Enlaces accesibilidad
Francia

Al menos tres muertos en un "ataque terrorista islamista" con cuchillo en una iglesia en Niza

  • El presunto agresor, un joven tunecino de 21 años, ha sido trasladado a un hospital herido de bala
  • Francia ha decretado el nivel máximo de alerta terrorista en todo el país y se desplegarán 7.000 soldados 

Por
Al menos tres muertos en un atentado yihadista en Niza

El terrorismo islamista ha vuelto a golpear a Francia. Tres personas, un hombre y dos mujeres, han muerto en un atentado con un cuchillo en la Basílica de Notre Dame en la ciudad de Niza, en la costa azul del país. También se ha registrado un ataque con arma blanca en un consulado francés de Yeda (Arabia Saudí), unos hechos que se están investigando. 

Francia ha elevado el nivel de alerta máxima por terrorismo en toda la nación, ya que estos atentados se producen en medio de una ola de condenas a lo largo de todo el mundo árabe contra el uso de las caricaturas de Mahoma. 

"Una vez más nuestro país se ha visto afectado por un ataque terrorista islamista", ha afirmado Macron en una intervención desde el lugar de los hechos en Niza, donde ha expresado el apoyo de "toda la nación" a los católicos y a esta ciudad del sur de Francia, atacada por tercera vez por el terrorismo.

"Claramente es Francia la que se ha visto atacada. Si nos atacan es por nuestros valores, por nuestro deseo de libertad, por la posibilidad de creer con libertad y no ceder al terror. No cederemos nada", ha manifestado Macron.

Según fuentes cercanas al caso citadas por la agencia francesa AFP, el presunto agresor es Brahim Aouissaoui, un joven tunecino de 21 años, que entró en Europa hace un mes a través de la isla italiana de Lampedusa.

Hace apenas dos semanas el profesor de Secundaria Samuel Paty fue decapitado en la periferia de París al mostrar en sus clases las caricaturas del profeta. El presunto agresor fue abatido a tiros por la policía francesa, en un suceso que ha causado una gran conmoción en el país.

"No paró de gritar Alá es grande"

El ataque de Niza se ha producido a primera hora de este jueves cuando un hombre ha entrado en esta iglesia católica situada en el centro de la ciudad y ha apuñalado a varias personas. Una feligresa de 60 años ha sido decapitada, mientras que el sacristán, de 55 años, murió tras un "corte profundo en la garganta". La tercera victima es una mujer de 44 años que huyó a un restaurante cercano pero murió poco después por la gravedad de las heridas. según el fiscal nacional antiterrorista, Jean-François Ricard.

El presunto agresor, que también ha resultado gravemente herido de bala por la policía, ya ha sido detenido y trasladado a un hospital, según Ricard. Aouissaoui, que desembarcó en Bari (Italia) el pasado 9 de octubre, se encontraba en Francia de manera irregular y no estaba fichado por la policía francesa. 

El alcalde de Niza, Christian Estrosi, ha explicado en redes sociales cómo se desarrolló el ataque: "No paró de gritar Alá es grande mientras los servicios de seguridad lo intentaba neutralizar", ha señalado sobre el detenido.

El atacante estuvo menos de media hora dentro de la iglesia y portaba más cuchillos que no llegó a usar. Fue abatido, primero con pistolas eléctricas y luego con otras normales, por cuatro agentes de policía, que según Ricard evitaron una cifra de víctimas "aún más dramática" con una acción "heroica". La Fiscalía ha abierto una investigación por varios cargos relacionados con el terrorismo, entre ellos tres asesinatos.

No es la primera vez que Niza sufre la violencia terrorista. En 2016, un camión arrolló a una multitud durante la celebración del Día de la Bastilla del 14 de julio, el día de la fiesta nacional de Francia. 84 personas murieron, entre ellas varios niños, en un nuevo atentado reivindicado por el Estado Islámico.

