Enlaces accesibilidad

Cómic

Seis clásicos del cómic para sobrellevar los calores de agosto

  • Os ofrecemos una seleción de tomos recopilatorios que destacan por su calidad 
  • Más noticias sobre cómic en 'El Cómic en RTVE.es'

Por
Detalle de la portada del primer número del 'Motorista Fantasma' Panini

Para los que estáis de vacaciones en agosto os hemos preparado una selección de cinco tomos integrales de grandes clásicos del cómic (añejos y actuales), que destacan por su calidad artistica y literaria, pero también por sus excelentes ediciones. Tomos de los que todavía no habíamos podido hablar y que os garantizarán horas de buena lectura. Sobre todo son de horror, un género ideal para las noches de insomnio veraniego. Y destacamos dos mangas que han sido incluídos en la lista de 35 esenciales de este primer semestre de 2020 de la ACDCómic.

'Los muertos vivientes' (Integral 8)

 

Portada del octavo volumen de 'Los muertos vivientes'

Posiblemente el clásico moderno más leído y de mayor éxito del cómic de este siglo XXI, que se mantuvo 16 años en la lista de los cómics más vendidos de EE.UU. (2003-2019), que inició la actual oleada de zombis, que ha dado lugar a varias series de televisión y que está a punto de saltar al cine. La edición integral de Los muertos vivientes  (Planeta Cómic) llega a su sorprendente final con este octavo volumen lleno de acción y suspense y en el que conoceremos el nuevo orden mundial y el destino final de Rick, de su hijo y del resto de esos personajes inolvidables. Ya os garantizamos que no todos sobrevivirán. 

Un cómic que convirtió en estrellas a sus autores, el guionista Robert Kirkman y los dibujantes Charlie Adlar y Tony Moore. y que ha recibido varios premios Eisner. Lo curioso es que Kirkman decidió finalizar la serie, en el número 192, por sorpresa y cuando seguía siendo uno de los cómics más vendidos en Estados Unidos. Una inteligente decisión, ya que nos permite disfrutar de una historia cerrada recogida en estos ocho volúmenes de lujo que destacan por sus numerosos e interesantes extras. Si queréis más historias de este universo siempre podéis seguir las series de televisión, pero da gusto completar una colección que se ha mantenido en lo más alto durante 16 años y antes de su posible decadencia. Por cierto, es curioso cómo el género de los zombis se suele adelantar a las cosas, como a una pandemia mundial como la que vivimos ahora.

'El asombroso Spiderman: Las tiras de prensa 1977-1979'

Portada de 'El asombroso Spiderman: Las tiras de prensa 1977-1979'

No es la primera vez que las tiras de prensa de Spiderman se intentan publicar en españa pero nunca se ha logrado completarlas. Esperemos que esta vez sea diferente porque nos hayamos ante unos cómics indispensables en la historia del trepamuros. De momento el primer volumen de la colección El asombroso Spiderman: Las tiras de prensa 1977-1979 (Panini) contiene las tiras publicadas entre enero de 1977 y enero de 1979. Una versión más adulta, social y comprometida del personaje realizada por dos de los autores más importantes de su historia: su creador literario, Stan lee, y uno de los mejores dibujantes del personaje, John Romita, que también fue director de arte de Marvel durante muchos años.

Stan Lee siempre quiso que sus personajes llegaran a los periódicos (lo que aseguraba más dinero y prestigio que los cómics). Conan y Howard el pato lo intentaron pero solo lo consiguió Spiderman. Una tira que, al estar dirigida a un público más adulto, estaba muy anclada en la actualidad y presentaba muchas diferencias con los cómics. Por ejemplo, el doctor Muerte era un "terrorista internacional" (en vez de un monarca) y se incluían cameos de famosos de la época como Woody Allen, Farrah Fawcett-Majors, John Travolta, Robert Redford, Charles Bronson.... Un cómic imprescindible para cualquier aficionado al personaje, en el que destacan los maravillosos dibujos de John Romita, para muchos el artista definitivo del tepamuros.

'Cráter', de Osamu Tezuka

Portada de 'Cráter'

Osamu Tezuka es el autor de cómic más famoso de Japón, lo que le llevó a ser conocido como "el dios del manga". Tras la Segunda Guerra Mundial los mangas prácticamente habían desaparecido cuando empezó a dibujar sus historias, que impactaron enseguida por su cinematográfica forma de narrar, inspirándose en el cine y la animación. Y demostró su maestría en todos los géneros, desde el infantil y juvenil (Astroboy, Kimba, el león blanco), hasta historias adultas y complejas como Adolf, Oda a kirihito o Fénix.  Además su obra es tan extensa como variada, por lo que todavía nos quedan muchas sorpresas por descubrir. Como Cráter (Planeta Cómic), que estaba inédita en España. Un manga que ha sido incluído en la lista de los 35 cómic esenciales del primer semestre de 2020, de la ACDCómic.

Cráter es una antología de 17 cómics cortos de Tezuka publicados en 1969 y que presentan una amplia gama de temas y personajes. Desde el horror y el misterio hasta la ciencia ficción. Cada una de ellas es una auténtica sorpresa llena de misterio y acción como solo sabía hacer el maestro. Así, nos encontramos a personajes que pueden retroceder en el tiempo e intentan arrreglar su vida una y otra vez (mucho antes de Atrapado en el tiempo), y otras historias de fantasmas, gánsters, extraterrestres, viajes espaciales... Cómics muy adelantados a su época en todos los aspectos, porque no parecía haber límites para la imaginación de este autor que nunca dejó de sorprendernos con cada uno de sus trabajos. Un volumen imprescindible para cualquier aficionado al cómic y, especialmente, al manga.

