Enlaces accesibilidad
Coronavirus

El Gobierno simulará una pandemia en La Gomera para probar su aplicación de rastreo de casos COVID-19

Por
El plan piloto de una app para rastrear contagios se desarrollará en la localidad de San Sebastián de La Gomera.
El plan piloto de una app para rastrear contagios se desarrollará en la localidad de San Sebastián de La Gomera. iSTOCK

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes un contrato con la empresa tecnológica Indra para diseñar, desarrollar y evaluar la prueba piloto de una aplicación de rastreo a través del teléfono móvil que permitirá notificar a los usuarios si han estado en contacto con algún positivo de COVID-19. Este piloto se llevará a cabo en la isla canaria de La Gomera, y por primera vez simulará una pandemia para valorar la efectividad de la aplicación.

La prueba está impulsada por el Ministerio de Asuntos Económicos y de Transformación Digital, en coordinación con el Servicio de Salud de Canarias, y se pondrá en marcha entre el 26 de junio y el 16 de julio. Según han expresado fuentes del Gobierno, el objetivo después es tener la aplicación disponible "para septiembre u octubre", lo que a su juicio permitiría estar mejor preparados ante una posible segunda ola epidémica.

La nueva aplicación se basará en la tecnología Bluetooth, que permitirá que dos usuarios intercambien datos de manera anónima, mediante sus teléfonos móviles, cuando estén a menos de dos metros de distancia durante al menos quince minutos. En realidad, los terminales captarán un código encriptado, una identificación efímera que cambia constantemente. En caso de que uno de los dos usuarios dé positivo por coronavirus con posterioridad, tiene la posibilidad de introducir el resultado en su aplicación y esta informará siempre de forma anónima a las personas con las que haya tenido contacto.

La aplicación empleará el protocolo DP-3T (Rastreo de Proximidad Descentralizado para preservar la privacidad), que está integrado con el sistema de Apple y Google y en principio es el más garante con los derechos de los usuarios. Estos dos gigantes tecnológicos, que acaparan prácticamente la totalidad de los sistemas operativos utilizados en los teléfonos móviles de todo el mundo, han trabajado durante los últimos meses en un protocolo común que permita interactuar a las aplicaciones de los diferentes países.

Garantías de privacidad fijadas por Bruselas

Hay que tener en cuenta que la Agencia Europea de Protección de Datos prioriza la intimidad de los usuarios. Esto significa que nadie está obligado a descargar ni usar la aplicación. Por ello, el cotejo de datos y análisis de riesgo se lleva a cabo siempre en el móvil del usuario y no en un servidor, lo que garantiza la privacidad. Esta aplicación cumple, por tanto, con todas las garantías fijadas por la normativa europea.

Además, Bruselas rechaza un seguimiento por geolocalización de las personas, por ejemplo, con GPS. En el caso de la nueva aplicación, esta función la cumplirá el propio Bluetooth, que mediante un nuevo protocolo se utilizará por primera vez para medir distancias. Según han explicado fuentes gubernamentales, la principal dificultad ha residido en la calibración de distancias mediante esta tecnología, puesto que "la fiabilidad en la medida era un aspecto clave".

La decisión sobre si esta aplicación se implantará en el resto de España se adoptará una vez concluida y evaluada la prueba piloto en un escenario real. La última palabra la tendrán las comunidades autónomas, puesto que el objetivo final es integrar la aplicación en los diferentes sistemas sanitarios que dependen de cada una de ellas.

En estos momentos, "la mayoría de países europeos se encuentran en fases similares del desarrollo de herramientas de alerta de contagios", según las fuentes, que han aludido a Francia, Italia o Alemania, que las han lanzado en las últimas semanas.

España es el cuarto país del mundo en lanzar un piloto con la API (Interfaz de Programación de Aplicaciones) de Apple y Google. De ellos, este será el primer piloto que incide en la experiencia de usuario y el único que simula contagios, lo que permitirá recabar datos de mayor calidad. 

Unas 3.000 descargas para arrancar

Durante el piloto de esta herramienta se pondrá a prueba su experiencia de uso para validar que es comprensible y manejable para la ciudadanía. Además se comprobará su funcionamiento a través de identificadores ficticios, con positivos y negativos generados, de forma que se pueda comprobar cómo funciona el sistema de notificaciones ajustando su umbral operativo para evitar que haya distorsiones en un futuro escenario real.

Fuentes del Gobierno han explicado que se desarrollará en la capital la isla, San Sebastián de La Gomera, ya que la clave "es tener un piloto en un entorno geográfico controlado", que además contemple la presencia de turistas. En principio, se considera que la muestra sería representativa si esta aplicación se la descargaran cerca de 3.000 personas. Si alcanza esa cifra, la idea sería introducir unos 300 contagiados simulados, aproximadamenre el 10% de la muestra.

Noticias

anterior siguiente