Enlaces accesibilidad

'La cicatriz' y 'Barrera', dos estupendos cómics sobre la frontera entre México y Estados Unidos

  • La cicatriz es un cómic periodístico de Ferraris y Chioca
  • Barrera es una obra de ciencia ficción política de Vaughan, Martín y Vicente
  • Más noticias sobre cómic en El cómic en RTVE.es

Por
Página de 'La cicatriz' Barbara Fiore Editora

Si hay algo que nos esta enseñado esta crisis del coronavirus es que las fronteras humanas no sirven para detener los problemas universales, como las pandemias. Aún así, Donald Trump sigue construyendo un muro para impedir que los Mexicanos lleguen a Estados Unidos. Un muro que, en definitiva, mantenga a los pobres alejados de los ricos. Un miedo a la pobreza y a los extranjeros que no es exclusivo de Estados Unidos, como también hemos visto con la crisis migratoria en Europa.

Ahora dos excelentes cómics nos hablan de esa frontera de dos formas muy diferentes pero igual de interesantesLa cicatriz. En la frontera entre México y Estados Unidos (Barbara Fiore Editora), una aproximación periodística al problema; y Barrera (Gigamesh), una obra que usa la ciencia ficción para hablarnos de problemas muy reales.

'La cicatriz. En la frontera entre México y Estados Unidos'

Portada de 'La cicatriz'

Más que un cómic, La cicatriz. En la frontera entre México y Estados Unidos (Bárbara Fiore Editora), es un reportaje periodístico sobre la situación que se vive a ambos lados de la frontera entre México y Estados Unidos. Sus autores, Andrea Ferraris y Renato Chiocca viajaron a Tucson y a Nogales para hablar con los que viven bajo la sombra de este muro: una zona de guerra en tierra de nadie.

Su experiencia la recogen en esta estupenda novela gráfica que muestra una realidad terrible sin recurrir al sentimentalismo ni a la lágrima fácil. Describen esos tres mil doscientos kilómetros de muro que separan ambos países como una profunda herida alrededor de la que se alterna la oscuridad y la luz. La violencia y la humanidad, a través de las historias de esos mexicanos que intentan cruzar la frontera.

Así, nos recuerdan la historia de Toñito, el joven de 16 años que recibió diez disparos por la espalda a manos de un agente de la patrulla fronteriza de EE. UU. Su muerte fue reconocida como un asesinato transfronterizo.

Página de 'La cicatriz'

Los autores también entrevistan a un grupo de voluntarios (los samaritanos) que proporcionan asistencia médica y provisiones a los migrantes indocumentados que cruzan a diario el desierto de Sonora, uno de los más calurosos y grandes del mundo.

Y nos descubren muchos datos que no sabíamos: por ejemplo la cantidad de personas que mueren de hambre y de sed (al intentar cruzar el desierto), o al ser mordidos por serpientes o escorpiones. Además los heridos suelen ser abandonados por los grupos a su suerte y mueren solos en el desierto.

Página de 'La cicatriz'

Destacar los testimonios de todos los protagonistas, como el de uno de los samaritanos que nos cuenta cómo marcan las rutas que suelen seguir los migrantes, fijándose en los restos de comida y ropa que van dejando. Y el de un artista que también marca, con una cruz, donde encuentran los cadáveres de los mexicanos que pierden la vida en el intento. En cuatro años llevaba puestas 550 cruces.

Lo más curioso del cómic es que esos 3.200 kilómetros de muro terminan repentinamente y cualquiera puede cruzar la frontera con un simple paso.

Destacar la humanidad de este cómic y los estupendos dibujos a carboncillo, que pasan de la luminosidad de los momentos más esperanzadores al más oscuro expresionismo, en los momentos más duros. Un tebeo imprescindible que pone rostro a los migrantes y nos recuerda que los muros no son la solución. 

Página de 'La cicatriz'

'Barrera'

El guionista Brian K.Vaughan (Saga), el dibujante Marcos Martín y la colorista Muntsa Vicente forman uno de los equipos más sólidos del cómic actual y son la cabeza visible de Panel Syndicate, una web que ofrece sus propios cómics online y que ya consiguió un gran éxito con otro trabajo de estos autores The private eye (2015), ganadora del Eisner al mejor webcómic. Ahora repiten con Barrera, que aquí edita Gigamesh en un fantástico volumen, un cómic ambientado en la frontera de Estados Unidos y México que usa la ciencia ficción para hablar de los problemas de la zona. Y que el guionista describe como "una historia de violencia, lengua e inmigración ilegal".

Portada de 'Barrera'

Lo que más nos llama la atención es que el cómic no está traducido, de forma que los norteamericanos hablan en inglés y los mexicanos en español (aunque los diálogos no sean muy difíciles de entender). Y es que ese tema del lenguaje es fundamental en la historia que nos quieren contar. Para destacar que, todas esas "barreras" que nos separan (de ahí el título), como la cultura y el idioma, son barreras que podemos superar si ponemos voluntad. Y, a pesar de nuestras diferencias, siempre tenemos que intentar entendernos.

El cómic nos cuenta la historia de Óscar, un migrante que deja atrás San Pedro Sula para buscar una vida mejor, lejos de la miseria. En el otro lado de la frontera se encuentra Liddy, una mujer decidida a proteger su rancho de los carteles de la droga. En un principio ambos se enfrentarán por una serie de equívocos y por esas diferencias culturales y lingüísticas que señalábamos, pero la aparición de unos extraterrestres les harán unirse y superar todos esos problemas de comunicación para demostrar que, en el fondo, todos los seres humanos nos parecemos y tenemos los mismos sueños. 

Página de 'Barrera'

La diferencia es que unos somos más afortunados que otros. Pero... poneos por un momento en la piel de esos migrantes que huyen de la pobreza en busca de un futuro mejor. ¿No haríais lo mismo en su lugar?

Un cómic fantástico que logra mezclar la crítica social y la ciencia ficción en una historia trepidante y que nos hace reflexionar. Lo que ha valido a sus autores el premio Harvey a la mejor serie digital.

Destacar los fantásticos dibujos de Marcos Martín, uno de los mejores dibujantes de la actualidad, y el fantástico color de Muntsa Vicente. Ambos nacidos en Barcelona pero reconocidos y premiados internacionalmente en el mundo del cómic.

Dos cómics tan diferentes como imprescindibles para recordar que las barreras, las cicatrices, no benefician a nadie.

Página de 'Barrera'

Noticias

anterior siguiente