Enlaces accesibilidad

Italia supera los 20.000 muertos con coronavirus tras una Semana Santa que deja un repunte de víctimas

Por
Coronavirus en Italia: Agentes de policía patriullan a caballo en Villa Borghese, en Roma.
Agentes de policía patriullan a caballo en Villa Borghese, en Roma. EFE

La Semana Santa parece haber dejado su efecto estadístico en el recuento de fallecidos con COVID-19 en Italia, dentro de la tendencia a la mejoría en las cifras de la última semana, caracterizada por el incremento de recuperados y un desahogo en las UCI. Sin embargo, tras los pasados días festivos -este lunes aún es no laborable en Italia-, los fallecidos con coronavirus superaron la barrera de los 20.000, al alcanzar los 20.465. El recuento en las últimas 24 horas informa de 566 nuevos fallecidos, una cifra muy superior a los 431 del domingo, que fue la más baja en las últimas tres semanas, y que puede interpretarse por el conocido "efecto fin de semana", que trae a los lunes y los martes el recuento de casos y fallecidos de fechas anteriores.

Un indicio de este efecto puede ser también que el número total de casos se situó en las 159.516 personas, lo que supone un aumento de 3.153 en el último día, confirmando la tendencia de reducción de contagios de los últimos días, según los datos ofrecidos por el jefe de Protección Civil, Angelo Borrelli, en su boletín diario presentado en el 35º día de confinamiento en el país.

Del mismo modo, el número de personas actualmente con coronavirus en Italia es de 103.616, con un aumento de 1.363 respecto al domingo, cifra menor que los días anteriores. De ellas, 72.333 están aisladas en sus casas con síntomas leves (el 70% del total), 28.023 ingresadas en los hospitales (176 más que el día anterior) y 3.260 en cuidados intensivos, lo que supone 83 personas menos que en la víspera, y el décimo día consecutivo que bajan los ingresados en UCI.

En lo que se refiere a los pacientes que han superado la enfermedad, otros 1.224 han recibido el alta, por lo que 35.425 personas han superado ya el COVID-19 en Italia desde que comenzó la pandemia.

Otra buena noticia en la evolución del coronavirus SARS-CoV-2 en Italia es que la tasa de resultados positivos en los test de diagnóstico está en torno al 10%, muy por debajo del 30% de los peores días, en un momento en el que se hacen muchas más pruebas que entonce. Las autoridades italianas informan de que se han realizado hasta la fecha 1.046.910 test.

El confinamiento no se puede relajar

Pese a que todos los días se buscan en los datos motivos para la confianza, las autoridades se mantienen firmes en no relajar el confinamiento y el drástico bloqueo de actividades, más allá de abrir a partir del martes algunos negocios, como librerías. El Gobierno italiano prolongó hasta el 3 de mayo las medidas de confinamiento de las personas en sus domicilios y el cierre de todas las actividades no esenciales.

"Todavía estamos en la 'fase uno', no hay duda", ha insistido el profesor Gianni Rezza, del Consejo Técnico Científico que asesora al Gobierno, al comparecer en la conferencia de prensa diaria de Protección Civil.

"Hay signos positivos, pero el número de muertes sigue siendo alto", señaló Rezza, aunque ha explicado que hay que tener en cuenta que los decesos corresponden a personas que se han infectado semanas antes y que los nuevos casos de contagios tampoco son "nuevos", ya que hay que tener en cuenta el periodo de incubación.

Abren librerías y algunos otros negocios

El nuevo decreto que prolonga el confinamiento en Italia empieza a aplicarse el martes, que empieza a aplicarse el martes, ya que hoy es festivo en Italia, permitirá solo la apertura de algunos pocos negocios, algo casi simbólico y experimental. Se trata de las librerías, papelerías, tiendas de ropa para niños y algunos servicios forestales, que se suman a las tiendas de primera necesidad aún en activo, como supermercados o farmacias.

El primer ministro, Giuseppe Conte, ha rechazado por el momento abrir industrias y otras actividades, a pesar de las presiones económicas.

"Por el momento, cualquier hipótesis es prematura", ha respondido el jefe de Protección Civil a una pregunta sobre la posible reapertura de algunas cadenas de producción en las próximas semanas. "El grupo de trabajo está ultimando un informe, y después tendrá que venir una decisión política", añadió.

Diferentes regiones, diferentes medidas

Algunas regiones, dentro de sus competencias, han adoptado algunas medidas diferentes. Por ejemplo, Lombardía, la más afectada por la epidemia -ha superado los 60.000 casos y registra casi 11.000 fallecidos, más de la mitad de los del todo el país- no permitirá la apertura de las librerías y papelerías, en contra de las disposiciones anunciadas por el Gobierno central.

"Nuestro esfuerzo está dando resultados positivos, los datos de las primeras semanas previeron escenarios escalofriantes si no se hubieran adoptado medidas... Nuestras ordenanzas siempre han sido más restrictivas que las nacionales y han llevado a una disminución en el contagio", ha argumentado el asesor regional de Salud, Giulio Gallera.

En cambio, en Véneto -la cuarta región con más casos, 14.251, 174 nuevos este lunes, y un total de 882 fallecidos, 26 más que el domingo-, el presidente regional, Luca Zaia, ha aprobado flexibilizar algunas restricciones de movimiento, se permitirán mercados al aire libre, y salir a hacer ejercicio ya no estará limitado a 200 metros de casa, si bien las mascarillas y guantes serán obligatorios.

Noticias

anterior siguiente