Enlaces accesibilidad

Los taxistas de Madrid se manifiestan para pedir al Ayuntamiento que adapte la oferta a la crisis sanitaria

Por
Los taxistas convocan una manifestación para adaptar la oferta a la crisis

Miles de taxistas se han manifestado este martes con su coche por el centro de Madrid y han copado el Paseo del Prado para reclamar al Ayuntamiento de Madrid que menos vehículos se vean obligados a prestar servicio ante la falta de demanda por la bajada de la actividad económica en la ciudad por la crisis sanitaria del coronavirus.

La protesta, que ha sido convocada por la Federación Profesional del Taxi de Madrid (FPTM) y Élite Taxi, ha transcurrido sin incidentes entre las 10:00 y las 12:00 horas y ha realizado un recorrido circular con inicio y final en la plaza de Cibeles, recorriendo el paseo de Recoletos y las calles Goya, Serrano y Alcalá, en el que los taxistas han ocupado los carriles del circuito mientras tocaban el claxon de sus coches en señal de protesta.

Las asociaciones del sector del taxi vienen reclamando desde semanas atrás ajustar la regulación de su actividad a la demanda existente en la actualidad, mermada especialmente por la mínima afluencia de viajeros por la pandemia del coronavirus y por la cancelación de eventos con afluencia masiva de gente como conciertos, congresos, ferias o competiciones deportivas.

"Se trata de regular una medida provisional y coyuntural, que sea efectiva los meses de julio y septiembre porque en agosto ya estamos regulados a un 50% por período estival", ha explicado a los medios de comunicación el presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, Julio Sanz, quien ha criticado la postura de "desprecio" del Consistorio hacia el sector.

Limitación de la flota

Ha indicado que son 15.723 taxis los que están en las calles de Madrid prestando servicios que la Comunidad de Madrid aconseja realizar "sin aire acondicionado" por riesgo de contagio por la COVID-19, a "temperaturas sofocantes" y con solo un 30% de ocupación de paradas, por lo que un 70% de taxistas están "dando vueltas por Madrid" sin realizar servicios.

"Estamos solicitando que nuestro regulador, que es el Ayuntamiento, determine cómo y de qué manera hay que prestar servicio, mientras todas las empresas están limitando su oferta al servicio, el Ayuntamiento hace dejación de funciones" ha aseverado Sanz, que especifica que el sector solo pide medidas coyunturales ante la situación de crisis sanitaria.

Desde el sector critican que los taxistas "se expongan innecesariamente a contraer o propagar" la COVID-19, por lo que han pedido que se mantenga la limitación de la flota en un 40% o ir al 50% con una revisión semanal, en lugar de obligar a que todos los vehículos circulen.  "Nos lanza a la calle cuando no hay trabajo", ha protestado.

Los taxistas entienden que el Consistorio debe regular el número de taxis en lugar de dejarles "tirados en la calle", "estorbando en la vía pública y creando problemas", además de sufriendo multas cuando no están debidamente estacionados.

Sanz entiende que teniendo en cuenta que con un "15% de actividad no tiene sentido" sacar todos los coches a la calle, ya que "no hay espacio material" para que los vehículos estén aparcados.

Es por ello que ha instado al alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, a tomar medidas similares a Barcelona y Valencia y que atienda a la petición del "92% del sector" y ajuste la oferta. "Estar aglomerados en la T-4 del aeropuerto 800 compañeros, ocho horas compartiendo una parada sin ni siquiera unos baños o una cafetería. ¡Qué pintamos la totalidad de la flota dando vueltas por la ciudad sin tener trabajo! No tiene sentido", ha remarcado Sanz.

Por su parte, el presidente de Élite Madrid, Luis García, ha señalado que la manifestación ha sido un "éxito" en cuanto a seguimiento y a la hora de "visualizar" la problemática del sector, que está "muy enfadado".

"El Ayuntamiento no se puede poner de perfil, no nos pueden dejar en la calle dando vueltas", ha censurado García, quien cree que los taxistas no tienen espacio suficiente para ocupar las paradas cuando no hay demanda, por lo que están haciendo un circuito "en vacío" y por eso le pide al Consistorio que tome medidas para ayudarles a "salir de esta situación de una manera digna".

Modificar la ordenanza lleva tiempo

Por su parte desde el Consistorio, el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, ha asegurado que estarían "dispuestos" a "eximir" a los taxistas de la obligación de trabajar cinco días a la semana y que sea "voluntario" poner en circulación el vehículo, al no poder, como quiere el sector, reducir la flota al 50% ante la escasa demanda generada por la crisis del coronavirus.

Esa reducción de la flota fue posible durante el estado de alarma, pero al haber decaído el periodo de excepcionalidad para regular el sector el Consistorio tiene que "modificar la ordenanza, que conlleva varios meses de plazo, por tanto, en el corto plazo no podemos hacer la regulación que ellos solicitan", según ha explicado Carabante.

Ante ello, Sanz ha indicado que ya que van a plantear una medida que "prevé la ordenanza de Movilidad", la limitación de horas de trabajo, durante el período estival tiene "potestad" para poder limitar la oferta. Por último, ha descartado en cualquier caso una huelga o unos paros similares a los que protagonizaron el pasado año frente a Ifema.

El alcalde de Madrid ha afirmado que dialogarán con el sector lo que "sea necesario", pero ha vuelto a asegurar que desde la Corporación municipal no tienen la "capacidad normativa" para poder reducir la flota. Además, ya dejó caer el pasado viernes que el Gobierno municipal "no puede obligar a no trabajar a quien quiere hacerlo".

Noticias

anterior siguiente