Enlaces accesibilidad

El Gobierno francés demanda al portal de noticias Mediapart por su cobertura en el caso del profesor decapitado

  • El término "barbarie policial" ha indignado al ministro de Interior, Gérald Darmanin, que ha interpuesto la denuncia por difamación
  • Siete personas han sido detenidas, incluidos dos menores por haber identificado a la víctima ante el asesino a cambio de dinero

Por
El ministro del Interior francés, Gerald Darmanin, llega para una reunión en el Palacio del Elíseo en París, Francia.
El ministro del Interior francés, Gerald Darmanin, llega para una reunión en el Palacio del Elíseo en París, Francia. EFE / IAN LANGSDON

El ministro del Interior francés, Gérald Darmanin, ha interpuesto este miércoles una demanda contra el portal de noticias Mediapart por su cobertura sobre el asesinato del profesor Samuel Paty, decapitado tras mostrar a en una clase caricaturas de Mahoma. El Ejecutivo francés ha tomado esta decisión tras la publicación de un artículo que califica de "barbarie policial" las operaciones "antiterroristas" llevadas a cabo tras el asesinato. 

La demanda por difamación ha sido presentada contra el texto titulado 'Ejecución sumaria del sospechoso: ¿nuevo estándar de terrorismo?'.

 "Cuando se trata de terrorismo, es decir, un crimen cometido por un musulmán contra un no musulmán, la policía parece tener el derecho o incluso el deber de matar", afirma el artículo en referencia al autor del ataque, abatido más tarde por los agentes. "No se puede condenar la barbarie terrorista y al mismo tiempo suscribirse a la barbarie policial sin estar en contradicción consigo mismo o sin dar la espalda a la República Francesa", agrega. 

El Ejecutivo defiende la labor de los agentes

La utilización del término "barbarie policial" ha indignado al ministro que ha defendido en todo momento la labor de los agentes. 

Además, el artículo ha desatado la polémica en las redes sociales por tener un planteamiento que muchos han calificado de "provocador". 

El asesinato del profesor ha conmocionado a Francia, donde más de 250 personas han muerto en ataques perpetrados por extremistas islámicos durante los últimos años.

Siete imputados por el ataque

Siete personas han sido imputadas este miércoles por su implicación en el atentado de Samuel Paty en la región de París, incluidos dos menores por haber identificado a la víctima ante el asesino a cambio de dinero.

La Fiscalía Nacional Antiterrorista ha indicado en un comunicado divulgado en la noche del miércoles al jueves que esos dos menores han quedado en libertad bajo control judicial, acusados de complicidad en un asesinato terrorista, mientras que los otros cinco ingresaron en prisión.

De estos cinco, cuatro han sido inculpados por ese mismo delito de complicidad en un asesinato terrorista, mientras al quinto, identificado como Yussuf C. por la Fiscalía Nacional Antiterrorista, se le reprocha el cargo de pertenencia a una organización terrorista criminal.

Brahim Chnina, padre de una alumna del colegio en el que trabajaba Paty, que lanzó una campaña contra el profesor asesinado, y Abdelhakim Sefrioui, un conocido activista de tendencia integrista que le asistió en esa campaña en redes sociales, son dos de los procesados por complicidad.

Los otros dos son Naïm B. et Azim E., amigos del asesino, el joven checheno Abdoullakh Anzorov, que fue abatido por la policía poco después de haber matado al profesor en las proximidades del colegio en el que trabajaba en la localidad de Conflans Sainte Honorine, en el departamento de Yvelines.

También era un amigo de Anzorov, Yussuf C., el único de los siete acusados al que no se le reprocha simplemente haber sido cómplice, sino directamente de terrorismo.

Todas esas imputaciones se conocieron pocas horas después de un homenaje nacional a Paty en la Universidad de la Sorbona presidido por el jefe del Estado francés, Emmanuel Macron, que le impuso a título póstumo la Legión de Honor, la máxima distinción oficial del país.

Noticias

anterior siguiente