Francia eleva al máximo el nivel de alerta terrorista

El primer ministro, Jean Castex, ha anunciado que ha elevado el nivel de alerta terrorista en todo el país a "urgencia" tras el ataque y el primer ministro ha anunciado un Consejo de Defensa extraordinario para este viernes. Ante la Asamblea Nacional, Castex consideró "innoble, bárbaro y abyecto" el suceso y prometió una respuesta "firme, implacable e inmediata". Desde el momento del ataque todas las iglesias de Niza han quedado bajo vigilancia por el temor a que puedan producirse nuevos ataques.

Este nivel de vigilancia es el máximo de la escala, previsto para momentos de riesgo de amenaza terrorista "inminente" o después de que se produzca un ataque. Tiene duración limitada en el tiempo y se permiten medidas excepcionales de alerta a la población.

Además, Macron ha anunciado que desplegará 7.000 soldados en suelo francés, con la misión de proteger las escuelas y los centros de culto como las iglesias en las celebraciones de Todos los Santos. El presidente francés ha apelado a la unidad de los frances, "sea cual sea su religión", y ha pedido "no ceder al espíritu de división". 

Este viernes se convocará el Consejo de Defensa para aplicar nuevas medidas, aunque todavía no se han concretado.

Jesús Núñez, experto en terrorismo: "No estamos ante un choque de civilizaciones"

Condena unánime

El atentado fue condenado de forma unánime por todo el país, incluyendo el Consejo Francés del Culto Musulmán, cuyo presidente, Mohammed Moussaoui, manifestó su solidaridad con las víctimas de "este acto abyecto" y con la comunidad católica. La Conferencia Episcopal de Francia pidió que todas las iglesias del país hagan sonar sus campanas hoy a las 15.00 horas en señal de homenaje a las víctimas.

Se ha pronunciado también el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, que a través de un portavoz ha condenado firmemente este "ataque odioso". Las muestras de apoyo han llegado desde la Unión Europea y países como Alemania, Reino Unido o España.

"Seguiremos defendiendo la libertad, nuestros valores democráticos, la paz y seguridad de nuestra ciudadanía. Unidos frente al terror y el odio. Mi afecto y solidaridad con las víctimas del ataque perpetrado hoy a las puertas de la iglesia de Notre-Dame en Niza", ha escrito el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez.

Los países de mayoría musulmana también han condenado el ataque, después de días donde la tensión ha ido en aumento con Francia por la defensa por parte de Macron de la libertad de difundir caricaturas de Mahoma. El presidente turco llegó a sugerir al presidente francés que acudiera a "terapia mental" y comparó los musulmanes en Francia con los judíos en Europa antes del Holocausto, pero ahora ha mostrado su solidaridad con las víctimas.

Los países musulmanes cambian sus críticas por mensajes de solidaridad con Francia

Ataque con cuchillo en Yeda 

Este jueves también las fuerzas de seguridad saudíes han detenido a un ciudadano que atacó con un objeto punzante a un guarda de seguridad del consulado francés en la ciudad de Yeda, en el oeste de Arabia Saudí, que ha resultado herido leve, según ha informado la agencia oficial SPA.

La Policía de la provincia de Meca "arrestó a un ciudadano que atacó a un guardia de seguridad en el consulado de Francia con un objeto punzante y que resultó herido leve", según SPA, y la embajada de Francia ha condenado firmemente este ataque contra una legación diplomática "que nada puede justificar", han señalado. También Macron ha condenado el atentado en su intervención desde Niza.

En Aviñón, al suroeste del país, un hombre ha sido abatido, después de que hubiera amenazado con un cuchillo a unos agentes. A pesar de que en un primer momento parecía tratarse de un atentado islamista, los investigadores descartan una motivación terrorista. "El hombre tenía un seguimiento psiquiátrico y ha mostrado propósitos incoherentes", ha explicado el fiscal de Aviñón a la agencia AFP.

Noticias

anterior siguiente