Enlaces accesibilidad

Biden pide al Congreso de EE.UU. que prohíba las armas de asalto tras el tiroteo en Colorado

  • Las declaraciones se producen después de que EE.UU. registrara dos tiroteos en menos de una semana

Por
Joe Biden durante un discurso en la Casa Blanca el sábado 6 de marzo de 2021. EFE/EPA/SHAWN THEW

El presidente de Estados UnidosJoe Biden, ha pedido este martes al Congreso que apruebe medidas para reforzar el control de armas en el país "inmediatamente", entre ellas la prohibición de las armas de asalto.

En declaraciones desde la Casa Blanca sobre el tiroteo este lunes en un supermercado en Colorado, en el que han muerto diez personas --entre ellas un agente de Policía--, el presidente de Estados Unidos ha subrayado que con el control de armas y aumentando los controles de antecedentes "podemos salvar vidas".

El tiroteo en Colorado se produce tan solo una semana después de los ataques a tres locales de masajes en Atlanta, donde murieron ocho personas --seis de ellas de origen asiático-- y a donde Biden y la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, viajaron este viernes para apoyar a la comunidad asiática.

"No necesito esperar un minuto más"

En un discurso antes de viajar al estado de Ohio, Biden ha asegurado que "no necesita esperar un minuto más" para tomar acciones "de sentido común que salven vidas en el futuro y para pedir a mis colegas de la Cámara y el Senado que actúen". "Debemos actuar. Debemos prohibir los rifles de asalto", ha aseverado el mandatario estadounidense.

El mandatario ha pedido que el Senado apruebe "inmediatamente" dos proyectos de ley que ya han recibido el visto bueno de la Cámara de Representantes y que "acabarían con los vacíos legales en el sistema de verificación de antecedentes" de los compradores de armas.

Por su parte, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, ha recalcado que Biden está considerando una serie de órdenes ejecutivas para abordar la violencia con armas, además de las propuestas legislativas. "Estamos considerando una serie de medidas", ha añadido.

Al menos diez muertos, entre ellos un policía, en un tiroteo en Colorado

Biden, quien asumió el cargo en enero, se enfrenta a una batalla para ganar la aprobación en el Congreso de las medidas relacionadas con las armas que prometió durante su campaña presidencial. Estados Unidos cuenta con la tasa más alta de posesión de armas por parte de civiles, según datos de RAND Corporation. Por su parte, la compañía Gun Violence Archive afirma que tan solo el año pasado en Estados Unidos hubo más de 43.000 muertes por armas de fuego.

Las declaraciones del presidente llegan después de que un hombre de 21 años, identificado como Ahmad Alissa, abriera fuego este lunes con un fusil de asalto en el interior de un supermercado en la ciudad de Boulder, en Colorado. El autor fue detenido tras el tiroteo y resultó herido en la pierna. Actualmente se encuentra ingresado en un hospital y se espera que sea trasladado a una cárcel del condado.

Prohibir de nuevo las armas de asalto

En 1994, Estados Unidos aprobó un veto federal a las armas de asalto que, según ha señalado Biden, "hizo que desplomaran los asesinatos masivos". Sin embargo, ese veto expiró en 2004 sin que el Congreso lo renovara. "Podemos prohibir de nuevo las armas de asalto y los cargadores de munición de gran capacidad en este país", ha subrayado el presidente.

El debate sobre el control de armas se reactiva en Estados Unidos de forma periódica cuando se producen tiroteos masivos. De hecho, el anterior presidente demócrata, Barack Obama, propuso en 2013 prohibir los rifles de asalto, así como otras 22 medidas para endurecer el control de armas, tras un tiroteo en un colegio en Newton, en el que murieron 27 personas, 20 de ellas niños.

Sin embargo, la Asociación Nacional del Rifle (NRA, según sus siglas en inglés) y sus poderosos aliados en el Congreso han impedido que se aprueben medidas de calado al respecto en los últimos años.

Noticias

anterior siguiente
-->