'Los sentimientos de Miyoko en Asagaya'

Portada de 'Los sentimientos de Miyoko en Asagaya'

Los sentimientos de Miyoko en Asagaya (Gallo Nero) es una recopilación de relatos cortos sobre la vida de una pareja en el bohemio barrio de Asagaya, en la zona oeste de Tokio. Un manga que tiene mucho de autobiográfico, de Shin´ichi Abe, uno de esos autores malditos con una vida marcada por el fracaso y las adicciones y con una obra tan escasa como interesante, entre la que destaca este cómic. Un retrato de un artista joven que sobrevive con su novia en un Japón humillado por la derrota, tras la Segunda guerra Mundial, y hundido en la depresión económica y moral. Un retrato sincero y brutal de los sueños, ilusiones y frustraciones de un artista que, pese a todas las dificulatades, quiere publicar su obra.

Una lectura dura y apasionante que no es apta para todos los públicos; pero si entráis en el universo de Abe os aseguro que el viaje valdrá la pena. Un manga en el que se mezclan el arte y la vida, hasta el punto de que es imposible separarlos. Un relato en el que asistimos al gradual deterioro mental de un genio y de la inquebrantable devoción de su paciente esposa y musa. Por cierto que este manga fue pionero en ofrecer el punto de vista de las mujeres, porque en aquella época no tenían ningún tipo de protagonismo y en esta historia hay dos capítulos que se desarrollan desde el punto de vista de la pareja del protagonista, la Miyoko del título. Agradecer a Gallo Nero que siga apostando por joyas como esta, que también figura en la lista de "Esencialles" del primer semestre de 2020 de la ACDCómic.

'Criaturas del pantano'

Portada de 'Criaturas del pantano'

Diabolo Ediciones sigue regalándonos algunos de los mejores clásicos del terror y el suspense dentro de su colección Biblioteca de cómics de terror de los años 50, que está dedicada a los cómics que se publicaron antes de que la censura prohibiera todo tipo de monstruos en los tebeos norteamericanos. Tras los volúmenes dedicados a Haunted Love, Frankenstein, Zombis y Momias, le llega el turno a Criaturas del pantano, los abuelos de la popular Swamp Thing. Una excelente recopilación de historias inéditas en España de grandes autores de la época, como Basil Wolverton, Harry Harrison, Jack Katz, Lou Cameron y muchos otros.

Destacar el estupendo prólogo de Stephen R. Bissette, el dibujante más destacado de la etapa de Alan Moore en Swamp Thing, que lanzaría al estrellato al guionista británico. Stephen incluye sus propios dibujos de Swamp Thing y hace un interesante repaso a las criaturas más destacadas que salieron de ciénagas y pantanos. Unos cómics fantásticos que suelen acabar con desenlaces inesperado, propios del géner,o y que tienen esa mezcla de terror e inocencia que los sigue haciendo muy especiales. La excelente edición de Diábolo también incluye portadas de cómics de la época, que son realmente alucinantes.  Y de entre todos esos alucinantes monstruos pantanosos nos quedamos con el de Basil Wolverton, un artista especialmente dotado para el terror (y el humor).

'Marvel Limited Edition: Motorista Fantasma. Arranque'

Portada de 'Marvel Limited Edition: Motorista Fantasma. Arranque'

Ha costado, porque Marvel no había reeditado los cómics originales, pero por fin tenemos el primer volumen de Marvel Limited Edition: Motorista Fantasma (Panini/SD), una de las colecciones míticas de los años 70 que mezcló el horror y las road movies, que tanto estaban de moda en esos años. El personaje nació dentro de la línea de terror que Marvel lanzó coincidiendo con el final de la censura del Comics Code Authority. De hecho, fue la colección más longeva de la línea junto con el Drácula de Marv Wolfman y Gene Colan. El Motorista Fantasma fue creado por el guionista Gary Friedrich y el dibujante Mike Ploog, uno de los grandes del género que también se encargó de estupandas etapas en las colecciones de Frankenstein, el Hombre Lobo Man Thing. Y que creó una de las imágenes más impactantes de la historia del cómic, con ese cráneo llameante del protagonista. Es una pena que estuviera tan poco en la colección pero los dibujantes que le siguen en este volumen también son muy buenos (Tom Sutton, Jim Mooney, Herb Trimpe)

Los primeros números, incluídos en este volumen, se inscribieron en el género de terror. El protagonista, Johnny Blaze, era el mejor motorista acrobático del mundo, hasta que hace un pacto con el diablo para evitar la muerte de su padre. Pero ya sabemos lo traicionero que puede ser el demonio y, cuando no cumple su promesa, Blaze se resiste a darle su alma. El resultado es que acaba poseído por un demonio infernal que tiene el aspecto de un esqueleto en llamas, pero en vez de ser una fuerza del mal se convierte en un justiciero sobre ruedas. El éxito de series como El fugitivo y películas como Easy Rider hizo que la serie se alejase del terror para convertirse en un road cómic en el que el protagonista recorría Estados Unidos "desfaciendo entuertos" gracias a su alter ego. Uno de los personajes más potentes de Marvel que merecía mejor suerte en el cine que cargar con Nicolas Cage.

Noticias

anterior siguiente