Enlaces accesibilidad
Cómic

'Un fantasma', ¿sacrificarías tu humanidad para sobrevivir?

  • Ambientado en un futuro cercano asolado por una pandemia, es el nuevo trabajo de Arnau Sanz
  • Más noticias sobre cómic en ‘El Cómic en RTVE.es’

Por
Viñeta de 'Un fantasma'

Antes de que se declarase la pandemia del coronavirus, el dibujante y músico Arnau Sanz Martínez (Barcelona, 1984) ya trabajaba en el cómic Un fantasma (Astiberri), ambientado en un futuro cercano en el que un extraño virus se ha extendido de forma global y un gobierno militar decide limpiar las zonas afectadas con un eficaz sistema: exterminando a toda la población. Un original cómic, tanto por su planteamiento como por su ejecución gráfica.

Y es que Arnau nos comenta que: “Desde el principio tuve claro que no quería hacer una historia de género con un enfoque clásico. Ya hay muchas películas, libros y tebeos que tratan el tema de una forma mejor de la que yo pudiese realizar. Así que intenté llevármelo a mí terreno: una historia dónde se muestra la relación entre dos personajes que en un principio poco o nada tienen que ver entre ellos. Y dónde el espacio futurista es algo más, no algo que condicione la historia, como pasa habitualmente”.

En cuanto a la relación de esta historia con el momento que vivimos actualmente, Arnau asegura que: “El cómic lo empecé a dibujar en el 2019, así que no tenía ni idea de lo que iba a pasar en los meses posteriores. La suerte que tuve es que en el cómic, el tema de esa especie de virus o esporas que hace que las plantas cambien, es algo casi anecdótico. Lo explico de forma muy breve en la primera página y después no hay más información”.

“Así también se muestra esa idea de colapso y de que tenemos la misma información sobre lo que ha pasado que nuestra protagonista. Lo hace real. Ni ella ni nosotros sabe lo que ha pasado. Lo importante es sobrevivir” –añade el dibujante-.

Página de 'Un fantasma'

Dos protagonistas... ¿antagónicos?

Arnau Sanz Martínez nos presenta a los protagonistas del cómic, empezando por esa joven que, prácticamente, se tiene que convertir en un fantasma para sobrevivir: “Por un lado tenemos a la protagonista -asegura Arnau-, una chica que está en su casa y que, de repente, escucha disparos. A partir de ahí la seguimos durante su escapada, vemos como se esconde y como se relaciona con otros huidos”.

"Por otro lado, tenemos al capitán que se encarga de la limpieza de las zonas y vive separado de su familia. Alrededor de estos personajes hay militares, médicos, un general, y personas que se cruzan durante meses y que, en la mayoría de casos, no volveremos a ver”.

Unos personajes que le sirven para estudiar los comportamientos humanos en situaciones extremas. De forma que las fronteras entre buenos y malos se van diluyendo. “En el libro vemos a personas haciendo cualquier cosa para sobrevivir –comenta Arnau-. Incluso explican que necesitaron un tiempo para algo tan sencillo como romper un cristal para coger comida de un supermercado”.

Me ha interesado trabajar la relación entre la educación y los valores cívicos, la moral y la desesperación. No creo que sea fácil renunciar a nuestra humanidad, y creo que hay dos opciones, morir de hambre o sobrevivir haciendo cosas de la que no nos sentimos orgullosos. No sé cuál elegiría yo” –concluye-.

Página de 'Un fantasma'

Un mundo gobernado por el poder militar

Este mundo en el que reina el caos no tarda en ser controlado por… ¿los militares?. “El poder militar pasa a tener el control de la situación –asegura Arnau-. Ese poder militar está controlado por intereses económicos y éstos por una especie de líder mesiánico”.

En cuanto a los paralelismos con el mundo actual Arnau asegura que: “No creo que estemos en este último punto, pero es innegable que existe una autoridad militar y que todo lo que nos gobierna tiene un interés económico y de poder personal”.

Página de 'Un fantasma'

Sus influencias

Habiendo tantas historias sobre futuros apocalípticos, preguntamos a Arnau si le ha influido alguna en especial: “He intentado no mirar demasiadas películas de ciencia ficción para no descentrarme de la historia. Pero he leído informes militares de misiones en la selva y en el desierto, blogs sobre plantas exóticas, libros sobre curas en zonas de guerra... información que me servía para entender qué situaciones podrían ser realistas en ese ambiente, y luego rebajarlas al nivel de usuario, para ver qué podría y qué no podría hacer nuestra protagonista en una situación donde tiene una herida o dónde la falta de higiene hace estragos en su cuerpo”.

Página de 'Un fantasma'

El color es el protagonista del cómic

Destacar que el color y las formas son los protagonistas del cómic, hasta el punto de que Arnau prescinde de las líneas: “A la hora de hacer los lápices, he dibujado como siempre. Después estuve unos meses haciendo páginas con plumilla y tinta china, y pintando con el ordenador, pero no terminaba de estar del todo contento. Le faltaba algo. Y un día, probando con el ordenador, quité la capa de la línea en el documento”.

“Me gustó, y empecé a hacer pruebas de colores para poder separar los personajes del fondo, y cuando lo conseguí, re dibujé y repinté todas las páginas que tenía hechas hasta el momento y seguí hasta el final. Ha sido parte de un proceso de prueba/cambio constante hasta conseguir algo de lo que me siento muy orgulloso y creo que a la gente le sorprenderá el resultado”.

Un color que cumple una función narrativa: “El color siempre ha tenido una gran importancia en mis historias –nos comenta Arnau-. Siempre he intentado que tengan fuerza narrativa y que sorprenda a la persona que abre el libro por primera vez”.

“En este caso –añade-, me sirve para separar momentos temporales -como el pasado y el presente-, los espacios -por ejemplo, dónde se esconde la protagonista y el cuartel general de los militares-, y los distintos rangos de los personajes -algunos con colores más llamativos y otros más planos-“.

Página de 'Un fantasma'

El coronavirus ha afectado a su carrera musical

Además de dibujante, Arnau es el batería de la banda barcelonesa Mujeres que, como todos los músicos ha visto como se cancelaban sus conciertos por el coronavirus, justo cuando acababan de sacar Siento muerte, su nuevo disco: “La gira se nos canceló completamente, pero decidimos sacar el disco igualmente ya que estábamos muy contentos con el resultado y no lo queríamos retrasar más. La respuesta de la gente fue excelente y, aunque pensábamos que no tocaríamos en todo el año, nos fueron llamando y pudimos tocar bastante más de lo que nos pensábamos, así que estamos contentos. Hemos grabado cuatro canciones hace unas semanas y esperamos poderlas enseñar dentro de poco”.

Preguntamos a Arnau qué música escuchaba mientras dibujaba Un fantasma. “He escuchado la banda sonora de la película Life, y a grupos comno Dead Moon, Sonic Boom…, entre otros.

“En cuanto a la banda sonora de este libro -añade-, podría ser algún vídeo de youtube dónde se ve alguien andando por un pueblo abandonado. No hay nada, es un poco triste, y pienso que así se sienten la protagonista de la historia y todos los personajes que se va encontrando por el camino”.

Sobre sus proyectos Arnau nos comenta que: “Estoy escribiendo un nuevo guion. Por ahora, simplemente estoy ordenando ideas y trabajando las relaciones entre los personajes”.

Por cierto, aprovechamos esta noticia para felicitar a la editorial Astiberri, que este 2021 celebra su 20 aniversario. 20 años ofreciendo grandes cómics de autores españoles e internacionales. 

Portada de 'Un fantasma'

Noticias

anterior siguiente