personajes que conocemos de La chica de nieve pero los podemos leer de forma independiente porque me gusta mantenerlos dentro de su propia burbuja”, explica el escritor-que suma miles de fans- sobre los entresijos de la creación.

Después, Stephen King

Portada de 'Después'

Stephen King aúna en su último libro elementos clave de algunos de sus clásicos como It, en concreto, la catarsis que supone enfrentarnos a nuestros miedos, lo sobrenatural o la frontera borrosa entre el bien y el mal. Con un lenguaje sencillo mantiene un suspense terrorífico que no defraudará a los fieles del maestro de Maine, al hilo de una historia poderosa.

Jamie Conklin, el único hijo de una madre soltera, solo quiere tener una infancia normal. Sin embargo, nació con una habilidad sobrenatural que le permite ver aquello que nadie puede y enterarse de lo que el resto del mundo ignora. Cuando una inspectora de policía le obliga a evitar el último atentado de un asesino que amenaza con seguir atacando, Jamie no tardará en descubrir que el precio que debe pagar por su habilidad podría ser letal.

En plena noche, Mikel Santiago

Portada de 'En plena noche'

Mikel Santiago vuelve a ambientar su novela en el pueblo imaginario de Illumbre, donde transcurría su anterior libro, El mentirosoEn plena noche es una historia adictiva desde la primera página, con un argumento que bucea en las consecuencias-terribles- del pasado en el presente.

La novela viaja a los años 90 intentando descubrir el misterio de aquella noche que todos luchan por olvidar, en la que casi atropellan a un chico “con zapatillas blancas y plantado en mitad de una carretera”. Una imagen que bebe de una experiencia real del músico y escritor vasco. Un grupo de rock, un concierto y una chica desaparecida son parte de los ingredientes de este thriller que toca el peso de los secretos y “cómo nos queman por dentro y nos convierten en esclavos”. “Diego viaja al pasado y hay una especie de broma con la ropa, ya lo verán los lectores. Vuelve a las viejas rencillas de su pueblo y a la vida que ha dejado atrás. Una vuelta a las raíces”, señala Santiago.

Noticias

anterior siguiente