Enlaces accesibilidad

PSOE, Podemos y ERC ultiman un acuerdo para eliminar el castellano como lengua vehicular en la enseñanza

  • ​El texto todavía no está cerrado y se someterá a votación el jueves en la Ponencia de la Comisión de Educación del Congreso
  • La educación en castellano, según destacan fuentes parlamentarias, estaría garantizada

Por
La ministra de Educación, Isabel Celaá.
La ministra de Educación, Isabel Celaá.

Los grupos parlamentarios de PSOE, Unidas Podemos y ERC han presentado una enmienda conjunta a la reforma de la ley educativa --la denominada 'ley Celaá'-- que contempla la eliminación del castellano como lengua vehicular.

La iniciativa, impulsada por ERC, pretende introducir la posibilidad de que las comunidades autónomas puedan determinar cuál es la lengua vehicular de su territorio en el ámbito educativo, aunque la educación en castellano, según destacan fuentes parlamentarias a Europa Press, estaría garantizada.

El objetivo es blindar la inmersión lingüística en Cataluña, garantizar el conocimiento de todas las lenguas cooficiales del Estado y que la medida tenga encaje constitucional.

La 'ley Celaá' pasa el primer examen en el Congreso frente al rechazo de PP, Vox y Cs

El texto se someterá a votación este jueves

El texto, que todavía no está cerrado, se someterá a votación este jueves en la Ponencia de la Comisión de Educación del Congreso, donde este martes se están debatiendo las enmiendas presentadas a la reforma de la LOMCE, que ascienden a más de un millar.

En la actual ley educativa, la Lomce o ley Wert, se establece que "el castellano es lengua vehicular de la enseñanza en todo el Estado y las lenguas cooficiales lo son también en las respectivas Comunidades Autónomas, de acuerdo con sus Estatutos y normativa aplicable".

También obligaba a que "la Administración educativa deberá garantizar una oferta docente sostenida con fondos públicos en la que el castellano sea utilizado como lengua vehicular en una proporción razonable".

Corresponde, según la Lomce, a la Alta Inspección del Estado "velar por el cumplimiento de las normas sobre utilización de lengua vehicular en las enseñanzas básicas". Y aunque luego fue anulada por el Tribunal Constitucional, la conocida también como ley Wert establecía una disposición adicional 38 por la que las comunidades pagarían el centro concertado o privado a aquellas familias que no pudieran escolarizar sus hijos en un colegio público con el castellano como lengua vehicular.

Garantizará que los alumnos adquieran competencias "por igual"

Según ha recalcado a Efe la portavoz de Educación socialista en el Congreso, Luz Martínez Seijo, la reforma garantizará que los alumnos de comunidades autónomas con lengua cooficial adquieran competencias "por igual" del castellano y de la lengua correspondiente, a pesar de que se vaya a retirar de la norma el término de "lengua vehicular" para el español en la enseñanza.

"La lengua vehicular no es un término que aparezca en la Constitución", ha señalado Martínez Seijo, quien ha remarcado que se va a ser tan "garantista" en la enmienda a votar que en su punto uno se vuelve al marco Constitucional y a la los estatutos de autonomía, es decir, a los derechos recogidos en la Carta Magna.

Se busca asegurar "el derecho a estudiar y a aprender ambas lenguas por igual" y la ley Celaá garantizará que todos los alumnos adquieran ambas competencias lingüísticas, del castellano y de la lengua cooficial de su comunidad, ha insistido.

Además, en el "caso hipotético" de que se detectase que alguna de las dos lenguas está desequilibrada en la gestión de competencias, se establecerán "medidas compensatorias" para equilibrar la adquisición de competencias y que se garantice ese derecho, ha subrayado.

"Las lenguas tienen que ser motivo de cohesión, de cultura y, desde luego, de proceso de aprendizaje, pero nunca ni de disputa ni de enfrentamiento ni de nada por el estilo", ha enfatizado Martínez Seijo.

El Gobierno aspira al consenso

Por su parte, la ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha llamado a la prudencia, dado que aún no se ha votado: "Hay que esperar a los debates que se están produciendo en la propia Comisión a que lleguemos a un consenso lo más amplio posible para que haya perdurabilidad de la ley en los próximos años".

"Hay que dialogar con el conjunto de fuerzas políticas para intentar consensuar un texto que reconozca la libertad, la diversidad y la situación que vivimos en nuestro país, tanto en términos de pluralidad cultural, pluralidad lingüística... la capacidad, por tanto, de que cada uno, en función de la igualdad de oportunidades, se pueda expresar en las condiciones que le marca su territorio", ha señalado al ser preguntada por este tema en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Montero ha zanjado el tema recordado que "una ley de educación no es una ley más", sino que "es una de las leyes más importantes" que está actualmente impulsando el Gobierno en esta legislatura.

El PP ha preguntado este martes en el Senado por esta cuestión a la ministra de Educación, Isabel Celaá, pero esta se ha limitado a contestar el motivo de la pregunta registrada, que versaba sobre la educación concertada. La ministra ha pedido a los 'populares' que defiendan la educación pública, que "necesita defensa", para ser "potente, extraordinaria" y aportar "más seguridad a todos y valor a los más vulnerables".

También se han referido a este asunto desde Unidas Podemos, socio de Gobierno del PSOE. El portavoz de la formación en la Cámara Baja, Pablo Echenique, ha asegurado en el Congreso que Unidas Podemos no está en contra de la inmersión lingüística en Cataluña porque "garantiza la igualdad de oportunidades para las familias trabajadoras", si bien ha reconocido que no conoce los detalles de la enmienda.

El PP lo tilda de "atropello"

La portavoz de Educación del PP en el Congreso, Sandra Moneo, ha tildado de "atropello" el acuerdo entre PSOE, Unidas Podemos y ERC de excluir el castellano como lengua vehicular y cree que "vulnera los más esenciales principios de derechos y libertades que recoge la Carta Magna".

"El futuro de las generaciones no puede usarse como moneda de cambio para que Sánchez pueda seguir en la Moncloa" ha advertido Moneo, tras asegurar que el PP siempre ha defendido un "bilingüismo integrador", como contempla la Constitución, que habla del castellano como lengua oficial del Estado y proclama como cooficiales el resto de las lenguas en las respectivas comunidades autónomas.

La portavoz de Educación del PP ha advertido que su partido defenderá los citados derechos constitucionales "hasta el final presentando las iniciativas que sean necesarias".

También ha criticado a PSOE, Unidas Podemos y sus socios por "dar un paso más para acabar con las libertades de las familias", al denunciar que si se aprueba la Lomloe se "habrá hecho realidad la eterna aspiración de la izquierda", que, según Moneo, es acabar con la escuela concertada y con el derecho que tienen los padres a elegir el colegio de sus hijos.

Noticias

anterior siguiente