Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Reino Unido vuelve a confinar Leicester ante su alta tasa de contagio

Por
Leicester, zona 'cero' del rebrote británico de coronavirus

El Gobierno británico ha vuelto a imponer desde este martes el confinamiento a la ciudad de Leicester, cuya tasa de contagios por coronavirus SARS-CoV-2 es mucho más elevada que en el resto del país.

El Reino Unido ha optado por las medidas locales para frenar los brotes, mientras el resto del país continúa el proceso de desconfinamiento gradual y este sábado se abrirán bares y restaurantes. 

Sin embargo, en la localidad del centro de Inglaterra, con unos 400.000 habitantes, y en las áreas circundantes del condado de Leicestershire, las tiendas no esenciales, que ya estaban abiertas, deberán volver a cerrar, así como también lo harán los colegios. Por tanto, las nuevas medidas de alivio, con reapertura de 'pubs', restaurantes y hoteles, que los británicos esperan para el 4 de julio, no podrán aplicarse en esta zona.

Este es el primer confinamiento a nivel local desde que el Gobierno británico empezara este mes con la lenta suavización de las restricciones de movimiento impuestas a finales de marzo para contener la pandemia del coronavirus en el Reino Unido.

Las medidas impuestas en Leicester permanecerán en vigor durante al menos dos semanas, si bien serán revisadas de manera regular, con la posibilidad de extender el confinamiento si resulta necesario para contener los brotes, ha indicado el ministro de Sanidad, Matt Hancock.

El 10% de los nuevos casos positivos

El ministro ha alertado de que la tasa de contagio de los últimos siete días en Leicester era de 135 casos por cada 100.000 personas, esto es, un valor tres veces más alto que la siguiente ciudad británica en el ranking. Actualmente, representa el 10% de los nuevos casos positivos de la última semana.

De acuerdo con las autoridades municipales de la ciudad, desde el comienzo de la pandemia en marzo, Leicester ha registrado 3.216 casos confirmados, de los que 944 han sido en las últimas dos semanas.

"Dado el creciente brote en Leicester, no podemos recomendar que la flexibilización del confinamiento prevista para el 4 de julio se produzca en Leicester", ha afirmado Hancock en el Parlamento.

Hancock ha instado a los ciudadanos a evitar todos los viajes no esenciales desde y hacia Leicester, así como los traslados dentro del área. "Recomendamos a la población en Leicester que se quede en casa todo lo que pueda", ha pedido.

Según ha explicado Hancock, los colegios han sido cerrados dado que los menores han resultado particularmente afectados por el brote y hay riesgo de que éstos puedan contagiar a otras personas.

"Para ser claros, los niños tienen un riesgo muy bajo de sufrir de la COVID, pero hemos estado mirando la proporción de niños que han dado positivo y, por lo tanto, de transmitir la enfermedad", ha explicado Hancock en la cámara baja.

Según las últimas cifras oficiales, el Reino Unido registró este lunes 25 nuevas muertes por COVID-19 y de 815 contagios de la enfermedad en 24 horas. El Reino Unido ha sido el país europeo más afectado por la pandemia de coronavirus en términos absolutos, con 43.659 fallecidos y 31.3467 contagios.

Noticias

anterior siguiente